Más artículos

Mastercard aprovecha "siesta" de Visa en innovación: ahorrás 50%, pagás con contactless y la usarás como SUBE

Mastercard aprovecha "siesta" de Visa en innovación: ahorrás 50%, pagás con contactless y la usarás como SUBE
La marca de los dos círculos va por todo en el mercado argentino aprovechando el retraso de su principal competidor. Y comparte las claves de su éxito
Por Alejandro D'Agostino
15.02.2019 06.00hs Economía Digital

Mientras a nivel global se baten en una puja millonaria para quedarse con una startup tecnológica que promete grandes ganancias a futuro, Visa y Mastercard juegan un partido aparte para la transformación digital de sus negocios en la Argentina.

En efecto, la marca de los dos círculos ya se aventajó en el marcador y promete liderar la avanzada de las nuevas formas de pago.

 

Mastercard abrió el score el año pasado, cuando lanzó las tarjetas contactless, una tecnología superadora al chip y la banda magnética que se basa en los siguientes pilares:

- El cliente apoya la tarjeta sobre el lector para abonar, sin necesidad de entregarla a un tercero.

- El plástico tiene un chip con datos encriptados que permiten que no se "clone" la tarjeta.

- La operación no requiere la presentación del DNI. Tampoco la emisión del cupón ni la firma del cliente en operaciones de hasta $1.000.

- Las tarjetas se pueden "virtualizar" en una billetera electrónica, permitiendo abonar al colocar el celular sobre la terminal.

Dentro de la banca argentina, dan cuenta del "atraso" local de la marca más utilizada en el mundo.

"Mastercard bajó el año pasado un mandato a toda la región para migrar los plásticos a contactless. Visa se 'durmió', lo hizo recién ahora", señala a iProUP una alta fuente de uno de los bancos privados más importantes del país.

Lo cierto es que el plan digital de Mastercard está en marcha desde hace rato y el recambio de plásticos es solo una pequeña parte.

La otra muestra de su gran apuesta al mercado argentino consistió en interpretar el fuerte avance de las fintech durante 2018. Tal es así que es la tarjeta "preferida" por estas startups, como Mercado Pago (en alianza con Banco Patagonia), Ualá y Wilobank. Este último, hasta incoporó el contactless.

En cambio, Visa fue más tímida en este sector y recién en 2018 se decidió a formar parte de este boom junto a Brubank, el banco 100% digital fundado por el ex Citibank Juan Bruchou.

A toda velocidad

Hoy, Mastercard es la única tarjeta contactless del mercado y viene jugando fuerte desde hace tiempo, más allá de la inminente implementación de esta tecnología por parte de su competidora.

En este sentido, lanzó la "Semana Contactless", una promoción que se repite todos los meses y que ofrece hasta 50% de ahorro para quienes abonen bajo esta modalidad en estaciones de servicio, cadenas de farmacias y locales de comidas, entre otros comercios adheridos. Y es acumulable con otros decuentos.

"Para introducir una nueva tecnología e inducir un nuevo comportamiento, lanzamos promociones muy agresivas que llamen la atención. Suele registrarse un salto enorme en las ventas, ya que el nivel de transacciones queda más alto al final de la promoción que al inicio. Hay un residual que se sostiene en el tiempo", explica Martín Lang, Country Manager para la Argentina de Mastercard.

En diálogo con iProUP, el directivo señala que el próximo será extender el servicio a tarjetas de débito y con saldo prepago. También asegura que lograron crear un "círculo virtuoso" con bancos y comercios, ya que ahora los "van a buscar" para aprovechar las ventajas del contactless.

En esta cruzada para extender el servicio, la compañía también aprovecha el abanico de herramientas que promueve la transformación digital.

"Usamos toda la potencia de plataforma de Mastercard con big data. Cruzamos la información sobre en qué negocios les interesaba a nuestros clientes contar con estos beneficios y así apalancamos que se 'encuentren' las tarjetas con las terminales", explica Nicolás Ingaramo, Gerente de Cuentas de la empresa, a iProUP.

Mastercard acumula cerca de 500.000 cuentas "sin contacto" en la Argentina, un número que Lang considera todavía "bajo" para las decenas de millones que componen su parque de plásticos. A partir de ello, se entusiasma por el potencial de la evolución de esta modalidad.

"La migración a contactless muestra una tasa de crecimiento mucho más alta que la que registró el cambio de banda magnética a chip", destaca el directivo.

Además, Ingaramo apunta que esta tecnología está disponible en todos los productos de la marca, desde Platinum, Black y Gold, y en varias de las compañías que promueven la inclusión financiera, como Wilobank.

Se trata de otro diferencial con respecto a su competidor, ya que los bancos están priorizando a los clientes de mayores ingresos para reemplazar automáticamente las Visa contactless, mientras que el resto de los usuarios deberá esperar a la renovación.

"Tanto en terminales, como en tarjetas, estamos muy avanzados. 2018 fue el año de la adopción; 2019, el del reemplazo de plásticos y la mejora continua de la experiencia del usuario frente a la terminal", agrega Ingaramo.

Más por venir

Mastercard tiene más de un año de ventaja con respecto a Visa y American Express y no duda en aprovecharla. Mientras estas últimas recién están introduciendo sus tarjetas contactless, la compañía de los dos círculos ya piensa en lo que viene.

Dentro de su plan estratégico, apuntan a ser el "hub" de pagos electrónicos de sus clientes, más allá del QR, ya que aseguran que la tecnología sin contacto será claramente una propuesta superadora.

"Si bien se desarrolla fuertemente, está atomizado: el QR de la Argentina sólo se puede usar en este país", afirma Lang. Y contrasta: "Los argentinos usaron contactless en 65 países. Hemos tenido turistas de 45 países que lo aprovecharon aquí. Esto habla a las claras de su interoperabilidad".

En este sentido, Ingaramo remarca que esta tecnología es un "punto crítico" en el camino de la convergencia digital. Y anticipa la posible llegada de los grandes jugadores internacionales del mercado de pagos móviles.

"En Australia, España y el Reino Unido el pago con teléfono tiene alta popularidad porque anteriormente existieron las tarjetas contactless. Este salto nos ayuda a empezar a pensar en que estamos preparando la infraestructura, porque hoy esas terminales permiten que alguien abone con Apple Pay, Samsung Pay y Apple Pay", explica.

Lang asegura que los bancos quieren armar su propia billetera con el sistema NFC, el chip incluido en algunos teléfonos de gamas media y alta que virtualizar la tarjeta en una app. Aunque aclara que en los países donde existen los métodos de cobro de las bigtech, el 90% de las transacciones se sigue realizando con los plásticos.

"Para el pago en celular, tenemos una estrategia de tokenización. Es decir, el encriptado del número de la tarjeta en el teléfono móvil para que esa información no pueda ser leída. Es un paso necesario para la irrupción de las billeteras virtuales", remarca Ingaramo.

Además de esto, Lang reconoce que la compañía apuesta fuertemente por potenciar su plataforma y tecnología para ser protagonista dentro del comercio electrónico, ya que proyecta que su curva de uso "se cruzará con la del comercio físico el año que viene o el próximo".

La estrategia digital de la empresa, además, no deja ningún rincón por explorar. De hecho, persigue otro objetivo para que todo argentino opere bajo el sistema contactless.

"Un factor importante en la industria es incorporar al transporte para la aceptación de la tarjeta en lugar de la SUBE. Queremos integrar todas las soluciones de medios de pago en un sólo lugar", anticipa a iProUP.

Se despertó el gigante

El fuerte avance de Mastercard en la Argentina encendió las luces de alerta en Visa Internacional. En este sentido, la compañía anunció la llegada de su red de pagos VisaNet.

Esto está apalancado en la posibilidad de la "multiadquiriencia". Es decir, los nuevos equipos POS de Prisma y First Data podrán incluir a VisaNet u otros proveedores para procesar los cobros. Ambas empresas están ampliando la instalación de sus dispositivos en los comercios.

"En un futuro cercano, los usuarios de Visa y los comercios accederán a servicios más sofisticados, como las billeteras digitales, pagos directos entre personas y nuevas soluciones, como el uso de tokens para dispositivos conectados", afirmó la compañía hace unos días a iProUP.

En este marco, VisaNet analiza implementar los cobros desde celulares, autos y relojes inteligentes. La firma afirma a iProUP que hasta los electrodomésticos podrán ser utilizados para abonar compras de manera no presencial.

Por ejemplo, una heladera inteligente puede combinar la plataforma de VisaNet y la app de un supermercado para que el usuario pida aquellos alimentos en cuanto detecte faltantes, realice la operación a través de la pantalla del electrodoméstico y los reciba en su hogar.

Asimismo, la compañía abrió a nivel global esta plataforma a los programadores independientes para permitirles el desarrollo de soluciones de pago que se "embeban" en cualquier tipo de dispositivo conectado a Internet.

La revolución contactless reeditará la pelea entre los terminales de pago más usados por los comercios: LaPos, de Prisma; y POSNet, de la estadounidense First Data.

También será el terreno elegido por Mastercard en su ambicioso plan para ser el principal jugador en el mercado transaccional de la Argentina. Por lo pronto, fue el primero en dar el puntapié inicial y cuenta en su favvor con una amplia ventaja para lograr ese contenido.

Te puede interesar