Ya no dan solo una cuenta gratis: cómo las fintech "apuran" a los bancos con una nueva ola de beneficios y servicios

Ya no dan solo una cuenta gratis: cómo las fintech "apuran" a los bancos con una nueva ola de beneficios y servicios
El segmento fintech está cada vez más maduro en Argentina, y las empresas del sector compiten cada vez más fuerte con la banca tradicional
Por Juan Silvestrini
25.11.2021 06.07hs Economía Digital

Empezaron silbando bajito, con funciones acotadas pero una premisa clara. ¿Su objetivo? Lograr la inclusión financiera, reducir el uso de efectivo y enfocarse en un segmento históricamente excluido del sistema tradicional a partir de una oferta que para los bancos era impensada: cero costos de apertura de cuentas y mantenimiento gratuito

El segmento fintech está cada vez más maduro en Argentina. No solo porque hay cerca de 300 empresas que casi cuadruplican las 79 entidades (entre bancos y financieras) con licencias del Banco Central y las instituciones 4.0 ya suman 12 millones de cuentas, sino porque el concepto de plataformas de finanzas digitales ya está cada vez más arraigado en la población.

Las empresas se dieron cuenta de ello y saben que queda mucho camino por recorrer. "Lo que se ve es un reflejo de la madurez, tanto de la oferta como de la demanda. En un mercado donde las necesidades financieras más básicas no están suplidas, modelos de fintechs ágiles y básicos tuvieron mucho asidero", asegura a iProUP Ignacio Carballo, director del Ecosistema Fintech de la UCA.

 

Sin embargo, el especialista remarca que, a medida que el mercado empezó a satisfacer estas necesidades financieras básicas, el sector comenzó a profundizar su desarrollo y las empresas comenzaron a sumar más beneficios y servicios

"Algunas van a la adquiriencia, otras suman pagos de servicios, créditos o inversiones, y están las que se involucran con temas más modernos como las cripto. Y las que van por todo", suma Carballo.

De esta forma, el segmento fintech argentino vio cómo de a poco empezó una agresiva ola de promociones, funcionalidades, beneficios por compras, integración con criptomonedas y otros recursos de las fintech que ponen contra las cuerdas al sistema bancario más tradicional.

Club de beneficios

Si bien es verdad que la gran pionera para el desarrollo de todo el segmento fue Mercado Pago, hay otras firmas que pisaron el acelerador y que cuentan con un gran portfolio de productos, servicios y beneficios para salir a la conquista de los usuarios.

Una de ellas, y la más importante detrás del unicornio, es Ualá. La firma comandada por Pierpaolo Barbieri entró al sector con un producto que, para muchos, no iba a tener éxito. "La gente del mercado financiero argentino se reía de nosotros. Nos decía: ‘¿Por qué vas a hacer una tarjeta gratuita si la gente paga?’", recuerda en charla con iProUP Barbieri. Y les demostró que estaban equivocados.

Tanto es así que la fintech no para de crecer e incluso abrió su nueva sede en México y tiene un ambicioso plan de expansión por delante. Además, desde su lanzamiento sumó inversiones, un ecosistema de pagos y compras con importantes alianzas comerciales, descuentos y cuentas para adolescentes. Y como su última gran apuesta introdujo Ualá+, un programa de beneficios para sus usuarios.

"Argentina será el único país en el que los usuarios tendrán puntos por vender, no solo por comprar", señala el propio Barbieri. Ualá+ permitirá acumular puntos de manera inmediata por cada transacción que se realice en la app para así acceder a recompensas. La firma abrió una lista para quienes quieran acceder a una versión exclusiva de prueba, en la que se anotaron más de 50.000 personas. El servicio se irá habilitando de forma escalonada.

"Con esta iniciativa, buscamos robustecer nuestra propuesta de valor y recompensar el uso de los productos que ofrece el ecosistema. Además, lleva al siguiente nivel nuestra oferta de promociones y alianzas poniendo al usuario en el centro y ofreciendo mejores beneficios por ser parte de Ualá", revelan a iProUP desde la compañía.

"Lo importante es que no van a tener que pagar nada para ser parte de este nuevo programa", señala Barbieri, quien remarca orgulloso: "El 25% del país ya tiene Ualá".

Cuentas para menores, servicios y más

El objetivo de las fintech siempre estuvo claro: atacar a los segmentos no bancarizados de la población. Incluyendo a los adolescentes, una franja a la que ahora Mercado Pago apunta sus cañones, siguiendo la tendencia que había iniciado Ualá.

María Victoria Minassian, Sr. Manager de Mercado Pago, comenta a iProUP que significa una "enorme oportunidad" para facilitar el acceso de millones de menores al mundo financiero a partir de una herramienta gratuita y fácil de usar, aprendiendo a controlar sus gastos y llevando registro de sus consumos de una forma muy segura sin usar efectivo.

"En Argentina hay unos 3,5 millones los menores en este rango de edad, de los cuales el 92% ya cuenta con un teléfono celular. Este lanzamiento nos posibilita ampliar la propuesta de la cuenta digital para promover la inclusión financiera de cada vez más personas y hoy celebramos que los menores de 13 a 17 años pueden tener su propia cuenta Mercado Pago", explica Minassian.

Por si fuera poco, la fintech de Galperin ya cuenta con un gran abanico de herramientas en su billetera: ciclo completo de transacciones (con pagos, ahorro, inversión y crédito); fue pionera en el uso con QR, links de pago y extracción de efectivo; financiación en cuotas y, recientemente sumó la oferta de seguros.

"A su vez, la app de Mercado Pago le permite a los comercios tener un canal para compartir sus beneficios: 'Locales y descuentos cerca tuyo' es un canal promocional gratuito para que promocionen rebajas diseñadas por ellos mismos", cuentan desde la fintech.

Otra de las fintech que apuesta a las promociones es Moni, que si bien está potenciando su billetera, tarjeta prepaga y pagos con QR, comenzó como una plataforma de préstamos rápidos y sencillos.

Desde su lanzamiento, la fintech apuntó al segmento sub-bancarizados. Es decir, a personas que no alcanzaban el estatus de sujetos de crédito para entidades tradicionales y que, si bien tienen una cuenta bancaria, no acceden a otros servicios como tarjeta de crédito o préstamos personales al carecer de un historial financiero.

"La principal ventaja de Moni, respecto del sistema de préstamos tradicional radica en la facilidad del proceso y en que los clientes pueden acceder a opciones de créditos de otorgamiento inmediato y acreditación en cuenta en forma instantánea, cumpliendo muy pocos requisitos", cuenta a iProUP Juan Pablo Bruzzo, CEO de Moni.

Para el otorgamiento, utiliza una herramienta innovadora basada en algoritmos de machine learning que permite predecir el perfil de riesgo de cada solicitante haciendo uso de la analítica de big data.

¿Mercado saturado? No (todavía)

Ante la explosión de este segmento, hay una pregunta que aparece en el horizonte: ¿hay mercado para todos? En este camino, se dieron algunos movimientos que ponen de manifiesto el estado del sector. El gran ejemplo es la adquisición de Wilobank –primer banco digital argentino– por parte de Ualá.

Si bien desde la fintech no pueden dar detalles de esta operación, afirman que está en pleno proceso regulatorio. "Estamos convencidos de que la competencia fortalece al sector: nos desafía y sube la vara, especialmente en Argentina donde el desarrollo de tecnología es de primer nivel y hay muchos y muy buenos jugadores", aseguran.

"En segmentos de mercado emergentes, como el fintech, es normal que en ese proceso de maduración se den alianzas, fusiones y compras, que reconfiguren el escenario. En la medida en que se haga más competitivo entre los diferentes jugadores, se va a forzar a una diferenciación", anticipa Bruzzo.

Anticipa que las empresas se irán focalizando en distintos tipos de clientes. Por ejemplo, algunas en profesionales y autónomos; otras en brindar servicios de seguros o bien en una billetera multiservicios con crédito disponible. "Algunas apuntarán a incorporar todas las prestaciones posibles, ofreciendo un producto integral que resuelva todas las necesidades financieras de sus usuarios", completa Bruzzo.

Es así que las fintech alcanzaron un punto de madurez en el que las cuentas gratuitas son moneda corriente y comenzaron a brindar todo tipo de opciones para competir por una comunidad de usuarios cada vez más madura.

Carballo, por su parte, indica a iProUP que "no hay un camino claro para la competencia", sino que las empresas se están concentrando cada vez más en especializarse. Además, confirma que se ve una "madurez tanto de la oferta como de los consumidores".

Desde Mercado Pago añaden que hay una gran oportunidad de crecimiento. "En Argentina, ocho de cada 10 pagos se realizan en efectivo. El verdadero objetivo continúa siendo incluir a cada vez más personas en el sistema financiero formal y disminuir el uso de efectivo, no solo en el país, sino también en la región", indican.

Por su parte, el CEO de Moni afirma que "el mercado local está en pleno crecimiento y expansión. Aún no ha llegado a su madurez y esto se debe no tanto a la adopción de las billeteras digitales, sino a la frecuencia y periodicidad de su uso".

"Es un mercado de altísimo potencial porque se busca incluir a grandes segmentos de individuos desatendidos por el sistema bancario tradicional, lo cual implica agrandar la torta. En qué medida se logre esa inclusión financiera especialmente en la base de la pirámide, dependerá cuán saturado o no esté el mercado de jugadores".

"Las personas eligen con sus clics y valoran a quien les ofrezca la mejor tecnología al costo más bajo", concluyen desde Ualá.

Es así que la torta –que históricamente repartió sus porciones entre los bancos– suma comensales que, a paso firme, buscan morder cada vez más a fuerza de más y mejores productos y servicios.