Expertos revelan por qué la IA, Blockchain y la energía 4.0 son la mejor inversión a futuro

Expertos revelan por qué la IA, Blockchain y la energía 4.0 son la mejor inversión a futuro
Las inversiones temáticas generan un descomunal atractivo para todo tipo de inversores alrededor del mundo en los últimos años. Los detalles
Por iProUP
20.10.2021 19.21hs Economía Digital

La segunda edición de The New Era, el foro sobre inversión temática que organizan Allianz Global Investors, AXA Investment Managers y BNY Mellon IM evidencia que las grandes inversiones están enfocadas en el largo plazo.

La estrategia basada en grandes temas permite una serie de ventajas como la posibilidad de ser totalmente activos como inversores, además de no tener ninguna restricción en términos geográficos o sectoriales. 

Según Juan Carlos Domínguez, codirector general en AXA IM en España y Portugal, las inversiones temáticas se pueden englobar en los conceptos de evolución demográfica y revolución tecnológica: "son tendencias de muy largo plazo que se han acelerado con la aparición del COVID-19".

"Por ejemplo, la pandemia ha provocado que se hayan adelantado 7 años la incorporación digital de las herramientas del teletrabajo", ejemplificó Domínguez.

En esta línea hay 3 grandes tendencias que pueden tener potencial durante los próximos años, mediante fondos de inversión: transformación a energías limpias, blockchain e inteligencia artificial. 

La transformación energética a través de empresas de menor capitalización en los mercados

Para Domínguez la apuesta por las energías limpias con un enfoque transformador y de impacto representa un gran potencial a largo plazo. "Estas son transporte de bajas emisiones, energía (renovables, desarrollo de tecnología para edificios eficientes), agricultura (invertimos en compañías que facilitan cada vez más eficientes) y la preservación de recursos naturales (gestión del agua, reciclaje, etc.)", analizó el directivo de AXA IM. 

 

"Cada millón de euros invertido en el fondo en los últimos 12 meses supone que hemos eliminado 200 toneladas de CO2 a la atmósfera", aseguró Domínguez.

En el desglose por sectores dentro del fondo el industrial es el que más pesa (35%), seguido de materiales (15%), y tecnología (22%). La mayoría de la rentabilidad del fondo viene de la mano de las small y mid caps (empresas de pequeña y mediana capitalización).

Aprovechar la revolución blockchain para invertir 

Ralph Elder, director general de BNY Mellon IM para España y América Latina, aseguró que hay que invertir en la tecnología blockchain.

"Para nosotros la tecnología blockchain puede ser una de las tecnologías tan revolucionarias como fue internet en su momento y por eso BNY Innovation Blockchain Fund es una gran alternativa". añadió.

 

"La blockchain permite verificación consensuada, descentralizada (por lo que es imposible de hackear, es inalterable, y segura, ya que ofrece un registro con características muy fuertes de seguridad digital", agregó Elder. 

En el caso del blockchain la evolución ya está delante del mundo de la inversión. Según el ejecutivo, los sistemas financieros se convierten en el pilar de esta tecnología y no solo con criptomonedas. Ya hay un banco en Nueva York que utiliza blockchain para hacer transacciones en tiempo real de sus clientes. 

El siguiente pilar es el blockchain corporativo. "Un ejemplo, es una cafetería conocida en Estados Unidos que empezó a ofrecer a sus clientes el grano directamente a la taza de café. Entonces, la compañía creó un QR bajo la tecnología blockchain que explicaba la trazabilidad clara de dónde llegaba el grano de café hasta su posterior consumo (la granja, el granjero, el transporte, etc.)", describió. Y a esto se suman los activos tokenizados, que proporcionan mayor liquidez. 

Y no es lo único para Elder. "Esta tecnología permite un enorme crecimiento en áreas como la sanidad, que será más fácil la trazabilidad del historial médico, o también en el sistema de votación, el seguimiento de criminales o la identidad personal", añadió. 

Se estima que el blockchain representará un valor de mercado de u$s37,5 mil millones para 2030. De hecho, la previsión es que un 10% de la riqueza del mundo se administre bajo tecnología blockchain

La inteligencia artificial como los pilares de la sociedad del mañana

Jesús Ruiz de las Peñas, director de Desarrollo de Negocio de Allianz GI en España y Portugal, explica cómo la inteligencia artificial como temática recuerda la importancia del factor del largo plazo. "Permite superar una de las ineficiencias del mercado, como la miopía de muchos inversores que están muy pendientes de la próxima publicación de resultados". 

 

En su opinión, la IA es la mayor fuerza disruptiva en la actualidad con más impacto que internet en su momento. PWC resalta que la contribución de la inteligencia artificial al crecimiento económico mundial es de 18,3 mil millones de dólares, más de lo que suma el PIB de China e India de manera conjunta. 

A la hora de pensar en compañías candidatas en entrar en su fondo su aproximación se basa en 3 niveles: "compañías que desarrollen infraestructuras necesarias para el desarrollo de IA (Big Data, nube, conductores…), aquí hay empresas como Nvidia; compañías que desarrollan la tecnología (robótica, machine learning); y, en tercer lugar, firmas que utilizan la IA como ahorro de costes (cirugía robótica, diagnóstico precoz de enfermedades, etc.)". "Un ejemplo es Moderna y el desarrollo de la vacuna —compañía que tenemos en cartera—; y esto se debió gracias a la inteligencia artificial", aseguró. 

Sin embargo, Ruiz de las Peñas descartó en este espacio apostar por compañías destacadas en el sector tecnológico por su gran capitalización de mercado como Google o Microsoft. "No apostamos por las megacaps, puesto que tiene más sentido identificar compañías de grado medio con potencial alcista", concluyó según una nota del sitio Business Insider. 

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído