Venta online: qué es picking, quick commerce, cross docking, dark store y lo nuevo en ecommerce

Venta online: qué es picking, quick commerce, cross docking, dark store y lo nuevo en ecommerce
Qué ofrecen los operadores logísticos, cuáles son las tendencias que pican en punta y que se viene para este segmento en el futuro
Por Sol Drincovich
20.08.2021 06.07hs Economía Digital

El 2020 fue un año sin precedentes para la venta online, un sector que gracias a la pandemia innovó en un año lo que le hubiese llevado una década. En este sentido, las cifras de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) son más que elocuentes:

  • La facturación se incrementó 125% el año pasado
  • El 55% de las ventas se despachó con envío a domicilio
  • Ese porcentaje creció al 80% este año

Así, la logística revalidó su rol clave en la experiencia de compra y debió salir a cubrir la enorme demanda. Si bien al comienzo enfrentó algunos tropiezos y demoras, la industria logró adaptarse y la entrega en el mismo día es hoy es parte de la oferta estándar.

Eduardo Basttita, CEO de Plaza Logística, confía a iProUP que esta industria representa, en todas sus formas, más del 20% del PBI argentino y que el ecommerce mueve más de 220 millones de paquetes al año. "Esto implica un volumen de u$s800 millones anuales, que se multiplicará por cinco en los próximos años, creando miles de nuevos empleos en todo el país", anticipa.

El directivo agrega que el sector multiplicó su volumen, su capacidad de servicio y generó más de 10.000 puestos en apenas doce meses, "la misma cantidad que había creado en todos los años anteriores hasta el inicio de la pandemia".

Por su parte, Raúl Garreta, presidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG), afirma a iProUP antes de la crisis sanitaria el rubro tenía una expectativa de crecimiento asociada al ecommerce del 100% en un bienio, pero finalmente se triplicaron las operaciones en un año. Algunas tiendas de electrodomésticos, electrónica y supermercados avanzaron hasta 400%.

"Previo a la pandemia, un retail demoraba hasta 20 días en entregar, hoy lo hace en 24 horas. Mientras que la logística tradicional trata de centralizar todo el stock, ahora la dinámica es distribuirlo, para lo que se necesita una muy buena interacción entre los distintos centros de operaciones. Es un cambio muy importante", remarca Garreta.

Una propuesta de envío para cada necesidad

Matías Lonardi, CEO y cofundador de Treggo, afirma a iProUP que es el ritmo de los compradores es el que define el futuro de la logística con entregas rápidas, económicas y flexibles, en términos de lugares y horarios.

Es decir, el cliente no sólo debe poder elegir múltiples opciones o plataformas desde donde realizar sus compras, sino cómo recibirlas. Una oferta completa debe incluir entregas por demanda, Same Day (mismo día) o Next Day (día siguiente), pero también el retiro en redes de pick-up, sucursal del operador logístico o punto de venta.

En la actualidad, el tiempo de entrega promedio es de 3 a 5 días hábiles para la mayoría de los operadores en América Latina. Según Lonardi, la tendencia global es el Quick Commerce: reparto de productos de manera casi en el acto, cuándo y dónde los consumidores lo demanden.

asdf
La logística es vital para el ecommerce: es lo que cierra una experiencia satisfactoria

"Para que eso pase, la logística es un engranaje vital y fundamental, porque la experiencia no termina hasta que el comprador no recibe el paquete", completa el emprendedor, quien justifica su afirmación con datos de la propia compañía: más de seis de cada diez usuarios prefieren que sus pedidos se envíen el mismo día y estaría dispuesto a pagar hasta $300 más.

Mientras que el desafío de las marcas es acelerar los procesos de picking (preparación de pedidos) y packing (embalado y empaquetado) en depósitos, los operadores de logística se enfocan en encontrar mecanismos que permitan acortar las distancias.

El gran desafío

La última milla es el punto más álgido de todo el proceso y terminó de complejizarse con el crecimiento exponencial del ecommerce. Garreta plantea dos puntos clave:

  • Definir el tipo de vehículos: no pensar en camiones de 8 u 12 toneladas sino en rodados eléctricos o bicicletas, más ágiles, para acceder a lugares complejos o a zonas peatonales
  • Resolver de modo inteligente el delivery, misma zona, diferentes horarios. "Soluciones tecnológicas como los sistemas automáticos de ruteo permiten planificar y eficientizar entregas

Una tendencia en ascenso son los dark stores (tienda oscura), locales o pequeños depósitos exclusivos para venta online, que no están abiertos al público y permiten:

  • Acortar los tiempos de reparto
  • Reducir costos de personal, equipamiento, ambientación
  • No estar limitados a horarios de apertura o cierre
  • Ubicarse en lugares de alta accesibilidad y densidad poblacional, pero en calles con alquileres más económicos
  • Mayor eficacia: todo se procesa en el mismo lugar

Por último, otra estrategia para grandes urbes es el Cross Docking que permite que el producto se envíe directamente al usuario sin pasar por un centro de almacenamiento.

"Un vehículo más grande en un estacionamiento cerca del Obelisco, por ejemplo, que distribuye su carga entre los diferentes repartidores", explica Garreta.

Uber de entregas

Con un modelo inspirado en Uber, la startup local Treggo se propone como el puente entre compañías y repartidores independientes que realizan entregas en bicicleta, motos, autos, minivans o camionetas.

La plataforma no cobra comisión sobre la venta, como Rappi o PedidosYa, sino una tarifa fija por envío que varía según la zona, el vehículo, kilómetros recorridos o modalidad de entrega. Y se reparte según porcentaje determinado entre ellos y los repartidores.

asdf
El usuario ahora espera que la entrega llegue lo antes posible y compra bienes de primera necesidad

Desde su lanzamiento logró integrarse como la solución para ecommerce de 300 grandes marcas de moda, farmacia, bebidas y restaurantes. Ofrece envíos en 35 minutos, Same Day, logística inversa (recuperación de residuos) y retiro en los Treggo Points.

"Nuestros clientes son dueños del 100% de lo que ingrese por la venta y le pagan a Treggo el valor del envío. Nuestra propuesta es hasta 50% más barata que la de los operadores tradicionales, por eso tuvimos una gran aceptación en el mercado", explica Lonardi.

La plataforma tiene cobertura en Capital Federal, Conurbano, La Plata, Mar del Plata, Rosario, Santa Fe, Tucumán, Salta y Neuquén. Por el momento no hacen entregas entre provincias. Además, se expandieron a Montevideo (Uruguay), Bogotá (Colombia) y Monterrey (México).

Este año proyectan facturar u$s9 millones. Para continuar con el proceso de expansión a Chile, Paraguay, Perú y Brasil buscarán cerca de u$s7 millones de financiación a través de una ronda de inversión serie A.

HOP, una red de 1.000 puntos

Otra tendencia que crece fuertemente es la entrega en punto de retiro. Esta alternativa resuelve la necesidad de un consumidor que no quiere estar pendiente de recibir un paquete en su domicilio y busca reducir el gasto de envío.

Uno de los principales jugadores es HOP, que ya cuenta con 1.000 puntos sólo en el AMBA con retiro en el día y cobertura en La Plata, Luján y Campana, en 24 horas, a través de una operación de cross-docking que trabaja durante la madrugada para llegar a la mañana siguiente a cada sucursal de la red con todos los paquetes.

David Reyes, jefe de desarrollo de HOP, señala que las tarifas se ubican entre 30% y 40% por debajo de un envío a domicilio, y en zonas más alejadas, ese diferencial puede alcanzar un 100%.

Durante el período de cuarentena más estricta, la empresa llegó a distribuir un 500% más que antes de la pandemia y alcanzó un crecimiento sostenido superior al 300%.

Agilizar modelos tradicionales

Andreani es uno de los operadores logísticos tradicionales que tuvo un rol central durante la cuarentena: además de cubrir demandas vinculadas al ecommerce, es responsable de la distribución de las vacunas para el Covid-19.

El año pasado duplicó sus envíos, incorporó más de 1.000 empleados y sumó 40.000 m2 a su superficie operativa. También incrementó 72% su flota y 500% su capacidad de procesamiento.

"Hoy más que nunca, la logística es tecnología y define el éxito de una empresa", asegura a iProUP Iván Amas, gerente Comercial de Grupo Logístico Andreani. Agrega que la compañía desembolsó u$s60 millones al desarrollo de innovación, automatización y expansión de infraestructura y parque automotor.

Recientemente inauguró una central inteligente de Transferencia en Tigre, un nuevo clasificador automático de paquetería (sorter) que procesa más de 8.000 bultos por hora. 

"Con este sorter, en el que invertimos u$s3 millones, procesamos en una hora lo que antes hacíamos en un turno de ocho. Nos permite llegar a todo el país en 24 horas, algo fundamental para los hábitos de consumo actuales en materia de ecommerce".

El operador también implementó realidad aumentada en los procesos de picking y automatizó el control de inventarios en sus almacenes utilizando drones.

"En el caso de nuestras plantas especializadas en productos farmacéuticos, incorporamos tres nuevos almacenes verticales que, a través de la automatización, nos permiten mejorar los procesos de picking de medicamentos de alta complejidad, agilizando hasta 30% el tiempo de preparación de pedidos y aumentando 10% la capacidad de almacenamiento", completa.

Un ecommerce sin fronteras

El sector logístico se encuentra en un "proceso de transformación profunda y encuentra oportunidades de crecimiento en automatización, integraciones tecnológicas y operativas, redes de infraestructura y comercio electrónico transfronterizo", enumera Bastitta.

En cada uno de estos segmentos, hay grandes evoluciones y enormes oportunidades, en una industria que no para de crecer y que se va a seguir multiplicando en tamaño e intensidad.

"En particular, el ecommerce transfronterizo tiene una oportunidad enorme de mejorar y potenciar la globalización, porque pone en igualdad de condiciones a Pymes y grandes empresas, no sólo desde el punto de vista comercial, sino también desde el logístico y accesibilidad", agrega.

En ese sentido, el potencial radica en la oportunidad de administrar stocks a distancia y permitir, por ejemplo, que una pequeña empresa local pueda tener su stock en Santiago de Chile y hacer llegar sus productos a cualquier punto de esa ciudad.

"Esto sólo es factible a partir de la existencia de Fulfillment Centers y abre las puertas en forma revolucionaria a la capacidad exportadora de las Pymes", resalta el ejecutivo. No obstante, advierte que todavía es necesaria la conformación de un ecosistema de ecommerce transfronterizo que involucre emprendedores con la capacidad de potenciar este nuevo comercio mundial.

"El desafío no es sólo tecnológico y logístico, sino que también implica lograr acuerdos entre países que van a pretender que la balanza comercial crezca de forma equilibrada. La gran oportunidad es que, al no existir este mercado aún, pueden diseñarse mecanismos para asegurar que se mantenga el equilibrio a medida que esto crezca", enfatiza.

Seis de cada 10 personas compran un producto al menos una vez por mes y los clientes postpandemia ya son usuarios cotidianos o regulares. Sin dudas la logística para ecommerce tiene un gran potencial de crecimiento y grandes desafíos para resolver en la última milla y ofrecer a los consumidores una entrega flexible, rápida y económica.

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído