De Tandil a Silicon Valley: la argentina que lidera dos firmas en EE.UU. y caza unicornios junto a Steve Wozniak

De Tandil a Silicon Valley: la argentina que lidera dos firmas en EE.UU. y caza unicornios junto a Steve Wozniak
La CEO y referente de las mujeres emprendedoras, Silvina Moschini habló en exclusiva con iProUP para repasar su carrera y sus proyectos
Por Natalia Foletti
11.06.2021 06.15hs Economía Digital

"Podés ser princesa, astrofísica, ingeniera, o lo que quieras. Pero si elegís ser princesa, tenés que construir tu propio castillo", eran las palabras que escuchaba Silvina Moschini de su padre cuando era pequeña.

Y lo hizo. Se "construyó" a sí misma como una de las líderes más relevantes de la región: fundó en EE.UU. las empresas TransparentBusiness, enfocada en la gestión de equipos remotos y convertida en unicornio ante el impulso de la pandemia; y SheWorks!, de la cual es CEO, que conecta compañías que buscan talentos con mujeres profesionales.

Su pasión por emprender la llevó a estar participando hoy como jurado y productora ejecutiva de uno de los realities más renombrados de los Estados Unidos: Unicorn Hunters, que busca a la próxima gran startup que valdrá cientos de miles de dólares.

De Argentina al mundo

Moschini nació en Tandil, provincia de Buenos Aires, y estudió Relaciones Públicas en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Más tarde, cursó una maestría en Comunicación y Relaciones Públicas en la Universidad de Houston y se graduó en Marketing en la Universidad de Nueva York (NYU). 

Su carrera académica siguió en Italia: estudió Comunicación Web y Social Media en la Libera Università di Lingue e Comunicazione (IULM) y la Università Commerciale Luigi Bocconi, ambas con sede en Milán. Pero algo del mundo corporativo no la terminaba de convencer.

En ese momento, se planteó dos alternativas posibles: seguir avanzando como ejecutiva o crear la empresa en la que soñaba trabajar,  siempre y cuando tuviera éxito. Pero ya lo había dicho su padre: los castillos había que hacerlos uno mismo.

Moschini nacio en Tandil y hoy dirige dos empresas en el Silicon Valley
Moschini nacio en Tandil y hoy dirige dos empresas en el Silicon Valley

"Entendí que la tecnología era una vía para democratizar oportunidades y me lancé por completo a esta idea", confiesa Moschini en una charla exclusiva con iProUP.

Mientras soñaba con fundar su empresa y aún vivía en Argentina, trabajó como Gerente de Asuntos Públicos en ICI, empresa química de capitales británicos. Más tarde, al cumplir los 23 años, fue aceptada en la Universidad de Houston.

"En Estados Unidos llegué a ser gerenta de Comunicaciones para América Latina de Compaq y al año me promovieron a directora de Relaciones Públicas Internacionales. Luego, fui parte de Patagon.com, la compañía argentina que luego se vendió al Banco Santander, en la que armé mi equipo de comunicaciones. De allí pasé a Visa Internacional como vicepresidente de Comunicaciones Corporativas", recuerda.

Pero la idea de formar su propia empresa aún latía en ella. Así que otra vez se le presentó la disyuntiva: seguir en la carrera corporativa, en la que había logrado destacarse y tener éxito, o dejar todo y perseguir su sueño.

Nuevo milenio

Hacía solo tres años que la crisis e incertidumbre por el 2YK se había disipado y los sistemas informáticos habían demostrado que no iba a ser un problema el cambio de sus fechas al año 2000.

Además, el marketing digital y, posteriormente, las redes sociales comenzaban a mostrar su potencial. Moschini detectó la oportunidad perfecta y creó su primera startup: Intuic, una agencia digital.

"Decidí fundar mi propia empresa y mudarme a Italia. A medida que mi compañía fue creciendo, estaba operando con un equipo de personas distribuidas en todos los rincones del mundo: desde Nueva York a Miami, Buenos Aires a Ciudad de México, Moscú a Barcelona. Como líder, estaba enfrentando un gran reto: necesitaba una herramienta para coordinar a mi equipo de manera eficiente y transparente", recuerda.

Así nació TransparentBusiness en 2012, como una solución de software que aprovecha las posibilidades de la nube para gerenciar un equipo multicultural y distribuido en todo el planeta. Cinco años después llegó SheWorks!, plataforma que brinda oportunidades de empleo a más de 20.000 mujeres del mundo, de las cuales el 65% son latinoamericanas. México, Argentina y Brasil son los países con mayor participación de mujeres en la plataforma. "Estamos muy orgullosos del camino recorrido", señala.

Pero el modelo de TransparentBusiness explotó el año pasado gracias a las políticas de aislamiento que llevaron a cabo los países para evitar la propagación del Covid.

"Hace años ya veníamos anticipando la importancia del empleo remoto, porque pensamos que el trabajo es algo que se hace y no un lugar al que se va. Cuando se desató la pandemia, ya estábamos preparados", recuerda Moschini.

Unicornio rosa. TransparentBusiness logró esa denominación al ser la primera startup de u$s1.000 millones liderado por una mujer
Unicornio rosa. TransparentBusiness logró esa denominación al ser la primera startup de u$s1.000 millones liderado por una mujer

Y añade: "En medio de este estallido, que dejó a 3.000 millones de personas del mundo trabajando desde sus casas, nuestra solución fue clave para que las empresas puedan seguir operando".

TransparentBusiness ya posee más de 3.000 inversionistas de más de 140 países que podían desembolsar desde un dólar gracias a un sistema de fondeo novedoso. Su valuación hoy supera los 1.000 millones de dólares.

"Elegimos una figura poco conocida por muchos emprendedores, pero disponible desde septiembre de 2013 como parte del JOBS act de Obama. Lanzamos una Oferta Privada Global (OPG) que permite que inversores privados inviertan directamente en la compañía", señala la empresaria argentina.

Agrega que "el instrumento de financiamiento fue la RegD 506c, que permite publicitar la venta de acciones preoferta pública a inversores acreditados en Estados Unidos y a nivel internacional".

Gracias a esta estrategia, Moschini se convirtió en la primera mujer latinoamericana al frente de un unicornio (startups que superan los u$s1.000 millones), de las cuales hay 600 en el planeta.

"Quebramos las barreras que separan el talento de las oportunidades: centralizamos a las profesionales de todo el mundo y damos a las compañías la oportunidad de llegar a mujeres calificadas que quieren trabajar con modelos flexibles y remotos", comenta.

A Hollywood y más allá

Una vez consolidada como una de las empresarias más influyentes de la región, Moschini fue por más:  empezó a trabajar en la producción de un reality único en su tipo: Unicorn Hunters.

En cada capítulo del show, un emprendedor presenta su compañía al "Círculo del Dinero", un panel conformado por figuras reconocidas, emprendedores y líderes empresariales quienes harán preguntas minuciosas sobre el plan de negocio, objetivos y proyecciones. Luego, darán su veredicto sobre si invierten o no en cada startup.

Pero al mismo tiempo, permite a los emprendedores que no tienen acceso a grandes fondos de capital ni a Silicon Valley obtener financiamiento para hacer crecer sus empresas de manera exponencial utilizando modelos de tecnología disruptivos.

Moschini recuerda que el primer día de filmación fue muy emocionante, y no era para menos. A su lado estaban figuras de los negocios tecnológicos como Steve Wozniak, cofundador de Apple; y Lance Bass, ex miembro de 'N Sync, productor, actor e inversor.

Bien argentina. Moschini con su mate en el panel del jurado de Unicorn Hunters
Costumbres argentinas. Con el mate a su lado, Moschini da una devolución en su rol de jueza en Unicorn Hunters

Pero también dos importantes funcionarios de la gestión de Barack Obama: Moe Vela, abogado, autor, emprendedor y ex director de Administración del entonces vicepresidente Joe Biden; y Rosie Ríos, la 43° tesorera de Estados Unidos cuya firma aparece en u$s1,7 billones de billetes de los u$s2 billones en circulación.

El programa se grabó en Hollywood y es producido por un ícono de los realities show, Craig Plestis, de Smart Dog Media, quien también es el productor ejecutivo de The Masked Singer, el programa de mayor rating en EE.UU.

"A nivel personal y profesional sentí gran orgullo y alegría que una emprendedora que viene de una pequeña ciudad de Argentina haya tenido la oportunidad de conocer y trabajar a la par de uno de los cofundadores de una compañía de semejante envergadura como Apple", se emociona Moschini.

La emprendedora se muestra "convencida de que las mujeres podemos hacer lo que deseamos: los únicos techos de cristal son los que tenemos en la cabeza. Uno de los principales desafíos que tenemos es superar ese límite que muchas veces nos auto imponemos".

"Vencer el síndrome del impostor, algo que solemos atravesar y enfrentar muy seguido las mujeres: esa vocecita que te dice que llegaste allí de pura casualidad y que no eres capaz de conseguir nada. Nos afecta a todas, sin importar la posición o rol", reconoce.

En este sentido, detecta que la pandemia y la revolución digital abrieron un camino de oportunidades para que el talento femenino comience a insertarse con mayor fuerza en el mercado. Por eso, Moschini asegura que "en este momento existe la intención de que más mujeres aprovechen este impulso para capitalizar su trabajo a través de la tecnología".

McKinsey estima que entre 75 y 375 millones de personas en todo el mundo tendrán que adquirir nuevas habilidades y cambiar sus ocupaciones para acceder a los trabajos del futuro. "Una de las claves de esta nueva etapa que ya comenzamos a transitar es el impulso al emprendedurismo femenino, que va a ser un gran reactivador de las economías mundiales", anticipa.

Según cifras provistas por Mastercard, 42% de mujeres emprendedoras digitalizó sus negocios y un 34% identificó nuevas oportunidades. Esto revela que frente a la crisis porque supieron reinventarse, utilizar nuevas herramientas y sacar a relucir su talento al mundo.

Cazadores de unicornios. Moschini (amarillo) posa a la izquierda de Steve Wozniak, cofundador de Apple
Cazadores de unicornios. Moschini (amarillo) posa a la izquierda de Steve Wozniak, cofundador de Apple

"Con el foco en esto, lanzamos Skirt The Rules, un movimiento global para desafiar las reglas, pensar en grande, decirle adiós al síndrome del impostor e impulsar a las mujeres emprendedoras a desplegar su poder para crear negocios con impacto global", revela a iProUP.

Mientras tanto, habrá que esperar la filmación de la segunda temporada de Unicorn Hunters que se rodará antes de fin de año y ya abrió la convocatoria a emprendedores de todo el mundo.

"Argentina es un país que lidera en emprendedurismo y nos encantaría contar con emprendedores locales. Buscamos compañías de base tecnológica o científica de todas las industrias, con foco en empresas de impacto social o ecológico, que resuelven problemas de la humanidad, y contribuyen con el ambiente", señala.

Además, remarca que el objetivo es hallar firmas "que usan la innovación para mejorar la calidad de vida y proteger la naturaleza para las próximas generaciones".

Así, los emprendedores de todo el mundo pueden entrar en este link, consultar los requisitos y preinscribirse al proceso de selección. Quizás, el próximo unicornio que atrapen Moschini y Wozniak sea albiceleste. Y repita la historia de la emprendedora que nació en Tandil, pero hoy da de qué hablar a todo el mundo.