Más artículos

Los dueños del negocio del dólar digital en Argentina: dónde comprar bitcoin e invertir en criptomonedas

Los dueños del negocio del dólar digital en Argentina: dónde comprar bitcoin e invertir en criptomonedas
Las exchanges fueron uno de las triunfadores en un año complicado para la economía y lograron multiplicar hasta por diez sus operaciones
Por Sebastián La Mastra
11.01.2021 06.07hs Economía Digital

El 2020 llegó a su fin y no pueden faltar los tradicionales repasos para conocer los sectores que más se destacaron en medio de la pandemia y de la crisis económica que atraviesa la Argentina, con un peso cada vez más debilitado.

Entre los pocos que lograron cosechar índices positivos se encuentran los exchanges, definidos como plataformas para transaccionar Bitcoins y otras monedas digitalesSon, en el mundo digital, similares a las casas de cambio tradicionales. Entre las principales, que funcionan en la Argentina se destacan:

 

Pertenecen a un pelotón de firmas que aprovecharon no sólo la necesidad de muchos argentinos de ahorrar en moneda dura, sino también la "fiebre" por comprar Bitcoins, cuya cotización creció más de 30% en una semana y fijó récord histórico de 23.000 dólares.

Números impactantes

El año dejó índices positivos en el sector. Muchos ahorristas e inversores se volcaron a este tipo de activos gracias a la posibilidad que brindan de dolarizar sus carteras y resguardar valor.

Consultados por iProUP, referentes de los principales exchanges coinciden en que la cantidad de clientes creció de manera contundente en 2020 en comparación con el año anterior, al igual que ocurrió con las operaciones.

Matías Bari, CEO y cofundador de SatoshiTango, señala a iProUP que su plataforma ahora cuenta con más de 400 mil usuarios, diez veces más que en 2019, y que el volumen de transacciones se multiplicó por ocho en el actual periodo.

"La pandemia y el auge de las criptomonedas ayudaron al crecimiento, producto de la adopción tanto de instituciones como de empresas y personas de todo el mundo", agrega.

ArgenBTC también recogió índices favorables: "La cantidad de operaciones diarias tuvo picos de hasta 10 veces el promedio del año pasado. En general, el balance fue de cinco veces por encima de 2019", revela a iProUP Gabriel Vago, CEO de la compañía.

Por su parte, Iván Tello, cofundador de Decrypto.la, confía a iProUP que su base de clientes también experimentó cifras nunca antes vistas: "Habíamos cerrado 2019 con menos de 10.000 usuarios verificados y hemos despedido el 2020 con más de 75.000", subraya.

Desde Binance, si bien no informan la cantidad de clientes exactos que tienen en la Argentina, comparten que en el país se multiplicó por 10 la cantidad de usuarios activos frente al año anterior.

"Actualmente tenemos más de 15 millones de personas en todo el mundo, no solemos hablar de cifras por país, ya que nuestra visión es global y buscamos democratizar el acceso a las finanzas en todas partes por igual", comenta a iProUP Maximiliano Hinz, Latam Operations Director de la compañía.

La cantidad de usuarios activos creció hasta 10 veces durante 2020
La cantidad de usuarios activos creció hasta 10 veces durante 2020

Bitso es otro de los grandes jugadores de la escena local. Con más de 1,3 millones de usuarios a nivel regional, desembarcó en Argentina en febrero último.

Andrés Ondarra, Country Manager de Bitso en el país, cuenta a iProUP que manejan "un promedio del 77% del market share", medido sobre la base de operaciones de compraventa de Bitcoin por pesos argentinos y con la información públicamente disponible de otras plataformas que reportan sus datos.

"Esperamos que este crecimiento sea sostenido, luego de levantar recientemente u$s62 millones para consolidar la presencia de la marca en Argentina y el resto de Latinoamérica", completa.

Magdiela Rivas, gerente para Latinoamérica de Paxful, revela a iProUP que durante 2020 registraron "en promedio la incorporación de unos 3.500 clientes argentinos por mes en la plataforma, lo que representa un crecimiento de alrededor del 45% mensual".

"Tenemos más de 4,8 millones de usuarios en el mundo con un promedio semanal de operaciones de aproximadamente 45 millones de dólares", completa. 

En diálogo con este medio, Manuel Beaudroit, CEO de Belo, afirma que el crecimiento de personas que consumen en el país este tipo de activos no se debe únicamente a las limitaciones por el cepo al dólar.

"Las criptomonedas, en general, con Bitcoin a la cabeza, están demostrando ser un límite a una macroeconomía influenciada por todas las decisiones políticas, económicas y sociales que los países llevan adelante, que son ciclos que se están acabando".

Además, el especialista pone el foco de atención en la creciente cantidad de fondos institucionales que se están volcando a estos activos como uno de los principales combustibles que alimentan sus impresionantes registros y que también empuja al resto de divisas virtuales, conocidas como altcoins (monedas alternativas).

No todo es Bitcoin

Se sabe que el Bitcoin es la criptomoneda más utilizada en el mundo y en la Argentina no es la excepción. Y si bien es la recomendada por expertos para comenzar a operar en este campo, por ser, tal como explica Vago, "el activo cripto con la madurez necesaria para que un usuario final pueda comprarlo", también hay otras posibilidades en la plaza local.

"Otra opción que se ha desenvuelto muy bien en lo que va del año es la segunda más grande, Ethereum, que ahora presentó su versión 2.0", añade Hinz.

Ondarra aporta otras alternativas que también tuvieron alto grado de aceptación local, como lo son Ripple (XRP), TrueUSD (TUSD) y Litecoin (LTC).

Así se puede observar también cómo sobresalieron en 2020 otras que son ideales para inversores conservadores, que tienen como objetivo proteger el patrimonio, como ocurre con las stablecoins

Su cotización no es volátil, sino que está respaldada por un activo. Aquellas que tienen paridad con el billete estadounidense son llamadas, en la jerga, dólares digitales.

"Este tipo de criptoactivos, con el DAI y USD Coin (USDC) a la cabeza, fueron estrellas 2020. Bitcoin sigue siendo el activo más comprado, pero estas otras tuvieron un año muy bueno", exclama Bari.

Por su parte, Rivas destaca a Tether (USDT) entre el grupo que tiene su valor atado al dólar. "Fue lanzada en septiembre y ya quedó demostrado que es una cripto fuerte. Tan solo en noviembre hemos registrado un incremento aproximado del 45% en el volumen de operaciones en Argentina".

Qué busca el inversor

El bitcoin registró máximos históricos en diciembre por encima de los u$s23.000. Pese a estos extraordinarios números, en el año marcó mínimos, cuando se ubicó en los u$s3.000 (marzo). Ante esta volatilidad, ¿cómo reaccionó el inversor local?

Vago destaca que sus clientes "en su mayoría son usuarios finales que están haciendo sus primeros pasos en el mundo de las criptomonedas", y apuestan por esta alternativa como una forma de escapar al cepo y proteger sus ahorros, a la vez no tiene límite de compras.

En este punto, Tello coincide con su colega y agrega: "Todos atraviesan la misma curva de aprendizaje".

"Venimos tentados por la diferencia rápida. Pero cuando uno compra por primera vez comienza a informarse y comprende que todo viene a raíz de un producto único, que resuelve mucho de los problemas que padecemos en la economía tradicional, como la emisión ilimitada de dinero. Ahí es cuando el usuario comienza a apostar por posiciones de largo plazo", completa.

En la misma línea, Bari resalta que "mucha gente apuesta a largo plazo, sobre todo a Bitcoin por ser la más grande por capitalización de mercado y en términos de robustez tecnológica. También hay inversores más arriesgados, cortoplacistas, que en cuanto tienen la oportunidad de hacer una ganancia la hacen".

Por confianza y robustez tecnológica, Bitcoin es la más elegida
Por confianza y robustez tecnológica, Bitcoin es la más elegida

Asimismo, Hinz sostiene que la diferencia entre el grupo que quiere obtener una renta rápida y aquel que escapa del débil peso está equilibrada: "En épocas en las que el tipo de cambio se encontraba más volátil, teníamos un fuerte aumento en el total de gente que buscaba comprar para mantener a largo plazo".

Por su parte Ondarra, destaca el papel activo de aquellos que hacen trading para diversificar sus carteras, lo cual ilustra la madurez del ecosistema cripto argentino. "Contamos con una comunidad muy informada, en constante búsqueda de alternativas para resguardar, diversificar e invertir sus activos", destaca.

Rivas coincide con sus colegas al notar que existen muchos clientes que usan las criptomonedas como forma de negocio, comprando más barato y vendiendo más caro un mercado global y local.

"También están quienes la utilizan como ahorro frente a la constante devaluación del peso, esencialmente confiando en su valorización a largo plazo. Y por último, vemos un flujo interesante de usuarios que usan la plataforma para obtener dólares reales o digitales", completa.

Cómo invertir

Para comprar activos digitales en los exchanges:

  • El primer paso es crear un usuario con un mail y enviar a las plataformas las fotos del DNI
  • Al comenzar a operar, se pide documentación que respalde el origen de los fondos (recibo de sueldo, por ejemplo)
  • Las plataformas permiten cargar saldos en pesos para adquirir el activo
  • Algunas ofrecen una caja de ahorro virtual (CVU) para enviar y recibir transferencias en pesos o en dólares (acreditación inmediata)
  • También están las opciones persona a persona (P2P), como Paxful, que conectan usuarios que quieren vender con quienes buscan comprar

En cuanto a los montos mínimos, estos varían según cada exchange, pero existen opciones en las que se puede operar desde $100 o u$s 250.

De esta manera, sumarse al fenómeno de las criptomonedas es realmente sencillo. La clave será estudiar las alternativas para operar con el activo que más se adecúe a cada perfil y hacerlo desde la plataforma que otorgue la mejor cotización.

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído