Más artículos

El negocio soñado, Mercado Libre te lo hace realidad: cómo ganar sin poner un peso e invertir sólo cuando te pagan

El negocio soñado, Mercado Libre te lo hace realidad: cómo ganar sin poner un peso e invertir sólo cuando te pagan
Esta modalidad te permite ser tu propio jefe y exprimir uno de los pocos aspectos positivos que dejó la pandemia: el auge del ecommerce
Por Sebastián La Mastra
10.12.2020 06.07hs Economía Digital

Los argentinos son campeones mundiales del rebusque. Así, cuando la pandemia y la crisis económica se ensañaron con miles de personas en el país, algunos vieron una oportunidad para ganar dinero gracias al viento de cola que recibió el comercio electrónico en este año tan difícil.

Y dentro del ecommerce, una rama en particular los acogió gracias a su cualidad más destacada, que permite ingresar con poco –o nada– de dinero y ganar plata con productos que no son propios. 

Se trata del dropshipping. Si bien puede parecer desconocido para la mayoría, seguro que muchos usuarios de Mercado Libre, sin saberlo, les compran productos a un vendedor que recurre a esta modalidad. Para definirlo en pocas palabras, permite vender bienes a través de Internet sin contar con stock.

 

"Sería como una versión moderna de la mercadería 'en consignación', con la particularidad que el producto nunca pasa por los depósitos o locales de quien lo vendió, sino que va directo del fabricante a la casa del cliente", afirma a iProUP Gustavo Sambucetti, director institucional de CACE.

¿Cómo funciona?

Florencia Allevatto, CEO del marketplace de productos de aluminio Perfilesdealuminio.net, detalla a iProUP que, con este modelo, cuando una venta se concreta la tienda que logró la transacción compra la mercadería de un tercero, quien lo reenvía directamente al cliente.

"Esto implica no tener que invertir en el producto ni en espacios de almacenamiento, sino simplemente ocuparse de la gestión", agrega. Por su parte, Luciano Rafowicz, sales manager de la agencia de digital commerce Summa Solutions Latam, refuerza a iProUP que en el dropshipping, el comercio no mantiene las mercancías que vende en stock.

Con el dropshipping, el usuario vende a otro usuario y con ese dinero compra el producto al proveedor, quien lo envía al comprador
Con el dropshipping, el usuario vende a otro usuario y con ese dinero compra el producto al proveedor, quien lo envía al comprador

"Uno revende bienes de un fabricante a un precio y paga al productor un valor diferencial al momento de concretar una venta", completa Carolina Di Pietro, marketing manager de Facturante.

Por su parte, Mariano Stempler, CEO de Cucumart, plataforma automatizada de dropshipping que une a vendedores con proveedores, brinda a iProUP el ejemplo de un fabricante de artículos de cuero de Córdoba, y un dropper que descubrió en Inglaterra un mercado para estos bienes:

  • "El vendedor reúne información del producto, el modo en que es consumido y estudia cómo comunicarse en el exterior"
  • "Adquiere un dominio de Internet, sube allí la tienda online y la configura con productos de su proveedor"
  • De ser necesario, utiliza herramientas de pago internacionales, como Paypal (tras luego de varias ventas logra hacerse una reputación)"

"Así, si el productor vende a u$s140 una montura, el comerciante hace un remarcado a u$s200, por ejemplo, y encuentra un cliente que está dispuesto a pagar ese precio. Y todos felices", resume.

El puntapié inicial

La crisis de la pandemia impactó en la economía de los argentinos y esto trajo aparejado el ingreso de nuevos actores a la venta online. De esta manera, el dropshipping es una de las alternativas que muchos eligieron para generar ingresos e inaugurar negocios con poca inversión.

"Además rompe con los modelos tradicionales y pone en discusión el rol de una tienda física de un producto conocido. Por ejemplo, si el producto es un vestido, seguro que la compradora va a querer probárselo antes y ahí encaja el modelo tradicional. Pero si comercializás una camiseta de fútbol, no es necesario", añade Stempler.

Desde la agencia de marketing digital Emprender Simple indican a iProUP que Mercado Libre, como plataforma conocida por todos, "es la gran opción para hacer dropshipping en Argentina", y destacan "que posibilita el contacto con proveedores para luego trabajar con ellos de manera más directa, sin pasar por esa plataforma".

Así, cualquier persona que decida comenzar a vender bajo esta metodología debe elegir fabricantes o mayoristas y a través de canales de ecommerce ocuparse de poner a la venta los productos que pagará una vez generada dicha. Además, el envío estará a cargo del fabricante.

"Hay que tener presente que en ningún momento estamos adquiriendo los productos, sino que usamos el dinero que previamente nos dio el cliente para la compra. Esto hace que el capital inicial baje drásticamente", agregan desde Emprender Simple.

Di Pietro resalta que el vendedor puede utilizar otras plataformas además de Mercado Libre –como Tiendanube, Shopify, Amazon– o contar con un sitio propio para revender.

"Este modelo favorece la generación de ingresos para vendedores y a la vez apuntala a muchas empresas, pequeñas y medianas, que de este modo pueden enfocarse en la producción y en la entrega del artículo, apoyándose en comerciantes, que bajo esta modalidad, promueven su mercadería y desarrollan estrategias para incrementar el total de transacciones", completa el experto.

Allevatto coincide con su colega y agrega que "la operatoria requiere cierto grado de coordinación de sistemas y proveedores, sin embargo, es una modalidad posible".

¿Cuánto se puede ganar?

Una de las facetas interesantes del dropshipping es que no requiere de un gran capital por lo que cualquiera con conocimientos básicos y ganas de crecer puede explotarlo. "A partir de contar con una tienda online o canal de venta electrónico, y a través de acuerdos con fabricantes o mayoristas, el vendedor publica los productos y comienza a vender", sintetiza Rafowicz.

Es por eso que se ha vuelto tan popular entre muchas personas, sin contar que les da la libertad para operar el negocio desde cualquier parte sólo con el celular o la computadora. Las mayores inversiones, explican desde Emprender Simple, se realizan en siguientes elementos:

  • Una página web: allí se promocionarán los productos que se revenderán
  • Publicidad online: es variable, con un mínimo recomendado por expertos de u$s50 mensuales (hoy, la herramienta más usada es Facebook Ads)

Por más que los costos en general del dropshipping son bajos, hay algo a tener en cuenta: quienes se inician tienen que pasar por el proceso de prueba y error haciendo que los costos se eleven, principalmente en lo que respecta a la publicidad.

El marketing digital ayudará a los dropshippers a vender más
El marketing digital ayudará a los dropshippers a vender más

"Puede empezarse con entre 100 y 200 dólares, aunque lo ideal sería entre 300 y 500 si queremos acelerar los tiempos. Lo interesante de este modelo es que puede volverse un emprendimiento extremadamente rentable, con facturación en dólares", destacan desde Emprender Simple.

Por otra parte, determinar cuánto dinero se puede "ganar" en el dropshipping dependerá de tres elementos:

  • Gastos de captación de clientes
  • Los productos seleccionados
  • Los procesos de gestión

Desde CACE sostienen que "si bien requiere de un alto grado de coordinación, implica una gran eficiencia de costos, ya que minimiza el manejo y traslado de mercadería".

Asimismo, tanto Di Pietro como Rafowicz coinciden en que "los márgenes de rentabilidad rondan el 20%". El CEO de Cucumart añade que "no se requiere de un gran capital ya que no hay que invertir en la vidriera costosa en un shopping. Pero la puesta a punto del proceso lleva tiempo".

Auge por la pandemia

Según revelan desde CACE, cada vez más se suman a esta modalidad:  "Les permite ampliar su portfolio y potenciar ventas sin tener que inmovilizar capital de trabajo en inventarios".

"En general se trata de productos de gran volumen o de baja rotación, lo que se conoce como long tail. El rol de la logística es clave ya que implica una transacción sobre un stock que físicamente no está en poder de quien intermedió en la venta", señalan desde la institución.

Por su parte, Allevatto considera al dropshipping como una variante dentro de la venta online que ha sido "una de las alternativas que muchas personas exploraron para hacer rendir sus ahorros, abrir oportunidades de trabajo e incorporar nuevos canales y estrategias de venta durante la pandemia", resalta Di Pietro.

Según el experto, el dropshipping ayudó a "que retails de algunos rubros puedan sobrevivir utilizando el stock del proveedor o fabricante directo". Ya en el plano de las cadenas de renombre, Garbarino, Falabella y Frávega ya utilizan el dropshipping promocionando en sus web los productos que están en los depósitos de sus proveedores.

Consejos de los expertos

Cualquiera que esté interesado en incursionar en este mundo, tiene que tener en cuenta tres aspectos claves:

  • Capacitación previa: tener conocimientos básicos de marketing digital
  • Constancia: estar continuamente analizando tendencias y gestionando procesos
  • Mentalidad global: tener en vista el plano internacional para ser exitoso

"La mejor estrategia –revelan expertos de Emprender Simple– es crear un 'Embudo de Ventas Digital': un sistema basado en la forma en que el cliente compra por Internet. Consiste en atraer al consumidor, cultivar la relación e incentivarlo a que compre".

Asimismo, los cinco errores que más cometen los principiantes son:

  1. No tener un plan: no es un modelo de negocio mágico, se necesita trabajo duro y una hoja de ruta clara
  2. No conocer el producto: el dropshipper debe resolver las dudas del cliente, no el proveedor
  3. No investigar al mayorista: es necesario establecer una relación clara con el proveedor para evitar problemas
  4. No chequear las garantías: tienen que ser las adecuadas para evitar dolores de cabeza
  5. Enamorarse de los productos: si un artículo deja de ser rentable, hay que dejarlo de lado y empezar con otro

Entre las equivocaciones más comunes se destaca la de tener expectativas altas. Debe hacerse un análisis acerca de qué puede venderse y a qué precio, junto con el volumen de opciones que se van a exhibir en la tienda online.

La clave, tal como aconseja Stempler, es no perder de vista lo que denomina "La Triple P": promocionar el producto con paciencia.

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído