Más artículos

¿Qué es Inbest, la criptomoneda que usan los famosos pero es cuestionada por la comunidad?

¿Qué es Inbest, la criptomoneda que usan los famosos pero es cuestionada por la comunidad?
Esta divisa digital, que intenta encontrar su lugar en el mercado nacional e internacional, se propone como un token "nacional y popular"
Por Juan Silvestrini
05.10.2018 08.57hs Economía Digital

El uso de las criptomonedas es cada vez más popular. En total, se estima que existen unas 1500 criptodivisas en todo el mundo. Sin embargo, este mercado tiene su nicho específico y, si bien hay criptomonedas muy utilizadas (con Bitcoin y Ether a la cabeza), no existe una moneda “nacional y popular” consolidada. Con este panorama en mente nació Inbest, un token de origen argentino que quiere captar al segmento excluido de la nueva era del dinero digital.

“Nuestra idea fue crear algo para que todos puedan acceder, generar una herramienta de pago rápido, que se pueda mover con liquidez”, aseguró Kevin Bootz, jefe de estrategia de la compañía. Esta firma busca crear un escenario “inclusivo”, donde cualquiera pueda adquirir las divisas de forma ágil, inclusive por mensaje de texto: “En Latinoamérica, la mitad de las personas no están bancarizadas, pero el 95% tiene telefonía móvil”.

Como todas las monedas digitales, su objetivo es crear “libertad financiera”, sin intermediarios y que funcione de forma rápida y gratuita, pero con vistas a conquistar un público ajeno a este mundo. Para eso, la empresa busca construir credibilidad gracias a la transparencia de la tecnología blockchain. Esto propone un esquema -necesario- de liquidez. Pero la confianza no se construye de un día para el otro, especialmente por el concepto especulativo y volátil de este sistema financiero que todavía asusta muchos.

Hoy, en Buenos Aires se pueden ver carteles de la diva Susana Giménez, del tenista Pico Mónaco y hasta del comediante e influencer Chapu Martinez promocionando el token. Inclusive, Susana lo usa en su programa El juego del millón como parte de pago para los ganadores. ¿Qué buscan estas iniciativas públicas? Para sus creadores, se trata de “generar empatía”. La estrategia incorpora figuras reconocidas de distintos ámbitos para lograr “cierta cercanía con los posibles clientes de la moneda”.

“Queremos crear una comunidad; en este concepto no existe frontera”, suma el fundador y líder de estrategia, Leopoldo Simini. Por eso, la idea de la compañía es propiciar un entorno de desarrolladores enfocados en construir nuevas aplicaciones para el token, sin importar su ubicación geográfica.

Pero sus creadores son argentinos y no pierden se olvidan de sus raíces: “El foco está puesto en Latinoamérica porque queremos crear un marketplace referente de la región”. Ante un mercado económicamente golpeado , las personas desconfían de toda posible solución. A pesar de esta traba -y retraso- cultural, y que el mercado no sea el más atractivo para inciar este tipo de operaciones, desde Inbest confían en la consolidación de su producto en los próximos 24 meses.

Financiación y credibilidad

Para que una moneda tenga un mercado creíble tiene contar con el respaldo de personas que confíen en su potencial. Por eso, la compañía lanzó un Initial Coin Offering (ICO), donde, según sus cifras, recaudaron más de 120 millones de dólares.

Según otros datos provistos por la empresa, el ICO dejó 17.656.263.110 IBST tokens emitidos,con el 100% de ellos asignados. Asimismo, su informe revela más de 20.000 tenedores de monedas, 18 inversores nacionales e internacionales, más de 300 wallets validadas para el proceso de distribución y más de 2000 líneas de código auditadas.

Pero su lanzamiento no estuvo exento de polémicas. Luego de que Susana Giménez entregara parte de los premios en estas monedas, la comunidad cripto local criticó el token. Inclusive un referente de la comunidad bitcoiner de Argentina, Franco Amati, los acusó de “entregar tokens de una estafa cripto”.

Asimismo, uno de sus fundadores y director de negocios, el influencer cripto Joan Cwaik, renunció a su cargo en mayo. Si bien no dejó claros sus motivos, aseguró que fue “una cuestión estratégica profesional, de valores y foco”.

Como si esto fuera poco, un usuario buscó la moneda (IBST) en EtherScan, que señala donde se encuentran los 17 mil millones de tokens en una misma dirección. Debido a esto, no se puede determinar el precio real del token. Además, no se encuentra listado en CoinMarketCap, en GitHub solo tiene una publicación y tiene una escasa cantidad de seguidores en todas sus redes. Todas estas incongruencias levantaron sospechas en la comunidad.

Ante estas acusaciones, Simini defende su proyecto y alega: "Este tipo de comentarios surgen del desconocimiento del proyecto y del impacto negativo que ha tenido para esta industria algunos casos que han resonado en la comunidad durante los últimos meses". Asimimo, agrega que la clave es proveer la mayor canitdad de información y transparencia, además de mostrar resultados concretos del avance, tener auditorías externas y berar el código fuente a la comunidad.

Próximos pasos

“La confianza se construye cumpliendo las promesas”, asegura Simini. Pero no tienen un camino sencillo por recorrer. La especulación y la gran cantidad de “shitcoins” que circulan por internet genera un ecosistema en el que es muy difícil confiar.

Con el reciente lanzamiento de su app para iOS, Inbest encamina su roadmap para lo que queda de este 2018. Sin embargo, no se conforman y creen que van a estar "mucho más sólidos en los dos años”.

¿Qué es lo que viene? “Darles las herramientas a la comunidad de desarrolladores para integrar sus apps con Inbest y, el primero de diciembre liberar los tokens para usarlos libremente e interactuar con otras apps”.

Si bien su wallet sólo acepta su moneda, en un futuro tendrá un modelo multimoneda para poder gestionar todas las divisas desde un solo lugar. A pesar de la polémica, el “Bitcoin argentino” quiere ganarse su lugar dentro de la comunidad.

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído