¿Por qué este gigante automotriz cobrará a sus conductores por encender el auto a distancia?

¿Por qué este gigante automotriz cobrará a sus conductores por encender el auto a distancia?
Algunas marcas desarrollan modelos de pago por uso, suscripciones mensuales que permiten el manejo de un vehículo por un tiempo limitado
Por iProUP
14.12.2021 14.45hs Coffee break

El universo automotor evoluciona a pasos agigantados, y se transforma mucho más rápido de lo esperado. De mano de la digitalización de los vehículos y su constante conexión a internet, también se transformará la rentabilidad que los fabricantes extraen de cada vehículo.

Y no solo se trata de modelos de movilidad como servicio o fórmulas de renting, se trata del abandono del modelo tradicional de pago único por elementos de equipamiento extra, a un pago por suscripción. En definitiva, cada auto se parecerá cada vez más a una suscripción a Netflix.

Incluso, buscando una mayor rentabilidad del negocio, muchas marcas que llevan a cabo este modelo estan implementando el cobro de servicios adicionales al del simple manejo del auto.

Próximamente, Toyota empezará a cobrar una suscripción por encender el auto a distancia con su control remoto para aquellos usuarios que utilicen el servicio 'Remote Connect'.

De acuerdo a lo difundido por el portal The Drive, los modelos de la firma nipona de 2018 en adelante que hayan escogido el servicio de encendido en remoto ya no serán gratuitos.

El gigante automotriz japonés, Toyota, lanzará un modelo de suscripción por encender el auto a distancia
El gigante automotriz japonés, Toyota, lanzará un modelo de suscripción por encender el auto a distancia

La noticia es una sorpresa para los conductores de la marca, ya que hasta ahora estaban empleando el sistema con una prueba gratuita inicial. Cuando esa suscripción no esté activa, y hasta que se lanze definitivamente, dicha función simplemente estará deshabilitada. 

Tarifa de suscripción por encender el auto a distancia

La funcionalidad de esta prueba estará interconectada al paquete de audio incluído en el vehículo. Y es que el encendido a control remoto es una característica que no necesita internet para funcionar, ya que se trata solamente de señales radiales que van desde el dispositivo hacia el coche. 

Sin embargo, no todos los modelos ni en todos los países la compatibilidad es la misma. Para los usuarios de Toyota interesados en saber si su vehículo comprende esta actualización, se deberá acceder al sitio de servicios conectados, aunque ya el hecho de no tener activa esta función implica la no implementación de esta función.

La funcionalidad estará interconectada
La funcionalidad estará interconectada al paquete de audio incluído en el vehículo

En países como Estados Unidos y España ya se encuentra habilitada la aplicación MyT: App de Servicios Conectados. La descripción detalla que "tras la activación, comenzará tus 3 años de servicio gratuito. Puedes verificar la fecha de vencimiento de tu suscripción a MyT Multimedia en el portal de clientes Mi Toyota".

También, se describe que el servicio Remote Connect habilitará la opción de encender el coche a través del smartphone, el reloj inteligente y otros dispositivos conectados, aunque llamativamente no se menciona a la llave entre estos elementos. 

Fuente: The Drive
Fuente: The Drive

BMW, Porsche y Cadillac son algunas otras de las compañías automotrices que ya invirtieron en planes de suscripción para servicios adicionales a bordo, incluyendo el soporte para ecosistemas de Apple o Android, navegación a manos libres al mes y funciones bajo demanda adquiridas por los propios usuarios.

Viabilidad del modelo

Los fabricantes de coches quieren sacar a sus vehículos la mayor rentabilidad posible. Tradicionalmente, además de tratar de vender un auto lo más equipado posible, obtenían ingresos durante la vida del vehículo mediante el servicio post-venta.

Revisiones rutinarias, accesorios, eran y son parte importante de la rentabilidad de las marcas de autos.

Sin embargo, son cada vez más las marcas que desarrollan modelos de pago por uso, suscripciones mensuales que permiten el uso de un vehículo sin ataduras, bajo ciertas condiciones y restricciones.

Modelos de suscripciones como la de Toyotá ya fueron probadas desde hace unos años, pero no fueron demasiado exitosas. A excepción de la fórmula del car-sharing, que sin embargo, todavía se encuentra acotado a ciertos modelos.

La pandemia global de coronavirus COVID-19 fue el golpe de gracia para los servicios de car-sharing que ya estaban en la cuerda floja. Con todo, los fabricantes siguen en la búsqueda de formas de que los usuarios gasten su dinero en sus modelos, y preferiblemente, para que lo hagan con una predecible periodicidad mensual.

Coffee break en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído