El fondo Draper Cygnus desembolsará u$s50 millones startups latinoamericanas

El fondo Draper Cygnus desembolsará u$s50 millones startups latinoamericanas
Espera potenciar con fichas de entre 500.000 y 2 millones de dólares a 30 compañías en etapas tempranas. Se viene también otro fondo para rondas Serie B
Por iProUP
03.11.2021 07.57hs Startups

Draper Cygnus, la firma de inversión de capital privado de base argentina que cuenta con el multimillonario y "gurú" del Bitcoin, Tim Draper, entre sus accionistas, lanzó un nuevo fondo de 50 millones de dólares como meta, con el que buscará invertir en entre 25 y 30 compañías de "deep tech" latinoamericanas, en un período de cinco años.

Se llama Draper Cygnus LatAm Fund, y es el cuarto lanzado por la empresa surgida hace 9 años de la asociación de Draper con los expertos locales Diego González Bravo e Ignacio Plaza. El equipo actual lo completan otros tres socios (managing partners): Arturo Torres, Valentina Terranova y Daniel Salvucci.

"Somos un equipo muy horizontal, y nos ocupamos de estar ‘delante de la curva’. Por eso hoy invertimos en ‘deep tech’, que será lo que dentro de 10 años consideraremos como tecnología a secas, así como hace casi una década Diego e Ignacio supieron ver dónde hacer los primeros desembolsos, identificando los sectores en los que están hoy invirtiendo todos en la región", resumió muy orgulloso Salvucci, en diálogo con iProfesional.

En esta casi década la firma ya puso fichas en 65 empresas fundadas por latinoamericanos, aunque las compañías no se basen en la región –"invertimos en el talento latino, esa es nuestra tesis", dice el partner de Draper Cygnus- , de las cuales obtuvo ya 13 salidas. Entre esos casos de éxito se cuentan Auth0, Satellogic y Mural, entre otros unicornios de valuaciones superiores a 1.000 millones de dólares.

El nuevo fondo ya se encuentra activo y de hecho arrancó en abril de este año con las primeras inversiones. Desde entonces confiaron en siete emprendedores de México, Perú, Argentina y Brasil entre otros. Así se invirtió ya alrededor del 10% de la meta de 50 millones de dólares. 

"Llevamos casi un año y medio trabajando con la conformación de este fondo. Habremos visto casi 500 startups, de las cuales descartamos muchas, algunas de ellas porque no estaban aún en el punto de evolución adecuado. Y de una veintena que analizamos en profundidad, elegimos estas siete", afirmó Salvucci.

Las seleccionadas son las siguientes:

Novo Space: startup basada en Estados Unidos que ha desarrollado una plataforma modular de hardware y software de computadoras de alto rendimiento tolerantes a la radiación para aplicaciones espaciales.

Stamm: compañía de biotecnología que está rediseñando desde cero los bioreactores por medio de la combinación de microfluídica, electroporación, impresión 3D y robótica. Con ello busca multiplicar por varios órdenes de magnitud la eficiencia, flexibilidad y descentralización de la fabricación de productos biotecnológicos para la industria farmacéutica y alimentaria.

Los fundadores de Lemon Cash, una de las empresas invertidas por Draper Cygnus
Los fundadores de Lemon Cash, una de las empresas invertidas por Draper Cygnus

Lemon: fintech argentina que desarrolló tecnología para unir las finanzas tradicionales con las criptomonedas en una billetera virtual y tarjeta de crédito prepago. "La ronda de 16,9 millones de dólares que levantó en su serie A fue la mayo conseguida por una fintech argentina en ese estadio", aseguraron desde Draper Cygnus.

Codiga: startup que creó una solución basada en Inteligencia Artificial, que ayuda a los desarrolladores de software a programar mejor y más rápido, sugiriendo mejoras del código de manera automática. Detecta problemas en el mismo momento en que los desarrolladores están escribiendo el código y de manera automática sugiere modificaciones en un solo clic, de acuerdo a los objetivos y estilo del programador.

Oasys: revoluciona la forma en que se diseñan y construyen casas mediante el uso de tecnología de impresión aditiva de metales. Un diseño único estructural permite una experiencia punta a punta de diseño, fabricación y obra. Su plataforma de software y tecnología de construcción permite reducir a 3 meses el proceso completo.

MicroTerra: Esta compañía está desarrollando ingredientes proteicos, nutritivos y funcionales para la industria alimentaria de origen vegetal, a partir de una planta acuática Lemna, cultivada en infraestructura acuícola existente (de tilapia) de forma escalable, asequible y sostenible, lo que permite tener costos de producción más bajos, al mismo tiempo que brindan a los agricultores un flujo de ingresos adicional, incentivando prácticas sostenibles.

Voyager: startup basada en Canadá, fundada por un peruano, un israelí y un canadiense. Desarrolló un dispensador de bolsillo que entrega una dosis precisa a quienes consumen cannabis en formato de aceites, emulsiones o nuevas terapias.

El Draper Cygnus LatAm Fund aún está levantando capital para llegar a su meta de 50 millones de dólares, pero es casi seguro que habrá más anuncios de desembolsos antes de fin de año, promete Salvucci.

Asimismo, aclaró que alrededor de la mitad del capital recaudado será para inversiones "follow on", para redoblar la apuesta en algunas de las startups invertidas en este cuarto fondo. 

¿Qué busca Draper Cygnus?

A la hora de invertir, este fondo apuesta por compañías fundadas por latinos en cualquier parte del mundo, no solo en la región, que se dirijan a resolver problemas complejos y globales y que apuesten por la descentralización, de la mano de una visión global.

Según descubrió a este medio el managing partner, lo que busca Daper Cygnus son empresas que puedan ser relevantes en una industria en el futuro y que tengan "fundadores espectaculares", con muy alto potencial, ya que son fundamentales en esta etapa de la conformación de cualquier compañía. De hecho, al dar charlas en eventos o universidades, Salvucci les advierte a los oyentes (muchas veces estudiantes de MBA) que ser un emprendedor que entra al universo del capital de riesgo es un compromiso a diez o 15 años, en el cual se deben mantener en foco como lo hacen los deportistas de elite. No es una decisión que se debe tomar a la ligera. 

"En anteriores ocasiones, si bien no fuimos tan restrictos al respecto, gravitamos casi siempre hacia empresas fundadas por talento argentino. En este fondo nos estamos internacionalizando", apuntó Salvucci. 

Cuando hablan de invertir en startups de "Deep Tech", se refieren a soluciones basadas en la convergencia o combinación de nuevas tecnologías de frontera como Biotecnología, Nanotecnología, Space Industry, IOT e Inteligencia Artificial y Crypto, entre otras.

Ahora recaudará 50 millones de dólares fresquitos para desembolsar en compañías "promesa" en rondas serie A. Cada inversión semilla irá de los 500.000 dólares a los dos millones.

Blockchain y crypto, computación cuántica, Ciberseguridad, Inteligencia Artificial, Big Data, Edge computing, Robótica y Biotecnología, son algunos de los focos que están en la tesis de inversión de Draper Cygnus,

En paralelo, el Draper Cygnus ya están pensando el próximo paso y levantando capital para el quinto fondo, que en este caso se llamara Opportunity Fund y será para invertir en Series B.

Esas compañías podrán ser o no las invertidas por los fondos anteriores en etapas tempranas, aclararon. Es probable que también antes de fin de año haya novedades sobre este nuevo vehículo de inversión también.

El track record de Draper Cygnus 

Tim Draper, uno de los inversores principales del fondo Draper Cygnus
Tim Draper, uno de los inversores principales del fondo Draper Cygnus

El fondo Draper Cygnus surgió en 2017 con la unión del famoso inversionista norteamericano Tim Draper y la firma local de capital provado, Cygnus. 

Además de los mencionados unicornios, en su haber esta empresa cuenta con startups como Skyloom, Stamm y Lemon Cash. Fue además una de las elegidas para recibir 12 millones de dólares del Fondo Fiduciario para el Desarrollo del Capital Emprendedor (Fondce), capital que fue una de las inversiones que se volcaron en el fondo Draper 1, que potenció a las mencionadas startups argentinas. 

Tim Draper, por su parte, saltó a la fama por haber sido de los primeros inversores en apoyar a Tesla, SpaceX, Twitter, Coinbase, entre otras estrellas del ecosistema actual. Antes de ello, Draper se volvió reconocido por haber sido uno de los primeros inversores en Hotmail, antes del despegue de los servicios de correo electrónico gratuito, y también de Skype. Incluso fue uno de los primeros inversores en Baidu, el motor de búsqueda en Internet en chino, con el cual democratizó la llegada de las comunicaciones nada menos que a oriente.

Hoy en día, sin embargo, es más conocido por haber sido uno de los primeros impulsores del Bitcoin, invirtiendo fuertemente en esta criptomoneda. En 2014, cuando cada Bitcoin valía poco más de u$s400, él predijo que llegaría a u$s10.000 en tres años.

Draper se entusiasma con la posibilidad de tener no ya una moneda nacional, sino una que no esté atada a las decisiones de ningún gobierno particular. Por eso es que los fondos que siguen su visión tienen la descentralización como uno de sus ejes principales. 

Draper cree también que es el momento de invertir en empresas latinoamericanas. "La región está generando emprendedores que tienen un talento enorme y que son capaces de resolver los grandes problemas de la humanidad, convirtiendo los grandes desafíos en oportunidades. Hemos tenido aciertos enormes junto al equipo que lideran Diego e Ignacio y estoy muy ilusionado con lo que lograremos con este nuevo fondo", señaló el inversionista, en este caso mediante un comunicado.

Los emprendimientos en la región están recibiendo masivas cantidades del capital disponible a nivel global, y por eso varias compañías argentinas alcanzaron este año el rango de unicornios. Para Salvucci se da por múltiples factores que conforman una "tormenta perfecta" que volvió atractivas a las empresas latinoamericanas en algunos sectores vinculados a la digitalización de los negocios y la economía, segmento donde las inversiones de Draper Cygnus ya estaban presentes.

"La tormenta es buena y nos resulta útil tanto a emprendedores como fondos para reunir capital. Pero lo que digo es que menos mal que estamos remando en esto hace 10 años para hoy poder aprovecharlo!, afirmo Salvucci. 

El socio del fondo dice que no desestiman el buen negocio que se puede seguir haciendo en esas áreas para aprovechar esta oleada, pero el rol de los inversores de capital de riesgo fue estar allí cuando no era tan obvio y hoy buscar aquellos espacios que tampoco resultan evidentes pero que serán grandes negocios en el futuro. 

Startups en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído