Este es el mayor desafío que enfrentan las startups cuando comienzan a crecer

Este es el mayor desafío que enfrentan las startups cuando comienzan a crecer
Si uno sigue las historias sobre las startups es fácil tener la impresión de que muchas de ellas llegan a rondas de financiación multimillonarias en meses
Por iProUP
09.10.2021 06.47hs Startups

Si uno sigue las historias sobre las startups, no es difícil tener la impresión de que un buen número de estas nuevas empresas pasan de la idea a rondas de financiación multimillonarias en cuestión de meses o incluso semanas.

Por supuesto, esto no es cierto. Pero eso suscita una pregunta a la que Joe Procopio, creador de ExitEvent trata de responder:

¿Cuánto tiempo se tarda realmente en pasar de una idea a una startup de éxito?

He fundado, trabajado y asesorado a docenas de startups a lo largo de los años. Y dos de las mías destacan como ejemplos bastante decentes.

ExitEvent fue un viaje de tres años desde el lanzamiento hasta la adquisición, un tiempo aparentemente récord. Pero la historia completa se gestó durante al menos siete años, sobre la base de una tecnología que empecé a desarrollar en 1999. Sí, es un uno y un nueve a principios de ese año.

TeachingStartup.com acaba de celebrar su primer año completo en vivo con clientes de pago y mucho éxito. Registré la URL allá por 2014.

Un desafío importante en la carrera por sustentar tu proyecto es conseguir la financiación necesaria
Un desafío importante en la carrera por sustentar tu proyecto es conseguir la financiación necesaria

Todo lo bueno lleva su tiempo. Así que aquí hay una mirada aproximada a cuánto tiempo suelen llevar esas cosas buenas, basada en mis experiencias con startups que prosperaron, startups que fracasaron y startups que se estancaron.

Alerta de spoiler: las que alcanzaron el mayor éxito fueron las que más tardaron en llegar.Puede llevar un par de años desarrollar la idea correcta

Una idea puede dar vueltas en la cabeza de un emprendedor durante mucho tiempo. También puede morir allí.

La mayoría de las ideas de las startups nunca salen del cerebro de la persona con la idea porque la persona con la idea nunca pasa a la acción. Actuar no significa escribir la idea (aunque es un primer paso tan bueno como cualquier otro). Actuar no significa compartir la idea con otros (a menos que esos otros tengan habilidades y recursos para ayudar).

A pesar de lo que se ve en los giros argumentales de Hollywood, la gran mayoría de las grandes ideas de negocio no son relámpagos de inspiración instantánea. La inspiración puede golpear rápidamente, pero el rayo que produce no acelera una idea de 0 a 100 km/h.

Los relámpagos de inspiración suelen convertirse en grandes ideas cuando esa idea lleva un tiempo estancada a 100 km/h.

La experiencia me ha enseñado que la primera vez que tengo una idea de negocio que cambia el juego, esa idea va a ser terrible. Es necesario ejecutar, exponer y perfeccionar la idea durante un largo periodo de tiempo, para eliminar todo lo terrible de la idea y hacerla viable, es decir, que merezca la pena. Una vez que llegue a ser viable, puede empezar el cambio de juegos.Se necesitan al menos unos meses para convertir una solución en un producto viable

Las ideas son inútiles por sí solas, y las nuevas empresas no empiezan su vida como ideas, sino como soluciones a problemas existentes.

Estoy dispuesto a apostar que prácticamente todas las personas que están leyendo este post han conocido en algún momento de su vida un nuevo producto de éxito y han pensado: «Yo tuve la idea de eso hace años».

Sí, probablemente tuviste la idea. Sólo que no resolviste el problema.

Pero incluso la solución que más cambia el juego no lo hace por sí sola. La solución todavía tiene que ser empaquetada, construida, con un precio y entregada a un mercado que espera comprarla.

Una de las cosas que enfatiza este emprendedor es a no desanimarse si las cosas no salen tan rápido como se quisiera
Una de las cosas que enfatiza este emprendedor es a no desanimarse si las cosas no salen tan rápido como se quisiera

Llegar a un producto mínimo viable lleva al menos unos meses. Ese producto se irá perfeccionando a lo largo de más tiempo, hasta llegar al cambio de juego que todos esperamos.

Se necesitan varios años para que una empresa funcione a pleno rendimiento

TeachingStartup.com es mi proyecto para hacer más y mejores emprendedores y es una empresa de uno (con ayuda). Mi trabajo real es el de Jefe de Producto en Spiffy, una startup de cuidado y mantenimiento de vehículos móvil a la carta con más de 300 empleados. Ambas empresas tienen productos, clientes e ingresos.

Tras unos seis años desde su lanzamiento, Spiffy ha alcanzado su máxima productividad. Después de poco más de un año de lanzamiento, TeachingStartup.com todavía utiliza un montón de malditas hojas de cálculo.

Lo que quiero decir es que tener un producto, clientes e ingresos no significa que tengas la máxima productividad. La mayoría de las empresas perderán dinero y estarán a punto de fracasar un par de veces antes de alcanzar su punto álgido. La inmensa mayoría de las empresas emergentes coquetearán con el final de su recorrido al menos una vez, si no varias.

Hasta que no conozcas los puntos fuertes y los límites exactos de tu empresa, y puedas apoyarte en esos puntos fuertes para superar esos límites, siempre existe la posibilidad de que la derrota sea arrancada de las fauces de la victoria.

Se necesita al menos un año para convertir el crecimiento aleatorio en un crecimiento rentable y escalable

Digo «al menos un año» y lo digo en serio. El requisito mínimo para obtener los datos que demuestren tanto la escalabilidad como la rentabilidad y sin la posibilidad de falsos positivos es un proceso de al menos 12 meses.

Se puede alcanzar una sin la otra, pero tanto la rentabilidad como la escalabilidad deben ser alcanzadas antes de que cualquier startup pueda ser considerada un éxito. Vuelve a mirar esos artículos sobre startups en los que se lee que fueron adquiridas de la noche a la mañana. Busca cuándo se fundaron. Luego, si preguntas a los propios fundadores, probablemente te dirán que la idea surgió un par de años antes.

Es un largo camino. Así que empieza.

No quiero que sumes los periodos de tiempo y te convenzas de que no vas a conseguir lanzar tu startup y comercializar tu producto rápidamente. Simplemente no quiero que te rindas después de un año cuando no puedas entender por qué no estás viendo la tracción que pensabas encontrar.

Fuente: INC

Startups en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído