Más artículos

Visa, Mastercard y un duelo nunca antes visto: se baten a "palos verdes" para quedarse con una empresa clave

Visa, Mastercard y un duelo nunca antes visto: se baten a "palos verdes" para quedarse con una empresa clave
Las compañías quieren quedarse con Earthport y lanzaron ofertas millonarias. Las claves detrás de la pugna por controlar las transferencias internacionales
Por Sebastián Cané
12.02.2019 06.00hs Mundo Fintech

Visa y Mastercard libran por estas horas una batalla sin tregua para quedarse con una startup. La ganadora se hará de un negocio que irá creciendo en protagonismo en los próximos años: los envíos de dinero "low cost" de un país a otro, que pronto superarán los u$s30.000 millones anuales.

La primera en acercar una propuesta por hacerse del control de Earthport -firma con sede en Londres dedicada las transferencias internacionales de bajo costo- fue Visa, que se mostró dispuesta a poner sobre la mesa la friolera de u$s255 millones.

Como era de prever, la respuesta de Mastercard no tardó en llegar. Si su contendiente quería jugar fuerte, estaba dispuesta a hacerlo: 305 "palitos verdes" fue su propuesta.

Visa "puso el grito en el cielo" y lejos de resignarse ante su rival, redobló la apuesta: ofreció u$s320 millones como "última oferta".

Mastercard, no quiere ceder, y es por eso que acaba de pedirle a los accionistas de Earthport que no tomen aún una decisión, ya que está analizando varias opciones.

Mientra, la startup vive su momento de gloria. Y no es para menos: deseada por las dos tarjetas de crédito más grandes del planeta, su acciones crecieron cinco veces desde que comenzó la disputa.

Pero, ¿qué tiene esta empresa para que dos gigantes como Visa y Mastercard se batan a duelo para quedarse con ella?

El secreto del deseo

Earthport nació en 1997 como una empresa de servicios financieros. Se dedica a agilizar y abaratar las transferencias de dinero internacionales entre bancos, a partir del uso de nuevas tecnologías.

Como estas operaciones siguen realizándose "a la vieja usanza" (es decir, utilizando a bancos intermediarios), el proceso tradicional suele demorar varios días y ser onoroso.

En enero de 2016, Earthport sumó como socio estratégico a Ripple, una plataforma basada en blockchain para el mercado financiero. Desde entonces, se convirtió en aliada de varias empresas que necesitaban girar dinero al exterior, especialmente, bancos.

En 2017 consiguió una ronda de inversión de u$s32 millones, con fondos importantes detrás, como Andressen Horowitz. Hoy, tiene 200 empleados y oficinas en Londres, Nueva York, Dubai, Miami y Singapur.

"Earthport crece todos los años en cantidad de países donde opera y envíos de dinero a distintas parte del mundo. Estas operaciones son vitales para las empresas de pago, como Visa y Mastercard, que están peleando codo a codo por quedarse con el liderazgo en este segmento", afirma Alberto Vega, manager para Latinoamérica de BitPay, a iProUP.

Juan José Méndez, gerente de Marca de Ripio, asegura que Earthport registró un aumento cercano al 30% en la cantidad de países en los que opera.

"Ofrece una solución que permite bajar bastante los costos ya que con una sola red llegás casi a 90 territorios. Visa y Mastercard parecen estar interesados en reducir el número de intermediarios con los que manejan transferencias internacionales", apunta a iProUP el ejecutivo.

No obstante, los expertos señalan que la clave aquí no es el uso de monedas virtuales en sí, sino de la plataforma de blockchain –en este caso, de Ripple-, una tecnología que promete revolucionar la forma en que se traspasa información de una manera más veloz y confiable.

"Es algo parecido a lo que está haciendo Walmart: usar blockchain, pero no dinero virtual. La ventaja que les da Ripple es la velocidad. A diferencia de otros sistemas tradicionales, la información queda grabada casi al instante", remarca Méndez.

De esta forma, según Vega, la empresa logra "reducir el total de intermediarios. No importa qué tecnología se utilice, aunque la cadena de bloques es una de las más prometedoras para solucionar este problema".

Como ejemplo, señala que "Bitcoin lo hace posible en varios mercados, aunque su liquidez es aún limitada".

El futuro

Por estas horas, Earthport está decidiendo si acepta la oferta de Visa o si espera que Mastercard ponga más plata sobre la mesa. Algunas fuentes dan lo primero como un hecho.

Méndez reitera que el principal beneficio para la compañía que gane será "la reducción de costos, ya que trabajaría con menos intermediarios en los pagos internacionales".

Además, continúa el experto, "sería menos dependientes de otras empresas que les brinden el servicio, ya que incorporarían el know how a su empresa".

"El juego tiene varias aristas, principalmente la construcción de liquidez en los diferentes mercados", asegura Vega.

También señala que quien "pierda" la batalla por Earthport se verá obligado a apostar por firmas similares, como Currency Cloud. Y remarca que las compañías de monedas virtuales también serían aliadas para lograr el abaratamiento de transacciones transnacionales o bien convertirse en competencia.

El directivo de Ripio agrega a la lista a Transfer Wise: "Está más orientada a usuarios", asegura, si bien subraya la antigüedad en el mercado de Earthport como un diferencial.

Ante un mercado global y que cambia constantemente, tanto Visa como Mastercard saben que las transferencias de dinero a cualquier país del mundo deben hacerse de manera veloz y sin dejar la seguridad de lado.

"Sin duda, es una batalla por algo que las dos empresas consideran claves y el que pierda estará en desventaja. Hay que seguirlo de cerca porque no es común ver una batalla así entre dos players tan importantes", asegura Méndez.

"Esta competencia es clave para las estrategias de expansión global de ambas, la construcción de infraestructura que les permita aventajar a su competidor seguirá siendo foco para ambas empresas", señala Vega.

Y agrega: "No importa quién gane esta puja la pelea tiene muchos rounds por delante aunque dicen que quien pega primero pega dos veces".

Por Argentina, ¿cómo andamos?

Mientras Visa y Mastercard batallan a nivel global para ver cuál se queda con Earthport, en el plano local trabajan para madurar la tecnología contactless, que agiliza los pagos con tarjeta y abre un nuevo abanico de posibilidades.

La primera en traer este modalidad a la Argentina fue Mastercard, hace poco más de un año, pero la firma Prisma, emisor de Visa en el país, no sólo está renovando los plásticos junto a los bancos, sino que además está trabajando con los comercios para que aceptan esta nueva modalidad.

"A partir del primer trimestre, los clientes de los principales bancos de la Argentina recibirán sus plásticos sin contacto", anticipó a iProUP Agustin Parodi, gerente de Productos Adquirentes de la división Medios de Pago de Prisma.

 

Al mismo tiempo, negocian con los supermercados, estaciones de servicio y otras cadenas la implementación de los nuevos dispositivos de cobro que aceptan contactless, que agiliza las transacciones, promete evitar las largas colas y ofrece mayor seguridad por los siguientes aspectos:

- El cliente apoya la tarjeta sobre el lector, sin necesidad de entregarla a un tercero

- El plástico tiene un chip con datos encriptados que permiten que no se "clone" la tarjeta.

- La operación no requiere la emisión de cupón ni la firma del cliente en operaciones de hasta $1.000.

- Las tarjetas se pueden "virtualizar" en una billetera electrónica, permitiendo colocando el celular sobre la terminal.

"La estrategia hasta ahora es monomarca (solo Visa). Después del primer trimestre vamos a hacerlo con todas", asegura el directivo de Prisma, compañía que recientemente consiguió la licencia para emitir Mastercard.

Además, informó la llegada al país de su red VisaNet, con la que podría implementar los pagos desde celulares, autos y relojes inteligentes. La compañía afirma a iProUP que hasta los electrodomésticos se podrán utilizar para abonar compras de manera no presencial.

Por ejemplo, una heladera inteligente puede combinar la plataforma de VisaNet y la app de un supermercado para que el usuario pida aquellos alimentos en cuanto detecte faltantes, los pague a través de la pantalla del electrodoméstico y los reciba en su hogar.

Asimismo, la compañía abrió a nivel global esta plataforma a los programadores independientes para permitirles el desarrollo de soluciones que se "embeban" en cualquier tipo de dispositivo conectado a Internet.

Por su parte, First Data, emisor hasta hace poco exclusivo de Mastercard, se adelantó a Prisma (y, también, a Visa) a lanzar sus dispositivos de pago contactless en el país.

De hecho, la Argentina será el primer país de Latinoamérica y quinto del mundo (luego de los Estados Unidos, Canadá, Alemania y Reino Unido) en el que la empresa estadounidense introducirá sus terminales Clover.

Tanto los equipos que distribuirá Prisma como los que entregará First Data a los comercios contarán con pantallas táctiles, conexión a Internet Wi-Fi y 3G y compatibilidad con tarjetas de banda magnética, con chip y contactless.

Además, los de la firma estadounidense incorporarán software para monitorear las ventas, gestionar datos del personal y permitir la instalación de apps y así ampliar las funcionalidades del equipo en base a la información que se genere en las transacciones.

Así, First Data Cono sur espera llegar a 200.000 negocios adheridos y puso en marcha la campaña Aceptadores, una comunidad online de Pymes en la que, a través de capacitación, promociona sus terminales de cobro.

El objetivo de ser el principal procesador de pagos online lleva a ambas marcas a ofrecer sumas millonarias por una –hasta ahora– desconocida empresa británica.  

Si bien Mastercard pidió a los accionistas de Earthport tomar una decisión, sabe que el reloj está corriendo. Y que no que no es bueno hacer esperar a nadie en tiempos de transformación digital.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain