Más artículos

Mirá cómo funciona la app que te avisa cuándo llegará el próximo colectivo y conocé el futuro de la SUBE

iProUP entrevistó a responsables del sistema que monitorea las unidades en tiempo real para que los pasajeros sepan cuándo llegará el vehículo a la parada
Por Florencia Barbeira
07.07.2019 06.07hs Leaders

Quienes usan a diario el transporte público están acostumbrados a calcular, dentro del tiempo de viaje, cuánto deben esperar para tomar el colectivo. Pero, aunque se cuente con un estimativo, las variables al fin y al cabo siempre serán inciertas ¿Qué sucedería si se pudiera conocer la hora exacta y el recorrido en tiempo real del medio de transporte que debe tomarse?

Nación Servicios, una división de Banco Nación que maneja el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), acaba de lanzar la aplicación "Cuando Subo", que permite a más de 2,4 millones de usuarios saber a qué hora llegará el colectivo a la parada. En una primera etapa está disponible para 118 líneas y completará la totalidad de ramales que bajo la órbita de SUBE para fin de año.

En la Argentina, circulan más de 35.000 buses, de los cuales 18.000 funcionan en Capital Federal y Conurbano. Actualmente, son 38 las localidades que operan con SUBE y se llevan a cabo 16 millones de transacciones diarias con la tarjeta.

"El monitoreo inteligente de colectivos de SUBE es la evolución del sistema tradicional que originalmente fue pensado para ticketing", comenta a IProUP Gustavo Devito, líder del proyecto. Previo a su lanzamiento, se probó con resultados favorables en 100 líneas de colectivos que conectan la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.

El sistema de gestión de flota visualiza en tiempo real la ubicación, el recorrido que realizan, las paradas que deben respetar y la velocidad a la que están circulando. Esto, además, permitirá ver si un colectivo realizó un cambio en el trayecto o está demorado.

La implementación del sistema supone una inversión de 6,8 millones de dólares. Además, Devito asegura que se renovaron los equipos de 10.000 colectivos del área metropolitana, que tenían más de 8 años de antigüedad, y se actualizó el software de los 8.000 restantes.

Este desarrollo favorece a tres actores clave del sistema de transporte nacional:

- Usuarios: pueden saber con precisión, desde sus celulares, cuándo llegará el colectivo a su parada. Esto beneficia la planificación de los viajes y reduce el tiempo de espera

- Conductores: mejora la seguridad, el vínculo con los pasajeros, la eficiencia en su trabajo y su calidad de vida

- Sistema de control: para planificar recorridos, mejorar el control y el cumplimiento, mayor calidad de servicio

"Los trenes y los subtes tienen un sistema de predicción, pero no hay otro sistema de esta envergadura a nivel mundial. Nuestro proveedores tienen implementaciones de tan sólo 6.000 colectivos como máximo", subrayó en una charla exclusiva para iProUP Leandro Gatti, responsable de soluciones tecnológicas de SUBE.

En este sentido, Devito apunta que tras el proceso de licitación (en el que se presentaron empresas de China, Corea y distintas países de occidente) el software adjudicado resultó ser de la compañía italiana Leonardo.

¿Cómo funciona?

Las validadoras de SUBE cuentan con un sistema GPS con conexión 3/4G que transmite una señal con la ubicación exacta y en tiempo real, del colectivo, su velocidad y frecuencia.

La información recibida muestra dónde están todas las unidades en circulación, la velocidad a la que se están trasladando, además de calcular en cuánto tiempo llegará a la próxima parada.

Todo esto se proyecta en un mapa digital ubicado en las oficinas de SUBE y también en los teléfonos de los usuarios que tengan una app de movilidad como Google, Moovit, Cómo Llego o Cuándo Subo. O de cualquier otra que desee acceder a la información, ya que la ofrecen como código abierto (open data).

En efecto, esto se trata de otro subproyecto importante dentro de este programa, que consistió en digitalizar toda la información estática.

"Se seleccionó el General Transit Feed Specification (GTFS), un estándar internacional que permite codificar a todas las líneas de colectivo de la misma manera. Esto implicó un trabajo en conjunto con el Ministerio de Transporte, la Provincia y Ciudad de Buenos Aires y los Municipios para recolectar información que estaba archivada en dependencias públicas", afirma Devito a iProUP.

"Sin esta información, el colectivo es solo un punto moviéndose, como si se tratara únicamente de una aplicación de posicionamiento", agrega.

Este incipiente lanzamiento acompaña otras medidas que aplican tecnología para mejorar la experiencia de los usuarios a la hora de realizar diferentes operaciones con SUBE.

Con más de 390 mil descargas, 425 mil personas utilizan Carga SUBE, la aplicación del Sistema Único de Boleto Electrónico que permite a los usuarios acreditar y chequear el saldo de su tarjeta estén donde estén a través de sus teléfonos celulares.

De todas formas, aquellos que no tengan la tecnología necesaria (NFC) para poder utilizar la app, tienen la opción de comprar el Dispositivo de Conexión Móvil para celulares, tablets y computadoras que ya utilizan más de 23 mil usuarios.

Proyectos a futuro

"Estamos trabajando en mejorar el sistema de carga para hacerlo cada vez más sencillo y accesible. También estamos trabajando en otros proyectos en conjunto con el Ministerio de Transporte que probablemente podamos comentar próximamente", adelanta Gatti.

En este sentido, comentan que posiblemente lancen una versión digital de la tarjeta SUBE, ya que los equipos actuales son compatibles.

Pero también trabajan en el "colectivo inteligente" que, además de enviar datos al centro de operaciones, será capaz de recibir información.

"El sistema está diseñado para que sea bidireccional. Hoy, estamos con la primera prioridad: brindar información al ciudadano y a la jurisdicción. Este primer lanzamiento es unidireccional", señala Devito.

Según Gatti, "esta nueva especificación de equipos tiene una consola más grande, con conexión, micrófono y parlantes, por lo que se puede enviar y recibir datos del colectivo hacia y desde la central". Esto abre el camino a futuras implementaciones.

Los directivos señalan que la validadora soporta la conexión de otros dispositivos, como uno que emitir una señal en caso de que haya una emergencia. "Una especie de botón de pánico", aseguran.

Además, se le añadirá al vehículo un medidor de combustible y un contador de pasajeros. Así, un algoritmo calculará cuántos kilómetros le queda por recorrer con el gasoil que lleva en el tanque.

También planean que el sistema pueda establecer los desvíos de manera automática a través de la inteligencia artificial, ya que podrá detectarlos si un gran porcentaje de unidades cambian su recorrido, en lugar de hacerlo de manera manual.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Leaders en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Leaders
Te puede interesar