Dime dónde vives y te diré cómo te cuidan: municipios suman tecnología para mejorar la calidad de vida

Dime dónde vives y te diré cómo te cuidan: municipios suman tecnología para mejorar la calidad de vida
De la mano de la tecnología, distintos partidos del Gran Buenos Aires logran mejorar sus áreas claves. Cuáles son las novedades para sus vecinos
Por Florencia Lippo
23.12.2019 06.15hs Innovación

Fuera de la Ciudad de Buenos Aires hay un mundo cada vez más inteligente, conectado y eficiente. Con herramientas clave para la gestión urbana como la automatización, inteligencia artificial, IoT, robots y energías renovables, municipios del Conurbano implementan sistemas innovadores para mejorar desde calles hasta sus oficinas. 

La urbanización de zonas aledañas al centro del país, sumada a la migración de gente hacia el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) obliga a repensar el entramado de las ciudades, para mejorar la calidad de vida, abaratar costos municipales y eficientizar todos los procesos, desde el tránsito y la luminaria hasta la red de cámaras de seguridad. 

Esta tendencia se da en todo el mundo: cerca de 4.000 millones de personas viven en ciudades y se prevé que para 2050 el número aumente aún más, concentrándose el 70 por ciento de la población en entornos urbanos.

El desarrollo empezó, de manera incipiente, con redes de WiFi abiertas en plazas o centros comerciales, carteleras de transporte público inteligentes con seguimiento vía GPS de los colectivos o trenes, para luego incorporar innovaciones mucho más sofisticadas

Sistemas como el reconocimiento facial, sensores de calor y color, aparatos conectados y data analytics ya no son exclusivos para China o Estados Unidos, sino que se usan aquí, a menos de 15 kilómetros de la Capital Federal.

La mayoría de los municipios no detalla cuánto presupuesto destina a tecnología –al argumentar que no está discriminado de esta forma, sino que abarca a distintas áreas dentro de la gestión general–, pero todos aseguran que es un monto que viene en alza. 

Si bien los partidos consultados admiten que el Conurbano hoy tiene necesidades mucho más apremiantes, subrayan que la inversión en este tipo de innovaciones mejora la calidad de vida también en cuestiones básicas como la seguridad e higiene, dos de los temas que más preocupa a los vecinos. 

Eficiencia y la agilidad

En zona Norte del Gran Buenos Aires, Vicente López es uno de los pioneros en la implementación de tecnologías para la gestión urbana. Desde el municipio señalan a iProUP que cuando las autoridades actuales iniciaron su gestión no se podían hacer trámites online, algo que se buscó cambiar desde el primer día para agilizar procesos y reducir costos.

"Todos los trámites se hacían de modo presencial en la municipalidad. Hoy se realiza online desde la inscripción de proveedores y los turnos en el hospital hasta la autogestión tributaria. Digitalizar esto llevó mucho tiempo, ya que antes era todo en papel y había muchos datos para cargar manualmente", recuerdan desde la municipalidad. 

Ahora, con un sistema de gestión digitalizado, Vicente Lopez cuenta con una app para trámites, pedidos y reclamos desde el celular lanzada hace un año y medio en modo de prueba y que ya funciona sin restricciones para todo vecino que quiera descargarla. En materia de seguridad, el partido posee un sistema de Inteligencia Artificial que detecta autos por color y personas según su vestimenta. Además, instaló 50 tótems en distintos puntos comerciales, zonas de escuelas, estaciones de tren y plazas, que funcionan como botones antipánico para llamar a una patrulla municipal y direccionar las cámaras para hacer un seguimiento en vivo de la emergencia. 

Para sus miembros de seguridad, Vicente López también suministra chalecos inteligentes con tecnología para seguir a los efectivos a través de un GPS, para saber si están caídos gracias a su reconocimiento corporal, y un botón con intercomunicador para llamar refuerzos, grabar audios de lo que sucede y comunicarse con la central de seguridad. 

Un robot en zona oeste

En Tres de Febrero, la tecnología también se aplica en distintas áreas de la gestión municipal, desde la seguridad hasta el desarrollo urbano. 

"Llevamos adelante varias acciones de tecnología en distintas áreas, como el expediente electrónico -para darle más trazabilidad a los reclamos- y el robot en los sumideros -para chequear cuáles son los caños rotos y no romper estructuras en las que no es necesario-", enumera Diego Valenzuela, historiador, docente, y actual intendente.

Justamente, menciona el robot porque es uno de los principales avances. Se trata de una máquina destinada al arreglo de los sumideros provista por la empresa constructora Forever Pipe. 

De la misma manera que industrias como la de Oil & Gas, utiliza drones para controlar el estado de la cañerías, que tienen kilómetros de tendido. Los "in pipe robots" sirven para hacer el trabajo subterráneo y verificar los tubos que estén bajo tierra.

En el mundo, este mercado está en alza, sobre todo en países como los Estados Unidos y China. Incluso en Zurich, Suiza, un robot cuadrúpedo alcanza zonas bajo tierra que no podían ser cubiertas por trabajadores, con un sistema inteligente que tiene sensores láser y cámaras. 

Esta tendencia, que ya llegó a América Latina, se observa también en países como Uruguay, donde la misma firma que se usa en Tres de Febrero realiza trabajos de control de sumideros.

Con la intención de evitar inundaciones en puntos estratégicos de las ciudades del Oeste del Gran Buenos Aires que comprenden Tres de Febrero, la tecnología inspecciona sumideros, conductos pluviales y tuberías con una cámara que permite dar un diagnóstico certero sobre el estado de la infraestructura. 

Valenzuela considera que no es necesario adquirir otro robot, ya que el municipio puede usar el mismo para trasladarlo entre los distintos barrios y controlar el estado de toda la red del partido.

En materia de seguridad, posee tótems de seguridad como los de Vicente López. Actualmente, hay cuatro pilares que funcionan como botones de pánico. El intendente planean sumarlos en 10 plazas. Además, están incorporando cámaras con georreferencia, mapas de calor, video analytics y reconocimiento facial para detectar patrones y cargar datos de búsqueda que antes se hacían artesanalmente.

De cara al 2020, Valenzuela afirma que seguirán incorporando cámaras y tótems, además de digitalizar el sistema de cobro de impuestos.

En relación con esto último, la innovación que plantea refiere a la creación de una billetera digital propia, sin intermediarios bancarios o fintech, para terminar con la emisión de boletas en papel y facilitar el pago electrónico en una plataforma para los vecinos que cobren en cuentas bancarias. 

Mucho más que luz

Más allá de las innovaciones en seguridad, que es una de las mayores preocupaciones de los vecinos en el conurbano bonaerense, distintos partidos también comenzaron a mostrar interés en el ahorro energético y en la utilización de energías renovables para abaratar costos. 

Ese es el caso de Lanús, en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, con la gestión de Néstor Grindetti comenzó a usar paneles solares para oficinas municipales y unidades sanitarias en barrios que se encuentran fuera del tendido eléctrico tradicional. 

"Todas estas innovaciones en energía renovable están enmarcadas en un proyecto de la visión de Lanús 2030, presentado desde que inició su mandato en 2015", explica Ricardo Ruj, director general de Iluminación y Redes Urbanas del partido. 

Actualmente, disponen de paneles para generar energía eléctrica y otros que sirven para transformarla en iluminación. Los primeros se ubican en centros comerciales y plazas, y sirven para cargar el celular y concientizar a los vecinos sobre el uso de fuentes renovables; los segundos ya fueron instalados en la plaza seca del municipio.

Sin embargo, el trabajo más importante no está en estos puntos (ya que son zonas más urbanizadas y céntricas) sino que el verdadero desarrollo se encuentra en unidades municipales donde las oficinas para atención al vecino están abastecidas por energía solar

En el caso de estas dependencias, que abren a las 8 de la mañana y cierran a las 3 de la tarde, el costo operativo se redujo en más del 60 por ciento, ya que se pueden proveer energía renovable durante casi todo el día sin recurrir a la red convencional, con tarifas que en los últimos años sufrieron aumentos de más del 3.000 por ciento. 

Según indican desde la municipalidad de Lanús, el paso siguiente es implementar fuentes limpias de energía en dos barrios, donde actualmente tienen solamente medidores en sus entradas. "Estamos preparando un proyecto para viviendas sociales con problemas en el suministro por cortes, porque las redes internas no son una red en realidad", dice Ruj sobre la situación actual en estas zonas de Lanús. 

"Además, tenemos un proyecto para sumar paneles solares en el techo del edificio de la municipalidad para alimentar a la Agencia Municipal de Ingresos Públicos, donde trabajan casi un centenar de personas", señala Ruj.

De todas maneras, más allá de reconocer que el presupuesto puede resultar acotado para estos proyectos, el director afirma que los cambios en muchas de las redes representaron un costo mínimo, ya que se implementó energía solar en lugares donde no había tendido. 

"Hoy, no hay mucha diferencia en los costos. Además, cuando se reglamenten los medidores bidireccionales los proyectos van a tender a tener costo 0", concluye. Así, más que nunca, la innovación está al alcance de todos los vecinos.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído