Smart cities: la tecnología, clave para mejorar la movilidad y reducir la contaminación en las ciudades

Smart cities: la tecnología, clave para mejorar la movilidad y reducir la contaminación en las ciudades
Atención más ágil, tráfico más seguro y fluido o menos emisiones contaminantes son algunos impactos de la tecnología de las ciudades inteligentes
Por iProUP
26.11.2019 12.52hs Innovación

Los núcleos urbanos concentrarán en 2050 más de dos tercios de la población mundial, son ya responsables de más del 70% de las emisiones de dióxido de carbono y generan el 80% del PIB global. No es posible enfrentarse a los actuales desafíos sociales, económicos y medioambientales sin actuar con un enfoque transversal, manteniendo siempre la vista sobre el ciudadano como eje de cualquier proyecto de transformación.

Con esta premisa, han confluido casi 400 ponentes y 25.000 profesionales en el Smart City Expo World Congress, celebrado entre el 19 y el 21 de noviembre en Barcelona. La empresa Indra ha mostrado en ella su solución "Onesait Government Cities" para la gestión integrada de ciudades y territorios inteligentes y su plataforma In-Mova Space, orientada al impulso de movilidad sostenible.

La firma apuesta así por un binomio entre ciudades inteligentes y movilidad sostenible que ya impacta, según cifras de la compañía, en la calidad de vida de 500 millones de personas repartidas en 150 ciudades del mundo como Londres, Ámsterdam, Amberes, Helsinki, St. Louis, México DF, Lima, Medellín, Santiago de Chile, Kuwait o Manila.

"Onesait Government Cities" utiliza como base tecnológica Onesait Platform, la plataforma IoT con capacidades big data que permite cruzar y analizar la información de servicios diversos, como recogida de residuos, energía, agua o tráfico. Datos que ayudan a tomar decisiones en tiempo real y realizar predicciones que se traducen en políticas y servicios públicos cada vez más adaptados a las necesidades del ciudadano. 

Con esta tecnología, Minsait participa desde hace más de un año en Select for Cities, un concurso de ciudades inteligentes impulsado por la Unión Europea que ha implementado proyectos piloto como la reducción de las emisiones contaminantes y mejora de la calidad del aire en Helsinki o la medición del índice de confort en Amberes con el objetivo de impulsar la actividad del comercio local.

En la otra vertiente, los ciudadanos y el medioambiente exigen que la movilidad sea cada vez más sostenible, rápida y adaptada. Dentro de esta apuesta, la plataforma de Indra especializada en smart mobility, In-Mova Space, trabaja para mejorar en personalización y en experiencia del usuario.

Una plataforma que, por ejemplo, es la base sobre la que se gestionan y monitorizan los túneles de Londres, el área metropolitana de Manila o las carreteras de la DGT, que es capaz de integrar las soluciones de los autobuses interurbanos de Madrid y controlar el acceso y las estaciones de metros de todo el mundo. 

Hasta ahora, según indica la compañía, se ha logrado reducir en 30 minutos el tiempo de los trayectos en automóvil, un 40% los tiempos de espera y traslado de viajeros en autobús, un 50% el tiempo medio de respuesta ante incidentes y un 18% el número de accidentes de tráfico, especialmente en semáforos. Asimismo, ha descendido un 30% la tasa de fraude en accesos al transporte público y se ha alcanzado una tasa de puntualidad del 98% en líneas regulares de tren y autobús.