Más artículos

Unión Europea: fusiones como la de Fitbit y Google ponen en peligro la privacidad de los usuarios

Unión Europea: fusiones como la de Fitbit y Google ponen en peligro la privacidad de los usuarios
La comisaria Margrethe Vestager asegura que a los reguladores europeos les preocupa que las corporaciones se fusionen, por los datos que estas poseen
09.11.2019 19.53hs Innovación

Es cada vez mayor la preocupación de los entes reguladores sobre el uso indebido que se le puede dar a los datos obtenidos de plataformas empresariales, aparte de que la forma en que lo hacen puede ser atentando contra la privacidad, y reducir la competitividad en el sector.

"En general, nos preocupa que las compañías se fusionen por los datos". Así ha expresado Margrethe Vestager su posición respecto a operaciones empresariales como la llevada a cabo entre Google y Fitbit.

La comisaria europea de competencia asegura que los organismos reguladores temen que las fusiones de compañías con grandes volúmenes de datos –y su posible fusión– comprometan la privacidad de los ciudadanos europeos o afecte a la competitividad de otros rivales, por lo que evaluarán estos aspectos en detalle antes de dar luz verde a cualquier posible operación.

La comisaria europea ha evitado cualquier referencia a la compra de Fitbit por parte de Google, aunque las preocupaciones expresadas durante el Web Summit (Lisboa) podrían acabar influyendo en la aprobación de esta operación por parte de la Unión Europea. El uso que Google haga –o pueda hacer– de los datos recopilados por Fitbit durante los últimos años (ritmo cardíaco, ubicaciones, entrenamientos, etc.) jugará un papel fundamental en el proceso.

Rick Osterloh, máximo responsable de dispositivos y servicios en Google, aseguró en el blog oficial de la compañía que los datos de salud recopilados por Fitbit no serán empleados en la segmentación y personalización de anuncios. "Seremos transparentes en los datos que recopilamos y por qué. Nunca venderemos información personal a nadie", aclaró el ejecutivo.

Margrethe Vestager, la comisaria europea, ha sido particularmente crítica con las prácticas de gigantes tecnológicos como Google, a quien ha impuesto importantes sanciones económicas durante los últimos años. Entre ellas se incluye la multa de 4.300 millones de euros por prácticas anticompetitivas en torno al sistema operativo Android, cuya cuota de mercado global supera el 80%, indicó Hipertextual.

Te puede interesar