Más artículos

El caso de WeWork hace temblar al sistema: ¿está por explotar una nueva burbuja en Silicon Valley?

El caso de WeWork hace temblar al sistema: ¿está por explotar una nueva burbuja en Silicon Valley?
Entre las compañías que ya hicieron su oferta pública inicial están algunas de las startups de tecnología con las valuaciones más altas del planeta
10.10.2019 09.25hs Innovación

El caso de WeWork, Uber y Lyft está levantando interrogantes entre los inversores y emprendedores en Silicon Valley y en todo el mundo. Inclusive, varios expertos aseguran que hay una nueva "burbuja" que está por explotar, similar a lo que pasó con las punto com a principio de milenio.

Tal como explica el sitio Merca.20 durante el 2019 hubo muchas ofertas públicas de acciones (IPOs) de grandes startups de tecnología que, en su mayoría, han resultado decepcionantes en sus resultados financieros. 

Entre las compañías que ya hicieron su oferta pública inicial están algunas de las startups de tecnología con las valuaciones más altas del planeta. Además de las ya mencionadas se suman Pinterest y Slack; y, finalmente, el particular caso de WeWork y su sonado fracaso para realizar su IPO. Además, Airbnb pospuso su IPO, probablemente para el próximo año.

El fundador de Microsoft, Bill Gates, no esquivó el tema y dijo que en el mercado tecnológico "el ganador se queda con todo", haciendo referencia a que, en todos los segmentos de este nicho, solo parece haber espacio para una o dos plataformas similares.

Sin embargo, el modelo que hizo crecer a estas compañías está apalancado en inyectar grandes cantidades de dinero, inclusive sin que los dividendos den resultados luego de varios años consecutivos. Y Uber, Airbnb y WeWork son claros ejemplos de esto.

El escalar tan rápido tiene sus desafíos y requiere grandes inversiones de capital de riesgo. El crear plataformas tecnológicas dominantes en un tiempo muy corto es complejo y caro. En algunos casos, parece que los inversionistas de capital de riesgo no se preocupan porque las compañías sean rentables, la prioridad es crecer y dominar el mercado global. La rentabilidad de la empresa es una remota preocupación que se espera venga sola con la posición dominante.

Durante 2019, se fue construyendo un momento en contra de compañías percibidas como hiper-infladas en sus valuaciones (el valor que tienen para los inversionistas). Uber, Lyft y Pinterest salieron a bolsa en 2019, pero no han tenido un buen desempeño. Hoy en día, las tres compañías negocian sus acciones a precios muy por debajo de su oferta pública inicial. De alguna forma, estas empresas crearon el escenario para el mayor fracaso de 2019: la cancelación de la oferta pública de WeWork.

¿Hay realmente una burbuja en Silicon Valley?

Softbank con su inversión de más de 10 mil millones de dólares en WeWork parece ser la evidencia de que hay una nueva burbuja en gestación en Silicon Valley. Masayoshi Son creó el Vision Fund, recabando 100 mil millones de dólares de inversionistas.

Hasta hoy, el fondo parece ser un éxito gracias a sus inversiones en startups de tecnología. Sin embargo, Softbank tendrá que decidir rápidamente si continúa invirtiendo en WeWork para salvarla o si la deja a su suerte (y a una posible bancarrota).

Claramente, Uber y WeWork son dos ejemplos de empresas dominantes en sus mercados que se preocuparon más por market share que por rentabilidad. Además, no está claro que algún día vayan a lograr ser rentables. 

Por más estrepitoso que pueda ser el caso de WeWork, la verdad es que nos ilustra los retos a los que están sujetas las inversiones de capital de riesgo. Los inversionistas especializados en capital de riesgo saben que de todas sus apuestas van a perder su dinero en muchas, sin embargo, unas pocas apuestas dan retornos estratosféricos, haciendo que, como dice TechCrunch: "WeWork prueba que el capitalismo (de riesgo) funciona"

Te puede interesar
Recomendadas