Mercado Libre, Despegar, Globant: ¿el mercado castiga tanto a los unicornios como a las empresas argentinas?

Mercado Libre, Despegar, Globant: ¿el mercado castiga tanto a los unicornios como a las empresas argentinas?
Tras las PASO, las cotizaciones de las compañías con base en el país cayeron en los paneles de Wall Street. Las claves del fenómeno y lo que vendrá
Por Sebastián Cané
28.08.2019 06.15hs Innovación

La abrumadora e inesperada victoria de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri en las Primarias desencadenó un cóctel letal para la economía argentina: el dólar se apreció 25% en apenas dos días, el Banco Central salió a subir la tasa de referencia al 75% y el riesgo país ya supera los 2.000 puntos.

Pero el cimbronazo no sólo viene pegando fuerte en la economía cotidiana de los argentinos, sino que impactó de lleno en la cotización de las principales empresas albicelestes que cotizan en la Bolsa de Nueva York.

No obstante, el "bajón" en los paneles no pegó de la misma manera. En efecto, hubo un grupo de compañías que fue más golpeado y no se recuperó del impacto. El otro, en cambio, pudo surfear el efecto de las PASO.

En el primer pelotón se encuentran los bancos argentinos, YPF y otras grandes firmas locales, como Telecom y Edenor. El gráfico histórico de la valuación de las acciones de estas compañías muestra un fuerte descenso el 12 de agosto y permanece en ese nivel, casi sin cambios, desde entonces.

De hecho, el temblor se sintió con mayor fuerza en el panel local. El economista Ariel Sbdar señaló que todas las empresas argentinas valen en la Bolsa de Buenos Aires menos que la compañía de Marcos Galperín en el Nasdaq (u$s29.000 millones). A continuación, la capitalización de mercado del top-ten de firmas del Merval:

-Telecom Argentina u$s4.397 millones

-YPF u$s3.792 millones

-Grupo Financiero Galicia u$s2.077 millones

-Banco Macro u$s2.060 millones

-Transportadora de Gas del Sur u$s1.404 millones

-Pampa Energía u$s1.194 millones

-Aluar Aluminio u$s1.039 millones

-BBVA Argentina u$s1.025 millones

-Ternium u$s1.021 millones

-Santander Río u$s873 millones

 

En el segundo grupo se destacan los "unicornios", es decir, las empresas tecnológicas con valuación mayor a los u$s1.000 millones y que cotizan directamente en Wall Street, a diferencia de los bancos y otras empresas locales, que operan en la plaza neoyorquina hacen a través de Recibos de Depósito Americanos (ADR).

Es decir, Globant y Mercado Libre y Despegar, las tres tecnológicas que aparecen en el panel del Nasdaq, fueron alcanzadas por el revés que sufrió el oficialismo en las urnas el 11 de agosto. Las dos primeras, principalmente, mostraron subas y bajas en sus cotizaciones y cierta recuperación en sus curvas.

Todo riesgo

A pesar del derrumbe general de las firmas argentinas, los unicornios sacaron a relucir su  "blindaje" contra el riesgo argentino: si bien acusaron el golpe de las elecciones, su expansión regional fue la clave para que la marea local nos los "lleve puestos".

"Tienen sus negocios diversificados en Latinoamérica. Por eso, Despegar, Mercado Libre y Globant sufrieron una pérdida de valor mucho menor que los bancos, como Macro, Galicia y Supervielle; o empresas de servicios, como  Edenor", detalla a iProUP el economista Ariel Setton.

Gustavo Neffa, director de Research for Traders, destaca a Globant y al gigante del ecommerce latinoamericano como las firmas que están "haciendo bien su trabajo". "Mercado Libre genera ingresos en México y en Brasil, donde está el grueso de su facturación, pero también se expandió con negocios financieros con Mercado Pago", señala.

"Ser una empresa argentina no quiere decir que tengas exposición argentina", afirma a iProUP un reconocido operador de la City, quien remarca que el impacto de las PASO sobre estas empresas fue directamente proporcional a su capacidad de generar ingresos fuera del país:

- Globant: el 5% del software que produce lo vende localmente y exporta el 95% restante. El valor de su acción se depreció 5%

- Mercado Libre: según indicó su CEO Marcos Galperin, el 20% de su negocio corresponde a la Argentina, tercero en importancia tras Brasil y México. Sus títulos bajaron 10%

- Despegar: la empresa no indica qué porción de su facturación proviene de su país natal, sólo que es el segundo mercado luego de Brasil, por lo que se estima que al menos es del 30%. Su rendimiento en el Nasdaq decreció hasta 19%

 

Por su parte, el resto de las empresas argentinas tuvieron descensos más pronunciados en Wall Street luego de conocerse los resultados de las Primarias:

- Bancos: la baja fue de hasta el 70%

- Servicios públicos: cerca del 73%

- Petroleras: rozaron el 50%

"Del top-ten de las empresas más valiosas, ocho son tecnológicas. Gran parte de su valor es que tienen la capacidad de abrir operaciones en un país a costos superbajos y poseen más ingresos del exterior", afirma a iProUP Nicolás Galarza, de la plataforma de inversiones Quiena.

En el caso de los bancos, José Bano, de Invertir Online, apunta que la Bolsa los castigó porque presupone que "si gana Fernández habrá mayor de control de capitales, como ocurrió en el anterior gobierno kirchnerista pero no ocurrió con Macri".

Ingresos en dólares, egresos en pesos

De acuerdo con un bróker de prolongada trayectoria en la City, la clave está en la estructura de costos, por lo que las empresas que sólo tienen operaciones en el mercado local se llevan la peor parte.

"Si tenés costos fijos e ingresos en pesos y encima estás operando en una economía que va hacia una recesión más profunda, tu panorama es negro. Si sos exportador, tenés un doble beneficio: tus costos en dólares se licúan si tus ingresos en dólares se mantienen y no te exponés a la recesión porque colocás tu producto en el exterior", explica.

Este último escenario es el que aplica a los unicornios. "Casi todas las ganancias de Globant se generan en el extranjero, su negocio se piensa en dólares y la restricción de la oferta está en los salarios, donde puede ser muy competitivo", afirma Neffa, de Research for Traders.

Por eso, el analista cree que el mercado se apuró a castigar a la firma de Martín Migoya –que tiene como clientes a Electronic Arts, Google y Disney, entre otros gigantes estadounidense– tras las PASO, pero luego revirtió su posición y por eso su acción se fue recomponiendo.

Sin embargo, Setton advierte que la ecuación no debe tener en cuenta sólo la facturación en moneda dura, sino que debe también contemplar el avance de los precios. "En un contexto de alta inflación, como el actual, la pesificación de costos sirve, pero solo en el cortísimo plazo, dado que genera una espiralización salarial en la cual no se sabe quién le gana a quién en el mediano plazo", adelanta.

Para Galarza, en tanto, el escenario económico actual permite a los unicornios que "sus costos se reduzcan y sus márgenes aumenten" y remarca que estas empresas "pueden operar desde cualquier país sin mayores problemas según la rentabilidad".

El caso más delicado es el de Despegar, pero no sólo por su alta exposición al riesgo argentino. "Turismo es un segmento con pocas barreras, por lo que tiene mucha competencia; y tiene más proporción de Argentina que de Latinoamérica. Además, a la empresa la están matando los costos", analiza Neffa.

Qué pasará en octubre

Ante el terremoto que sufrieron las empresas argentinas tras las PASO, entre los inversores existe la duda sobre la posibilidad de una réplica dentro de dos meses, cuando se celebren las elecciones generales.

"Yo creo que las PASO fueron lo suficientemente contundentes como para que el mercado ya esté tomando un triunfo de Fernández en octubre. Es decir, no va a pasar algo sino que ya pasó. Por eso subió 30% el dólar y los bonos valen la mitad", afirma un analista muy consultado en la city porteña.

Para Galarza, si se repiten los resultados "muy probablemente no habrá una sacudida tan grande como la que ya hubo, porque el mercado ya descuenta que ganará el kirchnerismo". Aunque remarca que en caso de una reelección de Macri "no habrá una suba sin precedentes, pero quizás se acerquen a los valores que tenían antes de las PASO".

En tanto que Bano, de InvertirOnline, asegura que de todos los unicornios, "Despegar es el más complicado por su exposición local, pero ninguno aparece tan permeable a la situación del país" como las empresas argentinas.

En cambio, "Globant y Mercado Libre han demostrado mucha capacidad de crecimiento y de conseguir resultados, con lo cual parecen muy buenas opciones más allá de los resultados de octubre.

Neffa coincide y agrega que estas tecnológicas tienen "poco que ver" con la Argentina, en tanto que ve un Aluar o Molinos Agro podrían sufrir un menor impacto en caso de un cambio de gobierno.

"Pero con Pampa Energía o YPF, además del riesgo país tenés el riesgo petrolero: el precio del crudo y las inversiones que se definen en base a regulaciones", completa.

Sin embargo, no faltan los analistas que creen que las firmas locales seguirán atadas a un flojo desempeño aun en caso de una reelección.

"Este desequilibrio será muy difícil de  corregir: suba de tasas, dólar, riesgo país y desconfianza en la marca argentina. Si incluso Macri reelige hay muchas más chances de un colapso que antes de las PASO", afirma un operador.

Mientras tanto, las tecnológicas argentinas toman lo mejor de los dos mundos: pagan costos en pesos y cobran por sus servicios en dólares. Y no sólo miran al dólar con menor preocupación que el resto de los argentinos, sino también sienten menos ansiedad con respecto a las elecciones: al parecer, la tormenta ya pasó.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído