Palazzo ahora va por Mercado Libre: ¿el sector bancario "garpa" más que el de empleados de comercio? Más información
Más artículos

La ruta de los votos: 10 tips para saber cómo será el recuento en las PASO, las ventajas y riesgos del nuevo sistema

La ruta de los votos: 10 tips para saber cómo será el recuento en las PASO, las ventajas y riesgos del nuevo sistema
Tras una primera prueba fallida, volverá a ponerse bajo análisis el sistema. En qué consiste este nuevo proceso y cómo acelerará el recuento de votos
Por César Dergarabedian
12.07.2019 06.07hs Innovación

El 20 de julio se celebrará el Día del Amigo, pero en el ámbito político argentino esa fecha tendrá este año una relevancia especial y sin relación con esa efeméride.

Mientras miles de personas se reunirán ese sábado con sus amistades, otras deberán postergar esos encuentros porque estarán ocupadas en una versión electoral del "Día D", en el que se pondrá a prueba el nuevo sistema de escrutinio de las elecciones presidenciales.

La jornada llegará precedida de polémicas porque el primer simulacro, realizado el 29 de junio, no dejó satisfecho ni al Estado ni a los privados involucrados, por lo que deberán esforzarse ante la prueba, a menos de un mes de las Primarias del 11 de agosto.

 

Luego de asumir como presidente, Mauricio Macri había expresado que uno de sus principales anhelos era cambiar el sistema electoral y replicar en todo el país la boleta única electrónica que rige en la ciudad de Buenos Aires.

Esa reforma, aprobada por la Cámara de Diputados, fue bloqueada en el Senado en 2016 por el bloque que encabezaba nada menos que su actual compañero de fórmula, el rionegrino Miguel Ángel Pichetto. Como Plan B, el jefe de Estado dio luz verde a digitalizar una fase del proceso.

Año de cambios

Hasta las elecciones de 2017, los telegramas viajaban en camionetas bajo la custodia del Comando General Electoral hasta unos 500 puestos de digitalización y transmisión, donde se escaneaban y enviaban hacia los centros de cómputos: uno en el barrio porteño de Barracas y otro en la sede principal en Monte Grande.

El desarrollador de software Javier Smaldone señala a iProUP que hasta ese año se enviaban vía fax, reemplazado por un sistema conectado a una red privada virtual del Correo Argentino que remitía los documentos bajo la misma modalidad, pero usando un escáner e Internet.

Este año la metodología a utilizar será distinta, y la "ruta de los votos" será la descripta en la siguiente infografía:

1.- Cada escuela se convertirá en un centro de transmisión, que se comunicará de manera directa con los centros de cómputos 

2.- Para ello, se desplegarán 15.000 kits de captura en los establecimientos educativos

3.- Correo Argentino destinará unos 1.800 supervisores y 12.000 operadores en todo el país, quienes enviarán la información

4.- El software será provisto por la empresa británica Smartmatic

5.- El programa informático, operado por Correo Argentino, escanea el telegrama y lee los datos a través de un código de barra

6.- La información de ese código de barra consta del número de página, cantidad de páginas del acta e identificación de la mesa 

7.- Los datos viajarán de manera cifrada hasta los centro de cómputos donde serán tomados por los "digitadores"

8.- El software a utilizar correrá en netbooks que se conectarán a una impresora multifunción para escanear los telegramas

9.- Los documentos se enviarán a un servidor central usando módems de telefonía celular

10.- Los operadores de carga se encargarán de tomar las imágenes y tipear los datos

En relación con Smarmatic, esta empresa logró imponerse en la licitación ante las españolas Indra (encargada de los recuentos entre 1997 y 2017) y la firma SCYTL. 

Desde el Correo informan a iProUP que el nuevo sistema contempla la puesta en marcha de un software similar al utilizado hasta 2017 pero con algunas mejoras.

Según la empresa, este software garantiza "mayor seguridad" ya que "posibilita el escaneo de telegramas desde los lugares de votación, la previsualización en cada centro de transmisión y el envío seguro de la imagen a los servidores centrales".

"Además, permite la trazabilidad completa del telegrama. Todo el procedimiento se realiza bajo la observación de fiscales partidarios, algo que hasta el 2017 no ocurría", destacan desde la compañía.

"Esta vez, esa tarea no la hace Indra sino que también se la adjudicó a Smartmatic. Es un cambio que, a priori, resulta positivo ya que se distribuye aún más la transmisión, reduciendo el impacto de una falla en alguno de los puntos", explica Smaldone.

De este modo, "se aumenta la transparencia ya que esa transmisión puede ser supervisada por el presidente de mesa y los fiscales, quienes pueden saber con exactitud a qué hora se transmite el telegrama de su mesa", destaca el especialista.

Antes y ahora

Nicolás Wolovick, docente e investigador de la Universidad de Córdoba, asegura: "Si bien el cambio es mínimo, representa un gran desafío respecto del despliegue en las cerca de 90.000 mesas" donde se votará.

"Todo el proceso permanece sin cambios. Sólo se modifica la forma de transmitir los telegramas para el escrutinio provisorio, pensando en bajar los tiempos de procesamiento", tal como queda consignado en el pliego de Correo Argentino.

Las condiciones de la licitación establecen que la solución informática deberá procesar el 90% de las mesas a las 22 de la jornada electoral de las PASO. 

Wolovick fue presidente de mesa en las elecciones PASO y Legislativas de 2017. Como usuario del sistema realizó el siguiente proceso:

- Escribir el telegrama y las actas frente a todas las autoridades de mesa

- Cerrar el bolsín y la urna

- Entregar el bolsín y la urna cerrada al empleado del Correo, junto con el telegrama en sobre separado

- Revisar a las 22:30 que la interfaz web mostrara el telegrama que había firmado y cotejarlo con las cifras que recordaba

"Ahora, el telegrama será escaneado en la escuela y enviado directamente a los centros de carga, en lugar de sólo entregarlo al empleado del Correo", afirma el especialista.

Test ácido

El 29 de junio, todo este esquema enfrentó su primera prueba. El objetivo del simulacro electoral fue "someter el sistema a condiciones similares a las del día del comicio, detectar posibles incidentes y afinar todos los procedimientos", informan a iProUP fuentes cercanas al proceso electoral.

Desde el Correo aseguran que participaron más de 15.000 operadores en campo, además de todo el personal de transporte y soporte en sucursales.

"Desplegamos 11.040 kits de transmisión a 11.040 establecimientos de todo el país, de los cuales sólo 7.500 se encontraban abiertos. Además, se transmitió desde 1.130 sucursales electorales digitales de Correo Argentino", añaden.

Por el lado de Smartmatic participaron 1.700 operadores, distribuidos en las sedes de Correo Argentino de Barracas y Monte Grande, quienes fueron responsables de ingresar los datos recibidos desde las escuelas.

"La prueba resultó satisfactoria. Se transmitieron 82.000 telegramas. Como todo test, pone en evidencia aquellas cuestiones en las que se deben ajustar detalles para lograr la mayor efectividad", aseguran.

Una de ellas consistió en que el cuarto de transmisión no estaba disponible, lo que dificultó la conectividad. También se hallaron inconvenientes con los equipos, por lo que serán actualizados antes de las PASO.

Fuentes cercanas al proceso electoral indican: "Es necesario que (Smartmatic) realice algunas actualizaciones en sus aplicaciones y en los servidores, para que los datos que llegan desde las escuelas puedan ser distribuidos eficientemente entre los encargados de digitarlos".

No obstante, las fuentes señalan a iProUP que, en este primer simulacro, "más del 80% de los telegramas dispuestos para la prueba fueron transmitidos correctamente desde los establecimientos de votación hasta los centros de cómputos".

Otra evaluación

Smaldone recuerda que la prueba del 29 de junio estaba propuesta inicialmente para el 30 de junio según las condiciones de contratación de Correo Argentino cuando se concretó la compra del software el 20 de diciembre.

"Se planteó no como una prueba sino como un simulacro. Es decir, realizando un escrutinio en condiciones reales, transmitiendo 100.000 telegramas desde las 15.000 escuelas", precisa el desarrollador.

"La cantidad de actores originalmente tendrían que haber sido: el directivo y un empleado del Correo por cada una de esas 15.000 escuelas. A eso hay que sumarles operadores de los centros de cómputos. Eso da cerca de 50.000 personas. No sé cuántas participaron porque, y ahí está el problema, no hay información oficial", advierte.

Respecto de la prueba en sí, Smaldone aporta otra versión: por lo que pudo observar y la información que consiguió, el simulacro "fue desde las 8 hasta las 14 y se transmitieron y cargaron más del 15% de los telegramas".

"En un escrutinio real, que va de las 20 a las 2 de la madrugada, un 15% de los resultados cargados es realmente un desastre", enfatiza, al tiempo que denuncia diferentes "problemas" en el simulacro.

"El otro inconveniente fue que la conectividad funcionaba, pero el software que corría en las netbooks no lograba conectarse con el servidor central. En definitiva, no se podían enviar los telegramas", agrega.

¿Día del amigo o del enemigo electoral?

El 20 de julio se realizará un segundo simulacro de cobertura nacional, donde podrán participar los partidos políticos y la prensa en general, aunque fuentes cercanas al proceso destacan que además "se realizarán muchas más pruebas antes del evento final".

El objetivo es claro: "Estresar al sistema y colocarlo en situaciones límite, que pueden surgir o no, para afinar el proceso y que la solución quede a punto para el evento final", aseguran.

"Excepto en la provincia de Salta, todas las escuelas estarán en vacaciones de invierno. Pretender que los directores vayan a abrir las instalaciones un sábado en vacaciones de invierno… buena suerte con eso", ironiza Smaldone, quien critica que no haya habido una prueba en un escrutinio real.

"Deberían haber empezado por una elección legislativa, no una presidencial, con una implementación progresiva, en algunas localidades cuidadosamente seleccionadas. Evaluar los resultados y después extenderlo", destaca el experto.

En este punto, menciona el caso de la provincia de Santa Fe, que ideó un sistema bastante similar pero la puesta en funcionamiento del hardware y del software fue distinta. Comenzó a aplicarse en 2017 en un par de localidades pequeñas y en 2019 se amplió a Rosario, Santa Fe y Santo Tomé.

"Los resultados fueron excelentes. Se pasaron de dos localidades chiquitas a poco más de la mitad de las mesas de la provincia en dos años. Posiblemente, este año se implemente en todo el distrito. Ese proceso gradual es bastante más razonable", sostiene.

Smaldone también apunta contra el hecho de "depender de una empresa privada, cuando esto es algo que claramente puede desarrollarlo o estar en manos de la Dirección Nacional Electoral y del Correo Argentino".

"El sistema, además de que es extremadamente costoso sin necesidad, fue el que causó la falla" el 29 de junio. Según su análisis, la razón por la cual no se transmitieron los telegramas es que la plataforma "requiere estar conectada con el servidor en el momento de arrancar".

"Tendrían que haber desarrollado una aplicación que escanee y digitalice los telegramas de manera offline y los envíe cuando se tiene conexión. Es mucho más realista ante las limitaciones de conectividad y posibles caídas del sistema. Es un error de diseño que creo que no van a poder solucionar de acá al 20 de julio", concluye.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar
Recomendadas