Más artículos

Automotrices argentinas buscarán especializarse en la producción de pickups híbridas

Automotrices argentinas buscarán especializarse en la producción de pickups híbridas
Una investigación de ABECEB para ADEFA planteó las oportunidades que tiene la industria para insertarse en el mundo con los cambios que se vienen
Por Guillermina Fossati
13.06.2019 09.40hs Innovación

El cambio que está viviendo el sector automotriz es el más grande en los últimos 100 años de historia. Todos los integrantes de la industria admiten que nunca antes se había vivido una revolución como la actual, y eso exige dar vuelta la página y ponerse a tono con las tendencias globales.

A nivel local, la Asociación de Fábricas de Automotores de la Argentina -ADEFA- engloba a 12 terminales, las cuales se estima que podrían producir este año unas 460.000 unidades.

Las fábricas, instaladas en Buenos Aires, Córdoda, Santa Fe y Tucumán, son fuente de trabajo para más de 200.000 personas, y comprometieron inversiones por u$s4.000 millones en el período 2017-2020.

Es por eso que su importancia en la economía local es más que trascendente, y aunque en el último año sufrieron una crisis inesperada, con una baja en las ventas de 50%, es necesario que se adecúen a este nuevo contexto que está "acorralando" a las marcas en todo el mundo para pensar en el largo plazo.

La transformación

Según la investigación de ABECEB, la demanda y la tecnología cambiaron, generando una evolución que la industria automotriz nunca vivió.

El auto dejó de ser un auto para convertirse en un "computadora con ruedas" donde el software toma preponderancia por sobre el hardware, mientras que la movilidad es un negocio más amplio que el automotriz, al cual engloba.

La celeridad del cambio varía según la regulación, infraestructura, la demanda y la estrategia de los actores, generando muchos mundos en un mundo, explican los investigadores.

De esta forma, hoy fabricar un auto de calidad es necesario pero no es suficiente, ya que el uso se hace más complejo y los servicios son cada vez más necesarios.

Como consecuencia de la disrupción, el auto del futuro conlleva cambios significativos en términos de motorización, conectividad y seguridad/autonomía. Aparece el auto eléctrico y un consumidor conectado. Por último, se sumará el vehículo autónomo, haciendo que la transformación sea aún mayor.

 

La pregunta que surge ante la nueva realidad es: ¿En dónde cambió la forma de jugar el juego?; y ¿Cómo se inserta la Argentina en este nuevo mundo?.

Para las terminales, hay dos oportunidades importantes para la Argentina, las cuales fueron plasmadas en el trabajo "ADEFA: visión estratégica 2020/2030".

En el mismo se plantea que mientras las inversiones y la demanda de vehículos eléctricos o híbridos, en los próximos años se concentrarán en las potencias automotrices, incluyendo China, la Argentina puede hacerse fuerte en la producción de vehículos con motorización tradicional, para abastecer a mercados emergentes.

La visión es "Ser una industria de clase mundial sustentable y competitiva, produciendo vehículos, componentes y soluciones de movilidad y desarrollando e incorporando nuevas tecnologías para Argentina, la Región y el Mundo", concluyen en el informe.


Con esta mirada, se plantea como objetivo capturar la demanda de países emergentes con tecnología ICE (Internal Combustion Engine) o motores de combustión interna. 

Pero además, aparece una segunda mirada importante que tiene que ver con la especialización, una clave para sobrevivir. Y donde el país lo logró fue en el segmento de pick ups, donde ya se producen cuatro modelos (Toyota Hilux, Ford Ranger, Volkswagen Amarok, Nissan Frontier).


En este sentido, la industria debe dar un paso más y la clave es explotar la complementariedad entre pick ups y motorizaciones híbridas; y existe otro agregado de valor que son las  batería de litio para vehículos pesados, aprovechando las reservas locales.

Esto implica que el país podría participar del cambio globlal aprovechando su expertise en "chatas", y adoptando, al mismo tiempo, tecnologías híbrida para las mismas.

También esta sugerencia de usar motorización combinada (un motor tradicional con uno eléctrico), tiene su justifiación en la infraestructura del país, donde las grandes distancias hacen difícil lograr una autonomía eléctrica suficiente para llegar a destino. 

"Hay que explotar la complementariedad pick-up-motorización híbridas, considerando que hay una infraestructura eléctrica limitada en los ámbitos de operación en LATAM (campos y minas por ejemplo) como para pensar en vehículos 100% eléctricos", explican.

Así, el país podría ser parte de los cambios con todas las herramientas que tiene a su alcance, y algunas marcas ya lo entendieron: por ejemplo Toyota admitió que en los próximos años todos sus modelos tendrán  una versión híbrida, y la Hilux que se produce en Zárate será parte de esa tendencia.

Cambios en concesionarios

Otra de las recomendaciones que se presentaron de parte de las automotrices para los integrantes de la cadena de valor, es sobre la necesidad de pensar en una Industria 4.0 en Argentina, para lo cual se debe desarrollar un programa que aplique a todo el sector, el cual se debe reorganizar incluyendo a los autopartistas.

Por último, el informe también recomienda un cambio en los canales de comercialización, con una reconversión del canal: Implica la readecuación de la red de concesionarios y la captura de nuevos canales de comercialización, con un consumidor híper-informado, colaborativo; y que busca experiencias de movilidad. Así llegarán más ingresos provenientes de after-market.


"El negocio de la movilidad continuará creciendo y será una fuente determinante de demanda. Los canales digitales ganarán share a nivel global en todos los segmentos del consumo", explican.

De esta forma, se impone una nueva forma de vender y nuevos clientes. Se debe reformular el concesionario, con una revisión de la estrategia de especialización de los mismo. A la vez, es importante expandir los servicios de post-venta.

Un caso concreto es el de Volkswagen. La marca inauguró el primer concesionario digital en el país en un evento en LNG Olivieri, iniciando formalmente la prueba piloto en simultáneo en otros otros siete concesionarios (Alra, Galia Auto Haus Córdoba, Galia Auto Haus La Plata, Autotag, Espasa, Pestelli y Strianese) en el país.

El objetivo es cubrir un 30% de la red de concesionarios de la compañía en la Argentina en 2019 y alcanzar el 100% en 2020.

En 2018, se lanzó con éxito este formato innovador en Brasil a través de una prueba piloto que contaba con 10 puntos de venta.

El objetivo es tener en 2019 más de 150 concesionarios en toda América Latina equipados con herramientas digitales innovadoras que permitirán al cliente vivir una nueva experiencia junto a la marca Volkswagen.

El DDX es un formato de concesionario digital que la marca está implementando en la región e incluye una pantalla táctil, gafas de realidad virtual y una tablet. Permite que las concesionarias sean digitales, flexibles y que puedan utilizar un espacio más reducido permitiendo generar espacios de coworking.

"Hoy es un gran día para nuestra red y para nuestros clientes. Éste evento representa para Volkswagen Argentina el primer paso de muchos más por venir en dirección a la innovación.", expresó el presidente y CEO de Volkswagen Argentina, Thomas Zahn.

"Estamos frente a un nuevo perfil de consumidor que busca tecnología, sofisticación, diseño y conectividad. DDX es un pilar fundamental dentro de la Nueva Volkswagen, nuestra estrategia regional donde buscamos transformar la experiencia de compra para nuestros clientes, haciéndola más ágil, dinámica y adaptada a sus gustos y necesidades", expresó el presidente y CEO de Volkswagen América Latina, Pablo Di Si.

"Durante este año, aproximadamente 150 tiendas en toda América Latina estarán equipadas con herramientas digitales innovadoras que permitirán experimentar una nueva relación con la marca VW", agregó

DDX permitirá a que los clientes puedan seleccionar de una manera virtual cuál es el mejor modelo y qué diferenciales prefieren dentro de la amplia oferta que tiene la marca.

El formato digital cuenta con una pantalla táctil de 55-75 pulgadas y una Tablet que permite una experiencia continuada de una pantalla a otra. Además, gracias a las gafas de realidad virtual el cliente podrá conocer toda la gama de productos de Volkswagen, así como tener una vista 360 del interior del auto.

Para aquellos clientes indecisos, DDX cuenta con un configurador que permite sugerir qué modelo y versión elegir, ayudando al cliente decidir sobre su nuevo Volkswagen.

Mediante el desarrollo de islas digitales, el cliente podrá comparar versiones, colores e inclusive agregar opcionales donde sea posible.

La digitalización también permitirá el nacimiento de un nuevo estándar de concesionarios reducidos, con una cantidad menor de vehículos exhibidos. Esto permitirá concesionarios más humanos, con la posibilidad de generar espacios más cálidos y amigables con los clientes, con sofás, mesas en estilo bistró y banquetas donde el cliente podrá conversar, cargar su celular y usar su computadora.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar