Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Aerolíneas Argentina lanzó su nuevo sistema "puerta a puerta": ¿qué te conviene comprar y qué no?

Aerolíneas Argentina lanzó su nuevo sistema "puerta a puerta": ¿qué te conviene comprar y qué no?
La compañía habilitó la plataforma que permite adquirir todo tipo de productos en Estados Unidos y recibirlos en tres días el hogar. Comparativo de precios
Por Juan Diego Wasilevsky
27.05.2019 06.33hs Innovación

Aerolíneas Argentinas está irrumpiendo en el negocio del "puerta a puerta" mediante un servicio con el que busca darle pelea a los principales jugadores del sector.

La línea de bandera acaba de lanzar una plataforma online donde cada usuario que se registre podrá centralizar todas sus compras realizadas en Estados Unidos y hacérselas enviar en una única encomienda hasta la puerta de su casa en tres días, si vive en Buenos Aires, o en cuatro, si está en el interior del país.

Así, el cliente tendrá la ventaja de no tener que realizar ningún trámite aduanero y no tener que ir a Ezeiza a buscar los paquetes, como ocurre en la actualidad.

Tal como informó iProUp en esta nota, el primer paso es registrarse, generar un usuario y contraseña y validar el mail en la página de Aerolíneas Argentinas Cargo.

Apenas se completa este formulario, se recibe una dirección en Miami del depósito que la empresa posee cerca del aeropuerto de esa ciudad, con un código que es único y exclusivo.

Con esa dirección, el usuario se asegura de que cada compra que realice en portales como Amazon o eBay, se centralice en ese almacén logístico. Lo único que deberá hacer es cargar las facturas online y enviar los números de tracking internos por cada operación de ecommerce que realice.

"Con estos dos datos, apenas llega el paquete con la compra a nuestro warehouse en Miami, sabemos a quién pertenece. Luego, se le informa a ese usuario que la encomienda está en el depósito y nosotros lo consolidamos junto a los otros paquetes que tenga, si es que realizó otras operaciones", explica a iProUP Maximiliano Pozaric, gerente de Cargas de Aerolíneas Argentinas.

Una vez que se pone "enviar", el sistema ya tendrá calculado –en base a las facturas cargadas- el costo del envío y también los impuestos que cobrará la Aduana. Todo esto se cancela con tarjeta de crédito vía PayPal.

El sistema courier tiene varias ventajas:

-No hay que realizar ninguna operación aduanera. La compañía se encarga de todos los trámites y de gestionar el pago de los impuestos correspondientes.

-Bajo el régimen Courier se pueden realizar cinco operaciones al año pero se pueden traer, en cada envío, uno o varios artículos, siempre y cuando la encomienda no supere los 50 kilos y los u$s3.000.

Hay algunos productos que no están permitidos, como drones, joyas, obras de arte, alimentos, bebidas alcohólicas o medicamentos, entre otros.

Impuestos, punto clave

Si bien este sistema tiene muchas ventajas, hay que tener en cuenta dos variables:

-Al realizar una compra en un portal de Estados Unidos –ya sea electrónica, ropa, calzado, perfumes, juguetes, etc.- será muy importante antes chequear con la calculadora virtual los impuestos aduaneros que se cobran para cada categoría, que pueden llegar a representar el 50% del valor del producto.

-A esto habrá que sumar el costo del flete -de u$s21 por kilo, si bien Aerolíneas lanzó una promoción especial con una rebaja del 30% en esta primera etapa-. También se agrega un costo denominado "handling", vinculado con el manejo de la encomienda en el país.

Hay rubros, como notebooks, donde la carga impositiva es mucho menor, de modo que en esos casos pueden aparecer interesantes oportunidades.

Sin embargo, es un juego de variables donde el comprador deberá analizar y comparar todo: el precio en uno y otro país, los mencionados tributos aduaneros, la incidencia del flete y si existe o no la posibilidad de abonar en cuotas sin interés en la Argentina, un aspecto que se convierte en una gran ventaja considerando que la compra en el exterior se realiza en un pago.

Desde Aerolíneas destacan que la empresa no interviene en las compras que realicen los usuarios. Pero sí reconocieron que este servicio courier tenderá a utilizarse más para traer tecnología de poco volumen y alto precio o productos de marcas que no se consiguen en el país.

A continuación, un análisis comparativo que permite establecer en qué casos sí es conveniente comprar en Estados Unidos y en qué casos se impone la ventaja de hacerlo en la Argentina:

1. Celulares

Para establecer si es negocio adquirir un equipo en Miami y contratar el servicio puerta a puerta de Aerolíneas, iProUP estableció tres categorías de smartphones: alta, media y baja.

En el caso de un teléfono tope de gama, como el iPhone XS de 256 GB, en un premium reseller de Buenos Aires se ofrece por $129.300.

Al tipo de cambio oficial, representa u$s2.810. El punto clave es que las dos principales tiendas que lo comercializan en el país no cuentan con cuotas sin interés para este producto, de modo que financiarlo a seis meses sumaría $20.000 más a la cuenta.

¿A cuánto se consigue este mismo modelo en el exterior? Liberado vale unos u$s1.200.

Ahora bien, si el envío a la Argentina se gestiona a través de Aerolíneas, entonces habrá que sumar el impuesto aduanero fijado por la AFIP, que es del 50%; además, se adicionan u$s50 más entre envío y "handling". Todos estos ítems suman u$s680 y llevan el precio final de este smartphone recibido en la puerta de casa a u$s1.880.

La siguiente calculadora virtual, que está disponible en la plataforma, permite ver cada ítem y estimar el precio final del producto que se quiere traer:

 

Pese a todo, la diferencia respecto del precio local es amplia, del orden de los u$s930 que, al tipo de cambio oficial, representa un ahorro nada menos que de unos 42.700 pesos.

¿Qué sucede con un celular de gama media como un Samsung S8 de 64GB? Este modelo en la Argentina cuesta $38.000, unos u$s826. Y salvo con la tarjeta de un banco puntual, en dos de las principales cadenas de retail no ofrecen cuotas sin interés.

En Amazon, este mismo equipo desbloqueado cuesta u$s400. El flete, la gestión aduanera y los impuestos suman otros u$s238. Así, el equipo totalizará u$s638. Conclusión: el ahorro por comprarlo en Estados Unidos y traerlo por Aeorlíneas sería de u$s188 (cerca de $8.500) frente a la alternativa local.

En lo que respecta a equipos más económicos, las ventajas del "puerta a puerta" se terminan licuando. Al tratarse de montos más chicos, el peso del flete influye más y, en el plano local, hay más posibilidades de conseguir financiamiento.

Un Samsung J6 se consigue en un comercio porteño por $11.000 y ofrecen la posibilidad de pagarlo en hasta seis cuotas sin interés.

En Estados Unidos, este modelo se consigue pero "refurbished" -es decir, cuando el equipo es reparado pero con garantía- y a un precio de u$s140.

Sumando impuestos y flete acaba costando u$s234, prácticamente lo mismo que en la Argentina y sin la ventaja del financiamiento. Esto se repite con muchos otros modelos entrada de gama.

El siguiente cuadro resume cómo es la dinámica de precios:

 

2. Notebooks

En el caso de las portátiles, se da una lógica similar. Si se toman en cuenta los equipos de alta gama, las brechas de precios son notables: quien opte por un modelo MacBook con pantalla de 12" y 256 GB, podrá conseguirlo en Buenos Aires a $89.800 y sin financiamiento al 0%. Al tipo de cambio oficial son u$s1.952.

¿Cuánto cuesta en Estados Unidos? Unos u$s900. En estos casos el "puerta a puerta" es conveniente porque el impuesto aduanero es realmente bajo tras los cambios implementados por el Gobierno, dado que es menor al 15%.

Así, considerando este ítem, el costo de envío y el "handling" –el manejo de la encomienda en el país-, esta notebook terminará costando u$s1.050, es decir que el ahorro frente al precio local sería de u$s900.

Las condiciones se invierten cuando se trata de equipos más económicos, como es el caso de una notebook Acer con pantalla de 15.6" y disco de 1 Tera, que cotiza en un local porteño a $33.000 (u$s717).

Este mismo modelo, comprado en una página de EE.UU. y traído por Aerolíneas, terminará saliendo u$s660. Sin embargo, el ahorro –que de por sí es bajo- se "evapora" al considerar que hay comercios que aquí ofrecen planes de 6 cuotas sin interés.

3. Televisores

En un contexto de fuerte caída de la demanda, los precios de los televisores se vienen moviendo por debajo de la inflación. Esto, sumado a los tributos aduaneros propios de la categoría, genera que no sea un gran negocio traerse un LED de afuera, salvo que se consiga una megaoferta.

En la Argentina, un smart TV de 32 pulgadas promedia los $13.000 (u$s282). ¿Cuánto sale en Miami? Un equipo similar se puede adquirir vía ecommerce por u$s160.

Sin embargo, hay que sumarle más de un 50% de impuestos y también el flete. Así, el precio final se dispara hasta los u$s318. Es decir, resultará más caro que en el país.

En paralelo, un smart TV de 65" con tecnología 4K y de marca reconocida, que también se puede traer por vía aérea, cotiza a un promedio de u$s600 en Amazon o Best Buy. Sin embargo, en función del arancel aduanero, el peso –que puede superar los 25 kilos- y el flete, terminará costando en total más de u$s1.300, lo que representa unos $60.000.

En una cadena de electro de Buenos Aires el mismo modelo se consigue por $64.000, y con la posibilidad de pagarlo en 6 cuotas sin interés con tarjetas de un amplio abanico de bancos.

En síntesis, salvo que se consigan en EE.UU. un TV a precio de ganga, el "puerta a puerta" no permite hacer grandes diferencias en esta categoría.

4. Consolas

Otro de los ítems más comprados fuera de la Argentina son las consolas de juegos, dadas las históricas brechas de precios.

En la Argentina, una PlayStation 4 modelo Slim con un juego cotiza a un precio equivalente de u$s600.

En Amazon, este dispositivo se ofrece por u$s340 pero, con un arancel cercano al 40% y los gastos de logística, su valor trepa hasta los u$s540.

La diferencia son u$s60. Sin embargo, la posibilidad de contar con garantía local y de conseguir algunas cuotas sin interés seguramente terminen por inclinar la balanza hacia la opción local.

5. Indumentaria y calzado

En el caso de la indumentaria, los impuestos y, en menor medida, el costo del envío, terminan haciendo poco conveniente optar por el puerta a puerta.

A modo de ejemplo, si un comprador decide adquirir una campera de invierno para mujer de una de las marcas más reconocidas del mercado, encontrará que cuesta cerca de u$s230 en Amazon o en eBay.

¿Cuánto cotiza el mismo modelo en una tienda oficial que esa misma marca posee en Buenos Aires? Unos $19.900, es decir, u$s432. A primera vista, luce un negocio redondo hacerse traer esta prenda desde Miami y esperarla en casa.

Sin embargo, los impuestos empiezan por sumar u$s143. A esto habrá que agregar el costo del flete, lo que elevará la cuenta total hasta los u$s395.

El ahorro, que parecía significativo al comienzo, quedará reducido a tan solo u$s37. A esta ecuación, además, hay que sumarle otra variable clave: el financiamiento, dado que con ciertas tarjetas se pueden obtener algunas cuotas sin interés.

Para graficar cómo el "puerta a puerta" pierde atractivo por la influencia de los impuestos, iProUP armó una canasta de prendas de mujer que incluye varios jeans de Forever 21, dos pares de zapatillas de marca y una campera.

La misma cuesta, en Miami, unos u$s527. Una canasta similar en comercios de Argentina valdría u$s749, un gap de u$s222 que, al tipo de cambio oficial, representa una nada despreciable diferencia de más de $10.000.

Sin embargo, falta un detalle no menor: hay que sumar u$s441 de impuestos aduaneros y flete. ¿Resultado? Esta "canasta" de indumentaria terminaría costando menos en la Argentina.

 

Algo similar ocurre al intentar armar una canasta con ropa de hombre. Si se incluyen varios jeans, dos pares de zapatillas y una campera, se pagará u$s400 en Miami, pero la cifra se dispara hasta los u$s891 una vez pagados los impuestos correspondientes y el flete. En la Argentina, en tanto, dicha canasta se movería en torno a los u$s712.

 

Como se ve en ambos cuadros, tampoco hay diferencias en los precios de zapatillas de marca y en la ropa en general como sí sucedía hasta hace un año. Es que la devaluación hizo más caro comprar afuera y, en el plano local, la crisis de ventas que golpea a estas empresas les impide subir los precios al ritmo de la inflación.

En estos casos, quien quiera hacer diferencia con el "puerta a puerta", deberá esperar y aprovechar las grandes liquidaciones de temporada.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar
Recomendadas