Checkars: así funciona el primer e-commerce de autos usados con delivery y transferencia express

Checkars: así funciona el primer e-commerce de autos usados con delivery y transferencia express
Fue fundado por dos socios argentinos que buscaron dar un paso más a los clasificados. Garantiza la operación hasta tener el auto en casa
Por Guillermina Fossati
22.10.2018 23.44hs Innovación

La compra y venta de autos de manera tradicional va llegando a su fin. Son las propias automotrices quienes admiten que, en un futuro no muy lejano, su negocio ya no será el de fabricar vehículos y venderlos en un concesionario, sino que los problemas a resolver pasan por lograr una movilidad más segura, por implementar sistemas de car-sharing y usar tecnologías más sustentables.

Muchos de esos desafíos ya son realidad. Existen los modelos eléctricos, que gastan y contaminan menos; también hay nuevas formas de desplazarse, como Uber y Cabify o autos compartidos; y sistemas de seguridad de última generación con modelos semi-autónomos.Según Juan Cruz de la Rúa y Jaime Macaya, creadores de Checkars, el primer sitio de e-commerce de autos usados de la Argentina, lo que falta a esta ecuación es desarrollar la venta online de estos productos.

Jaime Macaya y Juan Cruz De la Rua, fundadores de Checkars
Jaime Macaya y Juan Cruz De la Rua, fundadores de Checkars

“No puede ser que los modelos de distribución y venta de autos se realicen a través de concesionarios, un modelo de hace 50 años atrás”, explicó De la Rúa.

En el mismo sentido, Macaya comentó que la única opción que existe de buscar un vehículo online se limita a los clasificados, que lo que hacen es unir puntas, comprador con vendedor, pero que no garantizan que se cierre una operación.

En ese contexto, y después de pasar dos años trabajando para la sección de clasificados de autos en OLX, De la Rúa y Macaya decidieron renunciar y fundar su propio proyecto, Checkars.

Se trata de una plataforma donde se pueden vender o comprar autos usados, donde la operación se realiza de punta a punta de forma online. El único paso "físico" que requiere es la firma en una escribanía, porque no existe la firma digital en el país.

 

El modelo de negocio fue recomendado por un grupo de estudiantes que conoció Macaya en un MBA que realizó en la Universidad de Columbia. Tiempo después, los visitó en España, donde estaban viviendo, y le contaron del sistema de e-commerce que habían desarrollado para vender autos online que, debido al éxito, habían vendido a Peugeot.

¿La automotriz lo adquirió para vender sus usados?, fue la pregunta de iProUP. "No", fue la respuesta.

"Es porque están abriendo nuevos caminos, teniendo en cuenta que el negocio de las automotrices ya no es solamente vender autos, sino que tienen que buscar otros rumbos a futuro”, comentó Macaya. Incluso directivos de Peugeot Francia estuvieron en la Argentina viendo cómo se creó Checkars, y analizan de cerca los pasos que dan. Por ahora, captaron la atención de Luis Ureta, un hombre clave en la historia de la marca en el país, que se convirtió en inversor del startup.

¿Cómo funciona?

La forma de operar de Checkars es muy simple. La plataforma fue desarrollada por ingenieros argentinos y el algoritmo de precios fue encargado a India, un mercado donde, aseguran, se consiguen mejores costos.

 

Una vez diseñada la base, ellos pensaron en lo que tenían que ofrecer y crearon la estética y contenido.

El sitio cuenta en la actualidad con un catálogo donde todas las unidades son propiedad de los dueños de este proyecto, que compran los autos, los evalúan con un mecánico y arman el book.El comprador puede ver en la web el auto de su interés, completa los datos y decide si lo quiere o no.

Existe la posibilidad de ver el auto físicamente en un depósito ubicado en Panamericana y Thames, aunque la intención de los creadores es que la operación se cierre 100% online.

Una vez que el comprador acepta el auto, transfiere la plata, en cinco días se realizan los trámites de transferencia y lo único que tiene que hacer es ir a firmar a un escribano.

En Checkars cuentan con una red de profesionales en Capital y Gran Buenos Aires para que cada uno elija la más cercana.

Lo mismo pasa con el vendedor. Quien quiera deshacerse de su usado envía fotos, se hace una cotización online y después de 24 hs desde Checkar envían un mecánico para que compruebe todos los datos. Finalmente se cierra el número, se retira el auto del domicilio y se termina con la firma en la escribanía.

La ventaja para el comprador en el caso de concretar todo el proceso online es que tiene un 10% de descuento en el precio del auto.Por ahora, un 10% del total de las operaciones se realiza de esa forma, mientras que el resto de los compradores prefieren verlo. El objetivo es que cada vez menos gente necesite recurrir al depósito, y que aumente la confianza para cerrar la operación online.

En México, por ejemplo, Macaya explicó que en un sitio similar el 30% de las operaciones son 100% digitales.

En Europa, el caso de Clicars, fundado por los amigos de Macaya y adquirido por Peugeot, cierra casi todas las operaciones, 200 al mes, de forma online.En cuanto a las previsiones de crecimiento, hoy Checkars vende 20 autos por mes, y esperan llegar a 100 operaciones en 18 meses. Aseguran que es un negocio que depende básicamente de la confianza, donde se debe garantizar que la experiencia de compra sea positiva de punta a punta.

Los inicios “startuperos”

El negocio de los socios comenzó prácticamente de casualidad. Cuando se conocieron en OLX, Macaya, después de una larga trayectoria en consultoría de empresas, y De la Rúa, con unos años de trabajo en Google, coincidieron en un objetivo: la meta como profesionales era “emprender”.

“Siempre me encanto el mundo startupero”, aseguró De la Rúa, de 28 años.

Por eso no dudó cuando, tras las vacaciones de su compañero por Europa y de regreso en la Argentina, se propuso encarar el desarrollo de un sitio de venta on line de autos.

Ninguno de los dos es “apasionado de los fierros”, pero los dos conocían el sistema de clasificados y la experiencia incompleta que esta ofrece.Así arrancaron con u$s100.000, con la venta de sus dos autos y el aporte de familiares. En septiembre de 2017 renunciaron a OLX; en febrero dieron vía libre a Checkars y en agosto juntaron u$s1 millón en inversores para seguir creciendo.Sus ancias de crecer e innovar invaden sus respuestas a cada pregunta. Consultados por sus pilares para desarrollarse profesionalmente, lo simplificaron en tres aspectos tan básicos como esenciales: “pensar, crear y ejecutar. De eso se trata”, subrayó De la Rúa.

Macaya, de su parte, aclaró que no se deben dejar pasar oportunidades y hay que aprovechar los momentos: “hay que salir al mercado antes de estar listo. Si salis cuando estás listo, es porque ya es tarde”.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído