Más artículos

La economía digital marca el rumbo y abre juego a nuevas carreras y perfiles profesionales

La economía digital marca el rumbo y abre juego a nuevas carreras y perfiles profesionales
Las universidades crean carreras para adaptarse y hay empresas que no priorizan la educación formal. Los cursos cortos prometen una rápida salida laboral
Por Florencia Barragán
18.10.2018 19.09hs Innovación

En un contexto de baja en la actividad económica y aumento del desempleo, los profesionales de la economía digital viven una situación atípica. Los avances tecnológicos en inteligencia artificial, big data, internet de las cosas, blockchain y fintech muestran un nuevo mercado de trabajo con salida laboral plena y buena remuneración.

Y esto ocurre tanto en la Argentina como en el resto del mundo. Las preguntas, entonces, son: ¿Cómo se debería formar un joven para insertarse en estos nuevos trabajos? ¿Qué debería estudiar un profesional para adaptar su tradicional formación universitaria a los nuevos requerimientos?

"Para trabajar en este sector no necesariamente tenés que tener una carrera de grado. La dinámica de la startup habilita a que la educación formal sea algo más relativo. Puede haber tecnicaturas o programas más cortos que te dejen en buena posición para empezar", explicó Matías Ghidini, de la consultora de trabajo GhidiniRodil.

Además, agregó: "La dinámica en empleos digitales es más rápida que lo que puede durar una carrera universitaria. Por eso, hay espacios para quienes hayan hecho un curso de programación, marketing digital, data analytics o inteligencia artificial. El primer paso para ingresar es más accesible que en otras industrias".

Gabriela Ocaño tiene 53 años y es licenciada en Sistemas. A pesar de las dificultades que existen en el mercado laboral para conseguir trabajo después de los 50, Ocaño posee entre dos y tres ofertas semanales que le llegan a su Linkedin. Especializada en coordinar la implementación de proyectos de tecnología, en los últimos años trabajó en consultorías tanto del sector público como del privado. "En el ámbito de IT es tanta la demanda de las empresas que muchas veces toman estudiantes en los primeros años de carrera, sin importar que tengan un título", explicó.

Sin embargo, agregó: "Una carrera universitaria no es estrictamente necesaria. Pero, obviamente, una formación universitaria o de posgrado ayuda a la hora de buscar posiciones de mayor jerarquía donde se requieren otro tipo de habilidades".

Carreras universitarias

Para Andrés Bursztyn, vicedecano de la UTN Buenos Aires, una de las carreras que podría estudiar un joven para insertarse en los trabajos de la economía digital es Ingeniería en Sistemas de Información (también llamada Ingeniería Informática en otras universidades).

"Las nuevas tecnologías son aplicaciones de conceptos de informática. Pero además los estudiantes tienen que tener un fuerte componente de materias relacionadas a los negocios", completa.

En la UTN Buenos Aires, de los 14 mil estudiantes que cursan todas las carreras de ingeniería, el 50% se encuentra en Ingeniería en Sistemas de Información. De estos 7 mil estudiantes, el 95% trabaja en la industria tecnológica, informó Bursztyn.

Martín Palazzo tiene 31 años, estudió Ingeniería Industrial y tras realizar un posgrado de Machine Learning se dedicó a la ciencia de datos. Con respecto a cómo formarse, explicó: "Es importante tener conocimientos en programación, estadística y matemática. Para los que vienen de carreras consideradas duras, la transición no es tan fuerte. Con estar preparado para aprender y hacer algún curso, ya podés insertarte".

Durante su formación, trabajó con ingenieros, licenciados en computación, matemática o física. "Para big data, cada vez se incorpora gente de profesiones más diversas. Hay economistas, actuarios, sociólogos o politólogos que encuentran que en sus áreas hay datos y buscan agregar valor desde ese lado", agregó.

Para sumarse a las tendencias tecnológicas, las universidades debieron adaptarse. Martin Palazzo, por ejemplo, creó una materia para la carrera de grado de ingeniería industrial de la UTN BA sobre machine learning. En el ITBA, a partir de este año comenzó la carrera de grado de Analítica Empresarial. En la Universidad de San Andrés se dictará la carrera de licenciatura en Negocios Digitales desde el año próximo.

En materia de posgrados, la variedad es mayor que en el caso de las carreras de grado. "Hoy, en la Argentina, los buenos posgrados son los relacionados a ciencia de datos o gestión de empresas tecnológicas. Los conocimientos en tecnología, innovación y negocios son necesarios", explicó Juan Pedro Córica, director de Emprendedores del Ministerio de Educación de la Ciudad, a iProUP.

Al posgrado en Data Mining de la UBA y de la Universidad Austral, este año se le sumó el Máster en Analytics en la Universidad Torcuato Di Tella y el año que viene UADE lanzará el posgrado en Tecnología Informática y de Comunicaciones.

Cursos online y presenciales

Para jóvenes interesados en la economía digital o egresados de carreras universitarias con intención de reconvertir su perfil, existe una infinidad de cursos tanto presenciales como virtuales. Los más buscados suelen ser sobre programación, data analytics, data science, negocios digitales, inteligencia artificial, diseño web y marketing digital.

"El 97% de nuestros egresados obtuvieron empleo tras graduarse", reveló Nelson Deboscq, CEO de Digital House, una organización educativa donde se brindan cursos para desarrollar competencias digitales. Y agregó: "Contamos con cursos cortos de un semestre con altas dosis de actividades prácticas en donde no hace falta tener conocimientos previos".

Según informó Digital House, los estudiantes tienen entre 17 y 65 años, algunos inician cursos con título secundario, pero también hay médicos, contadores o abogados. "La tecnología está instalada en los procesos de cualquier tipo de negocio. Por eso vienen profesionales de todas las disciplinas para desarrollar sus habilidades digitales", detalló.

Además de cursos presenciales también hay virtuales. Los especialistas recomiendan edX, Coursera, Acamica, Khan Academy, Udemy y Udacity.

Lucas Pogorelsky tiene 34 años, estudió Actuario y realizó una maestría en Data Mining en la UBA. Luego de trabajar como científico de datos en Telefónica, Globant y Santander Río, creó una consultora de Data Science y es profesor en Plataforma5, una página online de cursos sobre programación. "Tenemos un bootcamp de 3 meses en donde tenés que ir todos los días. Es intenso, pero si tenés en cuenta que después de tres meses podés conseguir trabajo, está bueno", comentó.

"Hoy en día también se puede trabajar en forma freelance para el exterior, estamos en una posición favorable por el tipo de cambio", agregó.

¿Y el título?

Según un estudio realizado por Freelancer.Com, una plataforma para conseguir empleo, los trabajos en inteligencia artificial aumentaron 106%; en blockchain, 58%; y en data mining, 51%.

"Empresas de todo el mundo publican ofertas laborales, pero no piden títulos universitarios: se fijan en tus conocimientos y habilidades. La necesidad de recursos está más adelante de lo que las universidades pudieron adaptarse. Entonces vemos que los jóvenes aprenden de forma autodidacta, con videos de YouTube", contó Sebastián Siseles, vicepresidente internacional de freelancer.com. El portal cuenta con más de 30 millones de usuarios en todo el mundo que publican y aplican a trabajos.

En el caso de Increase, una fintech argentina, el año pasado trabajaban 18 personas, cifra que trepó a 43 este año. "En ningún caso pedimos títulos universitarios, sino que nos cuenten qué experiencias hayan tenido, ya sea laborales o académicas", contó Maru Buteler, del área de recursos humanos de la firma.

Increase es una plataforma que brinda soluciones a comercios para poder gestionar su información financiera. "Tenemos un product manager que estudió psicología. El director de marketing es egresado de licenciatura en arte. Yo soy coach, no estudié recursos humanos. Valoramos la flexibilidad mental, la capacidad de aprendizaje y el liderazgo", concluyó.

Te puede interesar

Revolución del trabajo

En primera persona

La economía de los servicios: el motor del desarrollo futuro

Empleo 4.0 Por Santiago Lamberti*
Recomendadas