Más artículos

Autos eléctrico, híbrido y recargable: uno a uno, los modelos que ya están en Argentina y los que van a venir

Autos eléctrico, híbrido y recargable: uno a uno, los modelos que ya están en Argentina y los que van a venir
Patricio Gallestegui, de Kia Argentina, señaló que los fabricantes locales no están completando el cupo y pide abrir el juego para desarrollar el sector
Por Guillermina Fossati
21.03.2019 06.00hs Innovación

El mercado automotor atraviera una grave crisis tanto en ventas como en producción. La comercialización interna podría terminar este año en 600.000 unidades patentadas frente a las 802.000 de 2018 y las 901.000 de 2017.

En producción, las 12 terminales locales apenas superarían los 400.000 vehículos, cuando hace dos años el Gobierno planificaba el plan "1 millón de unidades".

En este contexto, la promoción de autos con nuevas tecnologías de propulsión no encuentra únicamente las trabas básicas de estos modelos, que tienen que ver con precios más caros, sino que también se topa con un mercado deprimido y bajas expectativas.

A pesar de ello, la llegada de modelos eléctricos e híbridos a la Argentina comenzó a tomar forma el año pasado y las automotrices que ya incursionaron aseguran que no pueden dejar a la región fuera de un cambio que es una realidad en el mundo y definirá el futuro.

Entre las primeras en poner un pie se encuentran:

- Toyota, con el híbrido Prius

- Renault, con el utilitario eléctrico Kangoo

 



- Nissan, con el Leaf, que usa la misma tecnología que su socia francesa


- Mercedes Benz, con el GLC 350e, que también tiene motorización híbrida pero en este caso enchufable

 

La expansión seguirá este año con el lanzamiento del Ford Focus hybrid y la llegada de alguna propuesta de Volkswagen, que hace un tiempo se anticipó sería el e-Golf.

Por otro lado, se encuentran otras compañías que estarían dispuestas a avanzar, pero consideran que este proceso de electrificación se topa con algunas trabas que impiden una mayor competitividad. Y ese es justamente el reclamo de las importadoras.

El Gobierno decretó el año pasado que los fabricantes locales tengan una exención del 35% del impuesto extrazona cuando se trata de modelos eléctricos o híbridos, beneficio que no obtienen el resto de los empresas del sector.

En este contexto, Kia trajo por unos días al país el E-Soul, el auto eléctrico que se presentó recientemente en el Salón de Ginebra. Su arribo fue en el marco de la producción de un comercial. Algunos medios, incluido iProUP, pudieron probarlo.

 

Más allá del vehículo, el "testeo" del nuevo eléctrico sirvió como disparador para conocer los planes de la marca a futuro. Además, en un mano a mano con este medio, Patricio Gallestegui, responsable de marketing de Kia Argentina, señaló cómo ven el mercado local y qué piensa la firma sobre la movilidad sustentable, que preocupa hoy a la mayoría de las compañías.

"La expansión de las nuevas tecnologías de propulsión es un hecho, y en el caso local, si bien algunas marcas ya lo hicieron, contamos con la ventaja de que somos uno de los líderes a nivel mundial y estamos incursionando desde hace muchos años en desarrollos innovadores. En poco tiempo podremos incorporar al mercado argentino lo último en movilidad sustentable", asegura el ejecutivo.

Al respecto, añade: "Estamos trabajando intensamente para ello y esperemos que se den todas las condiciones para hacerlo el próximo año".

Actualmente, la firma surcoreana es importadora en el país, por lo que no posee los mismos beneficios que las terminales que sí fabrican unidades en suelo local. Ese beneficio consiste en un descuento del 35% del impuesto que se aplica a los vehículos extrazona y que solo rige para las 12 fábricas.

En ese aspecto, el ejecutivo aclara: "Entiendo que el Gobierno ya está al tanto de esto y, si bien no es oficial, en breve se estaría modificando el decreto para que todos los autos eléctricos o híbridos importados paguen el mismo arancel aduanero".

En general, las automotrices que tienen la misma condición que Kia, no están de acuerdo con la medida.

"La diferenciación entre las terminales con fábricas radicadas en el país y el resto de las importadoras no tiene mucho sentido en este caso, teniendo en cuenta que es un mercado muy específico que hay que promover y desarrollar", indica Gallestegui.

Al respecto, destaca que la tan buscada igualdad de condiciones va a generar mayor competitividad, un incremento de la oferta y, por ende, un desarrollo más rápido de los vehículos sustentable en el país.

Además, existe un consenso general compartido por Kia y el resto del sector: instalar el concepto de movilidad eléctrica en un mercado como el argentino implica un verdadero cambio social, cultural y económico.

Gallestegui considera que la infraestructura es fundamental para que pueda crecer esta industria y los avances sean más rápidos, pero no es una traba que no permita avanzar.

"En la Argentina estamos bastante retrasados respecto a otros países. Sin embargo, no hay que esperar a que esté todo perfectamente armado para impulsar estos productos. Las empresas tenemos un rol muy importante para generar estos cambios promoviendo el desarrollo sustentable desde el lugar de cada uno", subraya.

Un mercado que pisa el acelerador

La industria automotriz se acelera para los tiempos que corren. Ya no se trata de planes a futuro, sino que la innovación debe hacerse hoy. En esta transformación aparecen diferencias o rivalidades entre los principales jugadores del mercado.

"Queremos pasar de ser una compañía fabricante de autos a una dé servicios de movilidad", dijo a iProUP Daniel Herrero, número uno de Toyota Argentina, la marca más exitosa del país. Así, de manera contundente, sentó su visión a largo plazo.

En Nissan, con el plan Nissan Intelligent Mobility, también apuntan a fijar otro rumbo. De hecho, ya trabajan con una nueva propuesta llamada Energy Home por la cual los coches a batería pueden trasladar energía al hogar para ahorrar electricidad.

Más allá del camino elegido, coinciden en que el transporte debe ser más sustentable. Para lograrlo, los combustibles tradicionales deben desaparecer.

De hecho, algunas marcas ya establecieron fechas concretas para el fin de la producción de vehículos a combustión para migrar definitivamente a los que se propulsan con nuevas tecnologías.

En el mercado eléctrico, Nissan y Renault son algunas de las que eligen esta variante y apuestan directamente a a estos modelos, sin paso previo.

"Para nosotros, el camino es eléctrico. Tenemos una estrategia de largo plazo y el Leaf es nuestro embajador", afirmó José Luis Valls, CEO de Nissan Latinoamérica, a iProUP.

"Es el modelo que representa la visión Nissan Intelligent Mobility y las tecnologías del futuro, como el manejo autónomo, el Pro-Pilot, las posibilidades del auto para estacionarse solo y la conectividad. Esto es lo que viene", completó.

Hoy, los eléctricos más populares son:

- El Nissan Leaf, que se lanzó en enero en la Argentina

- El Chevrolet Bolt EV, que podría llegar al país entre fines de 2019 y comienzos de 2020

- El Renault ZOE.

Se trata de autos compactos y accesibles, en contraposición con el Tesla Model S, marca que nació "100% eléctrico" y apunta a un público premium.

También otras firmas trabajan a pasos acelerados en la electrificación y tienen modelos muy atractivos. Dentro de ese pelotón se agrupan:

- Hyundai, con el Kona eléctrico

- Porsche, con el SUV Taycan

- Jaguar, con otro SUV: el I-Pace

- Kia, con su nuevo e-Niro

- El ya mencionado Soul EV

Pasando a los híbridos, que tienen como motor principal uno a combustión, combinado con un sistema eléctrico, Toyota es la firma que más lo defiende y la primera que lo implementó en la Argentina con su Prius.

Incluso, también ofrece este tipo de de motorización en el Lexus, su marca de lujo que desembarcó en el mercado local y ofrece propuestas con motor convencional o híbrido.

Otra variante intermedia es la de los híbridos recargables o PHEV. Estos modelos integran un motor a combustión tradicional y uno eléctrico autorrecargable o de recarga externa adicional. Significa que pueden regenerar su energía como un híbrido y, además, conseguirla de tomas de la red eléctrica fija.

Uno de los pioneros es el Mitsubishi Outlander PHEV. En la Argentina, se lanzó recientemente el Mercedes Benz GLC350e. Y Volkswagen es una de las firmas que más defiende esta categoría.

 

"Como marca tendremos más de 25 modelos híbridos y eléctricos a nivel mundial en los próximos años. Pero hay que adaptar cada uno al mercado. Creo que la opción más acorde a América Latina son los híbridos Plug-In por la falta de infraestructura", afirmó Pablo Di Si, CEO de Volkswagen Mercosur, a iProUP.

Hyundai Ioniq también tiene una versión híbrida y otra eléctrica para rivalizar con el Toyota Prius Plug-In Hybrid.

En la Argentina, las marcas van por diferentes caminos. Nissan apuesta directamente al eléctrico, al igual que Renault.

Toyota, por su parte, se queda con los híbridos. En cambio, Volkswagen y Mercedes Benz prefieren los híbridos plug-In, porque la infraestructura del país está lista para ellos.

En cualquier caso, el camino está en marcha y el desembarco de las nuevas tecnologías ya es una realidad. Solo falta que haya un panorama político y económico más calmo para que más compañías lancen otros modelos. Saben que que el futuro transitará ese camino.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar