Más artículos

De la fábrica al cliente: cómo Prüne usa RFID para seguir sus productos y controlar el stock en las tiendas

De la fábrica al cliente: cómo Prüne usa RFID para seguir sus productos y controlar el stock en las tiendas
La reconocida marca de ropa utiliza esta tecnología para realizar inventarios de manera más rápida y fortalecer su estrategia de omnicanalidad
Por Agustina Girón
10.02.2019 09.23hs Innovación

Es una de las marcas de accesorios para mujeres más reconocidas del país. Después de fabricar y vender sus productos a grandes tiendas internacionales como Sacks Fifth Avenue, Bloomingdales y Macy ́s, de Estados Unidos; Harrods, de Inglaterra; y El Corte Inglés, de España; Prüne abrió su primera sucursal en 1999.

Hoy, tiene una planta industrial de 6.000 M2, un centro de distribución de 10.000 m2, más de 100 tiendas en Argentina, Perú, Chile, Uruguay y Paraguay, y emplea a más de 1.000 personas.

Como toda empresa de esas dimensiones, durante años se enfrentó a una dificultad frecuente de la industria: cómo optimizar recursos a la hora de inventariar una enorme cantidad de productos y que eso no se convierta en un traspié en la experiencia del usuario.

Por este motivo, la compañía comenzó a probar la tecnología RFID (Identificación de Radio Frecuencia), una tecnología que permite identificar un objeto de manera remota a través de un chip que contiene información y que, en el caso de Prüne, está instalado en la etiqueta de sus productos. La información del producto puede ser leída a la distancia con la ayuda de un colector y una etiqueta.

Lucas Farrell forma parte de la compañía desde hace veinte años y hoy se desempeña como Director Comercial. "Gracias a estas etiquetas, cada producto pasa a tener una identidad única y una trazabilidad completa: desde que se fabrica y va al centro de distribución hasta que se distribuye en todos los puntos de venta tenemos una claridad prácticamente absoluta de dónde está", señala el ejecutivo a iProUP.

Esto nos permite inventariar una tienda entera en cuestión de segundos con error cero y ofrecerle al cliente una certeza de dónde está el producto", completa Farrell.

Para la empresa, que fue una de las primeras tiendas de moda argentinas en contar con venta online, esto es crucial: "Si lo integramos con un e-commerce poderoso, el stock disponible pasa a ser el de todos los locales y no solamente el de un pick up store determinado. Nos dimos cuenta de que tanto en el punto de venta físico como en la compra online tener stocks certeros e infinitos para nuestro cliente era clave y que RFID era una solución", asegura.

Por otro lado, Prüne planea sumar las nuevas plataformas de transporte y delivery para mejorar la experiencia de la usuaria a la hora de comprar. "Queremos integrarnos con plataformas de movilidad rápidas como Globo, Rappi o Uber Eats, de forma que con el RFID detectamos dónde está la prenda más cercana al punto de venta donde está el cliente y se lo acercamos de la manera más rápida y con el menor costo posible. Así, nunca podrá recibir un 'No lo tengo' como respuesta", explica Farrell.

La idea de utilizar esta tecnología comenzó hace ya algunos meses, pero antes fue necesaria una etapa de análisis para evaluar el estado de la tecnología en el mundo, estimar el nivel de inversión requerido y considerar los principales factores de éxito.

"Somos una empresa innovadora desde la raíz. Nos sentimos una marca innovadora desde todo punto de vista: desde los productos que diseñamos y fabricamos hasta los procesos y sistemas que implementamos. Y como una de las empresas más importantes de la Argentina dentro del rubro de la moda necesitábamos estar a la vanguardia de las herramientas y la tecnología que usamos", comenta el directivo a iProUP.

Finalmente, la empresa se decidió y el socio estratégicos elegido para impulsar el proyecto fue la firma Telectrónica, a través de la solución Smart Retail.

"Hace mucho tiempo que estamos atrás de esta tecnología, nos interesó porque nos daba la posibilidad de tener mejores inventarios, más control de stocks con menor esfuerzo. En el negocio del Retail, el control de inventarios es clave, pero era muy cara para poder implementarla", explica Mercedes Marqués, Gerente de Mejora Continua de Prüne y a cargo del proyecto.

Y agrega: "Al ingresar la tecnología RFID al mundo de la moda a nivel mundial y aumentar drásticamente el volumen de etiquetas utilizadas, el precio se hizo más accesible para poder pensar en utilizar esta tecnología".

A la hora de inventariar se utiliza un colector de datos, una especie de smartphone que está enganchado a una pistola láser y en el cual está cargada la base del local. Para recolectar la información, sólo es necesario caminar por el local apuntando el aparato hacia los productos.

"La agilidad en la toma de inventarios hace que deje ser una tarea que se hace cada 6 meses a ser una tarea rutinaria que no demora más de 45 minutos en una tienda. Tener con exactitud el stock mejora todos los procesos de aprovisionamiento a las tiendas, evita quiebres y al tener mayor información se pueden tomar decisiones antes. Además, los procesos de recepción y remisión de mercadería son mucho más rápidos, porque no se controla más la mercadería física ítem por ítem contra un remito", explica Marqués.

Para los directivos de Prüne, el beneficio no sólo es para la organización interna. "Desde el punto de vista del cliente, creo que le da una mejor experiencia: el vendedor puede confiar en el stock y tener la seguridad que si el sistema le dice que una cartera está es porque realmente está. Así, con la ayuda de la tecnología, puede buscar sus productos más rápido y con más confianza y eso el cliente lo no percibe", asegura Marqués.

Por ahora, la tecnología RFID está en etapa de prueba y por eso sólo está disponible en el centro de distribución y en el local del Unicenter Shopping. Pero Prüne ya está trazando un plan de implementación para todas las tiendas de Argentina, así como también de Chile, Perú, Colombia y Uruguay.

"Hoy, hablamos de las etiquetas como un sticker que va pegado en los productos pero realmente es impresionante lo que una etiqueta significa, tiene una implicancia super profunda", asegura Farrel.

Y concluye: "Cuando hablamos de que esa etiqueta nos permite tener la trazabilidad de un producto desde que se fabrica hasta que se pone en manos del cliente pasa a tener una importancia mayor. Y cuando decimos que sin esa etiqueta inteligente no puede existir la omnicanalidad pasamos a darle una relevancia mucho mayor. Así, pasa a ser una herramienta y una ventaja competitiva importante en el mundo del retail".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain