Fabricante de componentes industriales arriba al país: instalará 50 cargadores de vehículos eléctricos

Fabricante de componentes industriales arriba al país: instalará 50 cargadores de vehículos eléctricos
Scame, fabricador italiano de autopartes eléctricas y referente en la infraestructura de carga pública, pretende concretar la instalación el próximo año
Por iProUP
04.08.2021 19.00hs Innovación

Los autos híbridos y eléctricos figuran en los planes de todas las automotrices y, en muchos casos, ya tienen fecha para que los motores a combustión sean reemplazados por completo y dejen de circular por las calles.

El objetivo: contribuir con el medio ambiente, una misión que es prácticamente obligatoria para cumplir con los requerimientos que le imponen en diferentes países, además de ofrecer modelos más económicos para circular, porque la carga de la batería es mucho más barata que llenar un tanque de nafta.

En este contexto, la Argentina no se queda atrás, ya que la cantidad de vehículos eléctricos patentados en todo el país durante 2020 creció 53,9% interanual, al sumar 2.833 unidades, según informó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la Argentina (ACARA).

Por ello, crece el interés de empresas dedicadas al sector en el país. Una de ellas ya se estableció en tierras albicelestes y planea posicionarse como el principal proveedor de infraestructura de carga pública en todo el territorio.

Se trata de la empresa italiana Scame Parre, fabricante de componentes y sistemas para instalaciones eléctricas en el sector industrial, terciario y doméstico y referente en su país de origen en el rubro, la cual se encuentra armando una red de cargadores gratuita y de acceso público que cuente con presencia en todas las provincias para alcanzar un total de 50 el próximo año.

"Proyectamos estar en las capitales de cada una de las provincias y focalizar en Capital Federal y Gran Buenos Aires dando cobertura a todos los puntos cardinales en ubicaciones estratégicas", resaltó Francisco Casella, e-mobility Marketing Manager de Scame Argentina, a Portal Movilidad.

Por el momento, cuenta con 10 puntos operativos en las siguientes provincias: Tucumán, Mendoza, San Luis, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires. Los próximos serán en las ciudades de La Plata, Moreno, Burzaco y Mar del Plata.

dfsdf
La empresa fabricante de partes eléctricas, Scame Parre, cuenta ya con 10 puntos de carga en el país y pretende llegar a 50 para 2022

En el marco de esta iniciativa, la firma busca seguir concretando alianzas con establecimientos privados y de acceso público, principalmente centros comerciales y distribuidores de partes eléctricas, con el objetivo de garantizar la seguridad del servicio. La red de carga pública será en corriente alterna con cargadores de 7.4 kw y conectores tipo 2.

Al respecto, Casella relató que están en búsqueda de alianzas con empresas argentinas que estén interesadas y tengan espacio a disposición para la instalación y recepción de los clientes.

Concretamente, el único requisito es contar con las condiciones de seguridad establecidas por la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA). "La instalación de estos puntos de carga les ofrece a las marcas y lugares un valor agregado que en el país es escaso", precisó.

Sede de la distribuidora EPEC en la provincia de Cordóba
Sede de la distribuidora eléctrica EPEC en la provincia de Cordóba

Scame también viene optimizando su negocio con punto de carga rápida. En este sentido, a comienzos de mayo, el grupo italiano adquirió 85% de Magnum Cap Lda, una compañía portuguesa dedicada a la producción y distribución de sistemas de carga corriente continua para vehículos eléctricos, con el objetivo de apuntar al segmento de las estaciones de servicio.

Se estima que para marzo de 2022 ya estarían a disposición de los clientes los 50 puntos de carga en el país, siempre y cuando se cumplan los plazos establecidos.

En la Argentina todavía está en auge el sector de red pública y los servicio de vehículos eléctricos, por lo que esde Scame destacan la importancia del rol de las normativas municipales en la instalación, así como en la necesidad de subsidiar la energía eléctrica destinada a la recarga de los autos para el mantenimiento del negocio.

"En lo que refiere a las nuevas edificaciones, si tuviesen previsto la instalación de puntos de carga desde un comienzo el proceso se simplifica. Clientes nos han consultado por la instalación en sus estacionamientos, pero no tienen la infraestructura necesaria para la recepción del cargador", completó Casella.