Cabify dejará de operar en Brasil desde junio y peligra su continuidad en la Argentina

Cabify dejará de operar en Brasil desde junio y peligra su continuidad en la Argentina
No obstante, la empresa de transporte informó que "continuará atenta a futuras necesidades y oportunidades de movilidad en este mercado"
Por iProUP
26.04.2021 08.32hs Innovación

Cabify, la aplicación española de movilidad, anunció este viernes que suspenderá sus operaciones en Brasil a partir de junio debido a la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

La compañía resaltó en un comunicado las dificultades enfrentadas en el mercado brasileño por la "grave situación" de la crisis sanitaria, con una media de 2.500 muertos diarios, y la crisis económica local provocada por la covid-19.

"Este contexto dificulta la creación de valor y ha llevado a la compañía a detener su operación en Brasil", donde está presente desde 2016, agrega la nota.

Pese a su salida de Brasil, la empresa informó que "continuará atenta a futuras necesidades y oportunidades de movilidad en este mercado".

Cabify señaló que, a nivel global, la demanda de viajes de la empresa se ha recuperado en un 75% a finales de 2020, mientras que en algunos mercados se ya ha reactivado el 100% de la demanda durante los primeros meses de 2021.

La compañía, presente en Latinoamérica y España, tiene 33 millones de usuarios registrados, 400.000 conductores colaboradores y 65.000 empresas como clientes registrados en su división de movilidad corporativa.

En la Argentina, además, la empresa está debajo en descargas según el portal Sensor Tower, que tanto en plataformas iPhone como Android la app de origen ibérico está por debajo de Uber y DiDi.

No sólo eso: Maximobility, el holding que posee bajo su paraguas a Cabify, ya quitó del mercado argentino varias de sus aplicaciones: Glovo Go y Movo, de monopatines; y Glovo, de Delivery, que fue absorbida por Delivery Hero. Cabify podría ser la próxima en dejar tierras albicelestse.

 
 

Precios en Argentina

Dentro de las medidas aplicadas por el Gobierno para contener la segunda ola de COVID-19, se dispuso un control más estricto sobre la utilización del transporte público. Destinado sólo para aquellos trabajadores considerados esenciales, las autoridades advirtieron que se reforzó la presencia de agentes de Tránsito en los principales centros de trasbordo, estaciones de subte y corredores de Metrobus, para que esa medida se cumpla con mayor eficacia.

Con la decisión, aquellas personas que deban viajar por el AMBA y no cuenten con el certificado de "Esencial" para hacerlo en transporte público (ni cuenten con un auto), necesitarán apelar a otros medios para movilizarse. En ese contexto, existen distintas opciones, que van desde los clásicos taxis y remises, hasta las más modernas aplicaciones Uber y Cabify, por ejemplo.

Un viaje de unos diez kilómetros dentro de la Ciudad de Buenos Aires, a las 9.30 de la mañana, los precios entre las distintas variantes de transporte no presentan mucha diferencia entre sí. Aunque, claro, en algunos casos el valor puede incrementarse si el tránsito está muy cargado y el traslado se demora más de lo previsto. Así por ejemplo: 

1.Taxi: hacer ese trayecto en taxi (según la estimación de la app del Gobierno de la Ciudad), cuesta $550.

2. Remis: el mismo viaje en remis, se calcula entre $550 y $600, tal como estimaron desde distintas agencias consultadas.

3. Uber: sale $520.

4. Cabify: tendría un costo de $620. En el desglose de precios se refleja un costo adicional de casi $100 por "alta demanda", es decir que muchos usuarios piden vehículos en el mismo momento y desde la app aclaran que es para "disminuir el tiempo de espera al pedir un viaje".

Uber es una de las alternativas más económicos para moverse en el AMBA
Uber es una de las alternativas más económicos para moverse en el AMBA

Cambia la forma de moverse

Las medidas sanitarias tuvieron un lógico impacto en la demanda de estos servicios de transporte. Derrumbe de viajes durante la noche y un mayor volumen en las primeras horas de la mañana parece ser parte de la nueva normalidad.

Por caso, según señalaron desde distintas remiserías consultadas por este medio, para hacer un viaje a media mañana es necesario reservar con anticipación: muchas empresas "no esenciales" disponen de esos vehículos para sus trabajadores. "Si querés viajar a las 10 de la mañana, por lo menos tenés que llamar a las 7 a ver si hay disponibilidad", señalaron desde una agencia en un barrio porteño.

Lo mismo ocurre con los aplicaciones. "Claramente notamos una fuerte reducción de la movilidad en el horario nocturno de las 0 a las 6, muy marcado en el fin de semana, coincidente con lo establecido por el decreto presidencial. Lo que observamos también es un pico de demanda entre las 23 y las 0, en el que la demanda se concentra y crece entre un 30 y 40% frente a los mismos días de las semanas anteriores", señaló ante la consulta de iProfesional Diego Céspedes, head of growth de Cabify Argentina

Este flujo de demanda seguramente se modifique luego de que este miércoles el Gobierno decidiera endurecer las medidas, incluyendo la limitación de circulación de 20 a 6 am y el cierre de comercios a las 19 horas

El directivo agregó que "la limitación en el transporte público hizo que crezca nuestra demanda de servicio corporativo, donde no sólo creció el uso un 20% en estos primeros días hábiles, sino que también creció el volumen de empresas solicitando el servicio de Cabify Empresas".

Desde la firma señalaron también que sus usuarios conductores cuentan con kit de protección con tapabocas, alcohol y guantes, además de que en los autos se colocaron mamparas divisorias. Algo que ocurre también en los otros servicios, donde en muchos casos con la posibilidad de pagar con el celular se reduce al mínimo la necesidad de contacto entre chofer y pasajero.

El cierre de comercios a las 19 horas limitará la demanda de transporte
El cierre de comercios a las 19 horas limitará la demanda de transporte

Otras opciones

Pero la pandemia también trajo la proliferación de medios de transportes más sustentables. El caso más emblemático fue el de las bicicletas, cuya demanda se disparó el año pasado: de hecho, según remarcan desde el sector, las ventas se duplicaron en 2020 en relación a los años previos. Una bicicleta clásica puede costar entre $20.000 y $30.000, pero hay modelos que valen incluso por encima de los $70.000.

Una modalidad que también creció mucho en los últimos tiempos en las grandes ciudades del mundo, y desde hace unos años desembarcó en Buenos Aires, es el del monopatín eléctrico. Con una autonomía de unos 20 kilómetros, un valor promedio oscila entre los $70.000. Son plegables (pesan 12 kilos), por lo que una de sus ventajas es que además son fáciles de transportar.

Otra opción con mucha demanda es la moto. De hecho, semanas atrás se renovó el programa que busca fomentar la adquisición de motos nacionales y otorga financiamiento de hasta $200.000 a un plazo de 48 cuotas. En ese caso, hay variantes de rodados que parten desde los $85.990.