Más artículos

Ser "misionero" o "mercenario": la clave "secreta" del éxito de Jeff Bezos se basa en uno de estos dos principios

Ser "misionero" o "mercenario": la clave "secreta" del éxito de Jeff Bezos se basa en uno de estos dos principios
En su autobiografía, Invent & Wander: The Collected Writings, Jeff Bezos ofrece lecciones ocultas a simple vista del éxito de Amazon
Por iProUP
21.12.2020 17.48hs Innovación

Después de dejar su trabajo de seis cifras en 1994, Jeff Bezos inició la aventura de crear Amazon, una librería en línea, desde el garaje de su casa. Hoy, Amazon tiene un valor de más de 1,7 mil millones de dólares, cifra que la convierte en la segunda empresa más valiosa de los Estados Unidos, apenas detrás de Apple.

La considerable valuación de mercado de Amazon también le permite a Bezos ostentar el título de persona más rica del mundo con una fortuna calculada de u$s200.000 millones.

En su autobiografía, Invent & Wander: The Collected Writings of Jeff Bezos, el magnate ofrece lecciones ocultas a simple vista para el éxito de Amazon. Es un tesoro de información para empresarios e inversores, y explica con más detalle los valores fundamentales de la empresa.

Hoy en día, muchas empresas de tecnología tienen un espíritu central:

  • Google: "No seas malvado"
  • Apple: "Una computadora para el resto de nosotros

Actualmente, las empresas de tecnología son tan poderosas que necesitan un código legal. Un dogma religioso que toda la gente de Silicon Valley puede adorar. Uno de los primeros mandamientos de Amazon es: determinar quién es un misionero y quién es un mercenario.

¿Sos misionero o mercenario?

Los mercenarios son despiadados. Todos conocen uno. Son asesinos fríos y orientados a tareas que harán lo que sea necesario para destruir a la competencia. Es ese compañero de trabajo al que nadie invita al bar.

Los mercenarios suelen tener éxito. Pero su éxito tiene un límite.
Los mercenarios suelen tener éxito. Pero su éxito tiene un límite según Bezos.

Los mercenarios suelen tener éxito. Pero su éxito tiene un límite. Una vez que mataron a todos y quemaron varios puentes con su actitud feroz y de hacer lo que sea necesario, no queda nadie que los apoye. Los mercenarios pueden crear negocios, pero nunca crearán imperios.

Los misioneros, en cambio, pueden cambiar el mundo. Esto es lo que Bezos tiene que decir sobre ellos: "Siempre trato de darme cuenta de una cosa ante todo: ¿Es esa persona un misionero o un mercenario?".

Escribe Bezos en la primera página de su libro. "Los mercenarios están tratando de invertir su valor. Los misioneros aman su producto o su servicio y aman a sus clientes y están tratando de construir un gran servicio. Por cierto, la gran paradoja aquí es que generalmente son los misioneros los que ganan más dinero". 

Agregó en otra entrevista que cree que ser misionero es vital para ser un empresario exitoso. De hecho, son las personas a las que les importa quien gana, dice.

Los emprendedores piensan como un buen mariscal de campo. Saben que son solo una pieza en un juego más grande. Así que rodean a las personas adecuadas que harán que el equipo gane. O en el caso de Bezos, hacer al equipo sumamente rico.

Aceptá el fracaso

La vida de un misionero no es fácil. Mucha gente te escupirá en la cara. Algunas personas te estigmatizarán por todo lo que haces. Pero no puedes dejar que estas personas te afecten.

Aceptá el fracaso y el hecho de que tu amabilidad no siempre serán bien recibidas por los demás. Concentrate en el juego a largo plazo y no dejes que un idiota te arruine la vida como misionero.

El propio Bezos se ha caído muchas veces. Mucha gente se rió de él mientras subía hasta la cima. Por ejemplo, los escépticos dudaban que los clientes pagaran u$s79 al año por Amazon Prime cuando se lanzó en 2005. Hoy, el servicio tiene 126 millones de suscriptores en todo el mundo.

Aceptar el fracaso es lo que hizo de Amazon la empresa que es hoy
Aceptar el fracaso es lo que hizo de Amazon la empresa que es hoy

"Necesitamos grandes fracasos si vamos a mover la aguja", "fracasos a escala de mil millones de dólares", dijo Bezos en Amazon re: Mars. "Y si no lo hacemos, no lo hacemos con la suficiente fuerza". Podrías ser un mercenario y ni siquiera saberlo. 

A muchos de no les gusta pensar que son misioneros como Bezos, pero de hecho, son mercenarios y ni siquiera lo saben:

  • Ignoran a sus amigos o nunca tardan cinco minutos en llamarlos.
  • Se vuelven perezosos y deciden no responder a un correo electrónico con una oportunidad potencial.
  • Usan excusas poco convincentes como "estamos demasiado ocupados" para encubrir la falta de contacto con conexiones valiosas.

Los mercenarios están alrededor rodean y puede que uno sea como ellos. El capitalista de riesgo John Doerr explica que incluso los celos insignificantes son una actitud mercenaria.

Siempre está el tipo que está demasiado ensimismado para darse cuenta de que está arruinando al equipo. Estos pueden ser grandes muchachos fuera del campo, pero durante el juego lo hacen todo sobre ellos mismos. No elevan al equipo que los rodea. Probablemente no sea intencional. Eran mercenarios asesinando su propio éxito sin siquiera saberlo, según un artículo del sitio emprendedoresnews.com.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído