Más artículos

La 'maquinita yanqui', imparable: imprimió más dólares que nunca en 2020 y así repercutirá en la economía argentina

La 'maquinita yanqui', imparable: imprimió más dólares que nunca en 2020 y así repercutirá en la economía argentina
La pandemia de COVID-19 golpeó también a los Estados Unidos, la principal economía del mundo. El motivo por el que emitió una avalancha de dólares.
Por iProUP
21.12.2020 15.10hs Innovación

Los estímulos puestos en marcha por el gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump para paliar los efectos de la crisis económica provocada por el coronavirus COVID-19 incluyó el envío de sustanciosos cheques a los trabajadores o generosos créditos a empresas.

A este gasto fiscal de las arcas públicas se sumaron los esfuerzos de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) para mantener la liquidez del sistema bancario y que las entidades pudieran seguir prestando. Sin embargo, ese dinero no salió de una caja acorazada. Se creó de propio para poder afrontar la situación.

La administración Trump y la FED imprimieron dinero a una velocidad sin precedentes en la historia reciente de los Estados Unidos. Solo entre enero y noviembre de este año la oferta monetaria de Estados Unidos trepó casi 24%. Según datos de la FED, el volumen de dólares pasó de u$s15,33 billones a fines de 2019 a u$s19,1 billones a finales de noviembre.

La administración Trump imprimió más dólares que nunca
La administración Trump imprimió más dólares que nunca

Así que este crecimiento del dinero, que suele ser un proceso lento y constante, se desbocó en 2020. "En mi opinión, el dólar atraviesa una fase cíclica de debilidad, similar a la depresión relativa durante la década de los 70, inicios de los 90 y la gran crisis financiera a fines de los 2000", explicó Olivia Álvarez, analista de la firma Monex Europe.

Efectos en la economía

El primer efecto de esta nueva masa monetaria en circulación es que podría generar inflación en los Estados Unidos.  El segundo es una acelerada devaluación del dólar contra muchas divisas, que según varios analistas expertos, ofrecerá un inesperado respiro a las economías de América Latina, devastadas por los efectos de la pandemia de COVID-19.

En algunos países de la región los efectos se notarán con fuerza; otros tienen tantos desafíos encima, que una bajada del dólar de entre el 10% y el 15% contra sus divisas no va a tener impacto alguno, coinciden los analistas. "Las monedas latinoamericanas son por lo general amplios beneficiarios de la depreciación del dólar. Este efecto es particularmente relevante para países altamente endeudados como Argentina", añade Álvarez.

Con la especialista coincidió Keith Wade, economista jefe de la gestora Schroders. "Se benefician especialmente a través de un financiación más fácil que reduce la presión sobre sus monedas. Esto permite políticas monetarias internas más flexibles y también reduce la carga de la deuda externa denominada en dólares", remarcó Wade. Estos son los efectos que la depreciación del dólar tendrá en Argentina.

La Argentina y el dólar

Uno de los factores que mantiene la economía argentina bajo el yugo es su excesiva dependencia del dólar y el volumen de deuda pública emitido en esa divisa, en lugar de en pesos. Cuando el tipo de cambio peso/dólar subía, la carga de esas obligaciones era cada vez mayor. Ahora que el dólar cae es fácil plantearse cómo puede afectar esto a la parte de su deuda denominada en moneda fuerte.

La relación de Argentina con el dólar es de amor/odio
La relación de Argentina con el dólar es de amor/odio

"Si nos fijamos en los desafíos que tiene la Argentina en este momento, que son bastante grandes, un debilitamiento del dólar de entre el 10% y 15%, para ser honesta, no supondrá un cambio importante", estimó Claudia Calich, especialista en mercados emergentes de M&G Investments.

El país aún tiene que seguir negociando la reestructuración de la deuda con el FMI y el estado de sus finanzas tiene muy poco margen de maniobra para hacer frente a los estragos de la COVID-19. "Un dólar débil ayuda a la Argentina hasta cierto punto", opinó Joseph Mouawad, gestor de renta fija emergente de Carmignac, pero "aún faltan la combinación de políticas y de credibilidad para que se dé una recuperación sostenible".

Felipe Villarroel, gestor de TwentyFour AM, explicó los limitados beneficios para la Argentina de otra manera: "es un país que exporta mucho agro y en este caso el impacto de una depreciación del dólar es menos importante". "Va a ayudar un poco, pero hay otros factores como tener una mala cosecha que va a hacer que el año sea horrible independientemente de la divisa, informó Yahoo! Finanzas.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído