Más artículos
Emiratos Árabes Unidos tiene todo listo para su misión a Marte: cuándo lanza el cohete y qué investigará

Emiratos Árabes Unidos tiene todo listo para su misión a Marte: cuándo lanza el cohete y qué investigará

Emiratos Árabes Unidos tiene todo listo para su misión a Marte: cuándo lanza el cohete y qué investigará
El lanzamiento de Mars Hope al espacio tendrá lugar el 15 de julio desde el Centro Espacial Tanegashima, situado al suroeste de Japón
Por Federico Altavista
13.07.2020 20.10hs Innovación

Emiratos Árabes Unidos lanzará la sonda Mars Hope, su  primera exploración interplanetaria. Se trata de un orbitador con destino a marte.

El lanzamiento de Mars Hope al espacio tendrá lugar el 15 de julio desde el Centro Espacial Tanegashima, situado al suroeste de Japón, utilizando un cohete H2A de Mitsubishi Heavy Industries. La ventana de lanzamiento se extiende hasta el 13 de agosto de 2020.

La misión a Marte de los Emiratos enviará la sonda Hope en un viaje de 495 millones de kilómetros para alcanzar la órbita del Planeta Rojo en febrero de 2021 con el objetivo de construir la primera imagen completa del clima a lo largo de un año marciano, alrededor de 687 días terrestres.

La misión

El lanzamiento consta de dos etapas; en la primera, el cohete japonés de 53 metros alcanzará una velocidad de 38.000 km/h para situar la nave en la órbita terrestre, momento en el cual se inicia un trayecto de siete meses a una velocidad de 121.000 km/h hasta alcanzar la órbita de Marte en febrero de 2021, coincidiendo con las celebraciones del 'jubileo dorado' de los EAU para marcar la histórica unión de los emiratos.

Marte, un anhelo de varios países
Marte, un anhelo de varios países

Mars Hope es una nave espacial totalmente autónoma con tres instrumentos para medir la atmósfera de Marte. Con un peso de 1.350 kilos y aproximadamente el tamaño de un SUV pequeño, la nave ha sido diseñada y desarrollada por ingenieros del MBRSC en colaboración con socios académicos de las universidades estadounidenses de Colorado, Arizona y Berkeley.

La misión estudiará la relación entre la capa superior e inferior de la atmósfera marciana y, por primera vez, científicos de más de 200 universidades y centros de investigación de todo el mundo tendrán acceso a una visión completa de la atmósfera del planeta en las diferentes estaciones del año y momentos del día.

Musk, a la conquista de marte

A principios de 2020, Elon Musk afirmó en conversaciones por Twitter que con su empresa SpaceX planea llevar a casi un millón de pasajeros a Marte, y lograrlo antes de 2050.

Ya dio algunos detalles sobre esa hipotética ciudad sostenible en el planeta rojo, y ahora ha ofrecido algunas cifras más que de nuevo muestran un optimismo envidiable: la fabricación de cientos de Starships permitirá que un millón de personas viajen a Marte antes de 2050.

Las naves Starship, indicaba Musk, se han diseñado con el objetivo de volar tres veces al día. En cada uno de esos trayectos se podrían transportar 100 toneladas de material, y por lo tanto se quieren conseguir 1.000 vuelos al año por cada una de estas naves.

Eso, unido al hecho de que se quieren construir 100 Starships al año, permitiría lograr tener a 1.000 de estas naves operativas en la próxima década. Cada una de ellas podría transportar 100 megatones de carga al año, "o unas 100.000 personas en cada sincronización de las órbitas de la Tierra y Marte".

Esa frase es importante porque indica el momento propicio para enviar a la gente a Marte: cada 26 meses saldrán de la Tierra esas 1.000 naves en un periodo de unos 30 días en una especie de éxodo espacial que permitirá transportar en total a un millón de personas antes de 2050.

El viaje, apuntaba Musk, acabará siendo relativamente normal y asequible, lo que permitirá que "cualquiera que quiera pueda ir, con préstamos disponibles para quienes no dispongan del dinero". Además, afirmaba, "habrá montones de trabajos para esos colonos". El billete, diga lo que diga Musk, será de todo menos asequible: sus propias estimaciones indican que rondará los u$s 500.000.

Una de las claves de ese coste reducido es la reutilización de estas naves espaciales, que según Musk tendrán una vida útil "similar a la de los aviones comerciales, de entre 20 y 30 años".

Las Starship necesitarán repostar en órbita tras abandonar la Tierra: el esfuerzo para abandonar la atmósfera terrestre así lo requiere, pero tras ese repostaje las naves podrán hacer el viaje inverso sin ese repostaje en la órbita de Marte. 

Lo más leído