Más artículos
Qué son las cajas inteligentes y cómo influyen en la manera en que enviás cosas por correo

Qué son las cajas inteligentes y cómo influyen en la manera en que enviás cosas por correo

Qué son las cajas inteligentes y cómo influyen en la manera en que enviás cosas por correo
Con el creciente mercado del ecommerce debido a la pandemia se requiere una actualización en la forma en que la logística brinda sus servicios
Por iProUP
12.07.2020 12.03hs Innovación

Con el paso del tiempo el envío de paquetes se ha convertido en una industria de gran actividad. Diariamente miles de paquetes son transportados entre los continentes a través de las diferentes empresas de envío alrededor del mundo.

Sin embargo, más allá de conocer la fecha de entrega y los puntos de recepción por los que ha transitado el paquete, no existen opciones que nos permitan obtener más detalles acerca del estado de un envío.

Es en esta instancia donde Living Packets llega al rescate con la creación de una caja que permite conocer en tiempo real todo lo relacionado al envío de un paquete, además de su ubicación.

En este sentido, la caja de Living Packets nos muestra si nuestro paquete ha sufrido algún golpe, su temperatura interna o la condición en la que se encuentra a través de una cámara instalada en el interior de la caja.

Añadido a esto, con la caja de Living Packets podrás tener la oportunidad de hablarle al repartidor encargado del paquete a través de un altavoz y un micrófono incorporados en la estructura.

La industria logística necesita reinventarse para adaptarse a los nuevos hábitos y costumbres
La industria logística necesita reinventarse para adaptarse a los nuevos hábitos y costumbres

Designada con el nombre de «The Box», esta caja está hecha de un material rígido con una capacidad de 32 litros en su parte interna, y cuenta con la capacidad para plegarse y adaptarse automáticamente al producto que contiene para evitar que este sea movido durante su transporte. También tiene una cerradura inteligente que permite abrir y cerrar la caja a través del teléfono y una autorización del propietario.

Y si piensas que esto es todo lo que obtendrás con The Box te equivocas, ya que en la parte externa disponemos de una pantalla de tinta electrónica como reemplazo a las etiquetas de papel, la cual, dada su naturaleza, consume poca energía y permite que la etiqueta pueda ser reutilizada con cada envío.

Añadido a esto, tenemos una serie de sensores encargados de monitorizar el estado del paquete, cuya información generada es enviada luego al teléfono móvil en el cual podrás obtener datos asociados con la humedad, la temperatura, si presenta golpes, el peso que soporta, la presión interna, nivel de luz al que se encuentra expuesto, entre otros.

Envío de paquetes con avanzada y sofisticada logística

Resultan evidentes las ventajas presentes en el uso de esta caja para el envío de paquetes. Una de las principales es que prácticamente nos permite conocer cada detalle del proceso.

No obstante, cabe preguntarse cuál es la utilidad real de esta caja. Y es que resulta lógico pensar que el uso de la misma viene dado por el valor considerable que pueda tener el objeto almacenado en su interior para ser enviado.

Por lo general, en este tipo de circunstancias la empresa que vende el producto asume responsabilidad en caso de un incidente, mientras que la empresa encargada del envío brinda cobertura al paquete en caso de extravío.

Con esta nueva opción se tendrá más control sobre los paquetes enviados y recibidos
Con esta nueva opción se tendrá más control sobre los paquetes enviados y recibidos

Sería necesario contemplar cuál es el coste de la misma y el modelo de negocio establecido por la empresa desarrolladora para el uso de la caja. En este sentido, Living Packets señaló que The Box tendría un costo 100 veces superior al de una caja de cartón regular. No obstante, al ser reutilizable, la inversión seria recuperable en el corto o largo plazo, dependiendo del tiempo que el cliente logre completar los 100 envíos.

La dinámica en el uso de la caja radica en que la empresa que envíe los productos sea la propietaria de la caja y el cliente puede tener la posibilidad de elegir si desea realizar el envío con esta caja o con una convencional, siendo el propio cliente quien también pague por el coste adicional.

Posteriormente, el repartidor tendría que regresar por la caja para retornarla a la empresa, situación que ocasionaría un esfuerzo adicional que añadir a la logística, con lo cual habría que reconsiderar su viabilidad y rentabilidad, indicó WWWhatsNew.

Lo más leído