IBM abandona el desarrollo y utilización de una polémica tecnología

IBM abandona el desarrollo y utilización de una polémica tecnología
El gigante tecnológico decidió dar un paso al costado porque asegura que puede utilizarse para promover la discriminación racial y la injustica
Por iProUP
09.06.2020 10.48hs Innovación

IBM anunció que dejará de ofrecer tecnología de reconocimiento facial ante el temor de que pueda utilizarse para promover la discriminación racial y la injusticia.  

La compañía explicó su decisión en una carta enviada al Congreso de Estados Unidos que fue reportada por ZDNet . En la carta, el presidente ejecutivo de IBM, Arvind Krishna, confirma que la empresa dejará de lado el desarrollo e investigación de la tecnología de reconocimiento facial y pide que se evalúe si los organismos nacionales deben o no utilizar este tipo de tecnología.

"IBM se opone firmemente y no tolerará el uso de ninguna tecnología de reconocimiento facial, incluida la tecnología ofrecida por otros proveedores, para la vigilancia masiva, el perfil racial, las violaciones de los derechos humanos y las libertades básicas, o cualquier propósito que no sea coherente con nuestros valores y principios de confianza y transparencia", escribió Krishna.

En tiempo de coronavirus, esta tecnología ganó peso en el mercado.
En tiempo de coronavirus, esta tecnología ganó peso en el mercado.

Caso EE.UU.

Varias ciudades en Estados Unidos han prohibido ya el uso del reconocimiento facial, entre ellas San Francisco, que fue la primera ciudad del país en prohibir el uso de esta tecnología por parte del gobierno local. En Argentina, el RENAPER utiliza el reconocimiento facial en las calles para buscar prófugos.

 La Unión Europea también está considerando una prohibición de hasta cinco años para el reconocimiento facial en áreas públicas, como parques, lugares turísticos y lugares deportivos, hasta que se cree una legislación pertinente en torno a su uso.

Google usa reconocimiento facial en mucho de sus productos.
Google usa reconocimiento facial en mucho de sus productos.

La tecnología de reconocimiento facial se usa comúnmente para tareas del día a día como desbloquear teléfonos o etiquetar amigos en las redes sociales, pero persisten los problemas de privacidad y algunos políticos como el supervisor de San Francisco, Aaron Peskin, creen que contribuye a la creación de un estado donde todas las personas están bajo la vigilancia constante del gobierno.

Expediente Microsoft

Hace algunos meses, Microsoft informó que ya no invertirá en compañías de reconocimiento facial de terceros después de una controversia sobre su financiación de la startup israelí AnyVision, que según críticos y activistas de derechos humanos impulsó un programa de vigilancia en Cisjordania luego de un informe de NBC News sobre la relación de la compañía con el gobierno israelí.

La empresa ha realizado investigaciones por su cuenta e indica que AnyVision no ha impulsado ningún programa de vigilancia masiva en Cisjordania, pero aún así se deshará de AnyVision y que ya no realizará inversiones minoritarias en ninguna empresa de reconocimiento facial.

Microsoft indicó que "el proceso de auditoría reforzó los desafíos de ser un inversor minoritario en una empresa que vende tecnología sensible, ya que tales inversiones generalmente no permiten el nivel de supervisión o control que Microsoft ejerce sobre el uso de su propia tecnología", informó el sitio wwwhatsnew. 

Aunque no inviertan en otras empresas, aún tienen una tecnología de reconocimiento facial propia a través de su plataforma de computación en la nube Azure. Se trata de API Face, y permite que cualquier desarrollador incluya reconocimiento facial en sus aplicaciones de forma relativamente sencilla. Microsoft garantiza que nunca venderían el reconocimiento facial con fines de vigilancia, y mantienen la promesa.

No está claro si la nueva posición de inversión de Microsoft significa que aún puede adquirir firmas de reconocimiento facial o si está haciendo algún ajuste en su propio uso del software de reconocimiento facial interno como resultado del cambio de dirección.