Más artículos
Más controles: Brasil medirá con robots la inflación en servicios digitales como Uber y Netflix

Más controles: Brasil medirá con robots la inflación en servicios digitales como Uber y Netflix

Más controles: Brasil medirá con robots la inflación en servicios digitales como Uber y Netflix
El nuevo índice de inflación también incluye la variación de las tarifas de los combos de telefonía, internet y televisión por suscripción
Por iProUP
06.02.2020 09.59hs Innovación

El Gobierno brasileño divulgará el viernes el índice de inflación de enero, en el que por primera vez medirá la alteración de los precios de servicios ofrecidos por aplicaciones como Uber, Netflix y Spotify, para lo que usará robots virtuales que confieren variaciones de tasas en páginas en internet.

El índice de inflación de enero tendrá como base "una nueva cesta de productos y servicios, que fue actualizada para acompañar los cambios en los hábitos de consumo de la población brasileña", explicó en un comunicado este miércoles el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

En la cesta usada para medir la inflación en Brasil a partir de 2020 fueron incluidos 56 nuevos productos y servicios que ganaron importancia en el consumo de los brasileños en los últimos años, como el transporte por aplicaciones (como por ejemplo Uber, Cabify o 99) y los servicios de streaming (como Netflix o Spotify).

Igualmente fueron incluidos servicios relacionados con la vida saludable y estética, como las mensualidades de los gimnasios y las tasas de manicuristas y depiladores, y los de tratamiento e higiene para animales domésticos (pet shop y veterinarios).

El nuevo índice también incluye la variación de las tarifas de los combos de telefonía, internet y televisión por suscripción, los valores cobrados por técnicos que arreglan teléfonos celulares y los precios de las consolas de videojuegos.

En contrapartida, fueron excluidos de la cesta servicios o productos que perdieron espacio en el presupuesto de las familias, como reproductores de DVD, suscripciones de periódicos, antenas parabólicas de televisión, mantenimiento de computadores y máquinas fotográficas.

La nueva cesta usada por el Instituto para medir la inflación en Brasil tiene 377 productos y servicios (la sexta parte incluidos este año) que fueron seleccionados con base en una Encuesta sobre Presupuestos Familiares realizada por el IBGE en 2018 y que refleja los hábitos de consumo de los brasileños.

"Además, en enero será la primera vez que la inflación será divulgada con precios colectados por robots virtuales en páginas en internet", según el IBGE.

Los robots, desarrollados por los técnicos del Instituto, inicialmente serán usados para medir las variaciones de los precios de los servicios de transporte por aplicación, pero a partir de febrero también medirán alteraciones en las tarifas de los pasajes aéreos y posteriormente la inflación de otros servicios.

La tecnología permite automatizar una medición que era realizada manualmente por los técnicos, que tenían que acceder a los sitios en internet de las aerolíneas para, por ejemplo, verificar las variaciones de las tarifas.

Pero si antes los técnicos medían variaciones en centenas de precios, los robots, que tienen como base una técnica en programación conocida como web scraping, permiten consultar alteraciones de miles de tarifas en pocos minutos.

El gerente de Índices de Precios del IBGE, Pedro Kislanov, explicó que el Instituto realizó varias pruebas con los robots en los últimos dos años y no percibió gran diferencia entre los precios colectados manualmente y los recogidos de forma automatizada.

"Conseguimos hacer una colecta masiva de precios con los robots que nos permite minimizar las posibilidades de error y presentar un indicador aún más fidedigno. También reducimos costos con personal al sustituir a las personas que hacían la colecta manual", explicó.

De acuerdo con el IBGE, el proyecto fue tan exitoso que ya fue desarrollado otro robot para colectar precios de hoteles que está en la fase de pruebas y se estudia el uso de la misma tecnología para medir las variaciones de precios de otros productos, como libros y artículos de higiene.

El Instituto también pretende desarrollar tecnologías que le permitan medir las alteraciones de precios con programas informáticos que comparen los propios códigos de barras de los supermercados y los recibos electrónicos que las empresas tienen que enviar a las alcaldías.

Lo más leído