Más artículos

Negocio turbios y lucrativos: el caso de la startup que le vende herramientas para hackear dispositivos a los gobiernos

Negocio turbios y lucrativos: el caso de la startup que le vende herramientas para hackear dispositivos a los gobiernos
Especializadas en eludir, socavar y neutralizar las funciones de seguridad, estas empresas pueden tener un acceso casi ilimitado a información personal
03.01.2020 11.53hs Innovación

Existen miles de empresas a nivel global que venden sus servicios y sus herramientas con "capacidades ciberofensivas". Estas plataformas -en general, secretas- permiten hackear teléfonos, computadoras y otros dispositivos digitales puedan acceder a su contenido y su información.

Una investigación realizada y publicada por Business Insider revela que existe un populoso ecosistema de este tipo de startups en Israel. Especializadas en eludir, socavar y neutralizar las funciones de seguridad, estas empresas pueden tener un acceso casi ilimitado a la información que necesiten.

Existe más de una docena de empresas de este tipo en Israel, según los inversores y empleados del sector, aunque muchas de ellas funcionan a escondidas gracias a sus fundadores, que han dejado milagrosamente muy pocos rastros de su existencia en Internet.

Y la principal de ellas es el Grupo NSO, la compañía en la vanguardia de la ciberseguridad ofensiva, según los inversores y trabajadores del sector.

Los fundadores del Grupo NSO dicen que su tecnología, que se centra en poner en peligro los smartphones, está diseñada con el noble propósito de ayudar a los gobiernos a combatir el terrorismo y la delincuencia.

Pero la startup se convirtió en el blanco de la indignación internacional este año después de las acusaciones de que su software, llamado Pegasus, fuera utilizado por un grupo selecto de países, entre los que se encuentran Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y México, para atacar a los periodistas, a los disidentes y a los objetivos políticos.

Una demanda contra el grupo NSO presentada en 2018 por el disidente saudí Omar Abdulaziz alega que Arabia Saudí utilizó Pegasus para rastrear sus comunicaciones con el columnista del Washington Post Jamal Khashoggi en los meses previos al brutal asesinato de Khashoggi por agentes saudíes.

Pero cómo una startup, el Grupo NSO es un éxito. Ha sido valorada en 1.000 millones de dólares, una fortuna en el entorno tecnológico israelí, donde las empresas más exitosas son adquiridas por menos de 500 millones de dólares. Y es muy rentable, según Business Insider: el año pasado obtuvo 125 millones de dólares de beneficios.

Todo ese dinero ha generado una nueva red de startups sumamente especializadas que han sido financiadas por los fundadores e inversores del Grupo NSO, conocidos en los círculos tecnológicos como "la mafia NSO", que venden herramientas especializadas para infiltrarse en routers WiFi, altavoces inteligentes y otros aparatos.

Según la oferta de deuda, el Grupo NSO tenía 60 clientes activos en todo el mundo. De ellos, el 80% eran gubernamentales; y el 20% eran departamentos de policía, autoridades penitenciarias o militares.

Te puede interesar