Más artículos

Si 4 millones de argentinos ya las usan, por algo será: qué son las billeteras virtuales y qué ventajas ofrecen

Si 4 millones de argentinos ya las usan, por algo será: qué son las billeteras virtuales y qué ventajas ofrecen
Son utilizadas por miles de argentinos para realizar múltiples transacciones: desde pagar un almuerzo hasta invertir en un fondo. Las claves del fenómeno
Por Sebastián La Mastra
02.03.2020 06.15hs Finanzas 4.0

Las billeteras virtuales son utilizadas por miles de argentinos a diario para realizar múltiples transacciones. Desde la más simple, como pagar un almuerzo en una cadena de comidas rápidas, a más complejas como invertir en un fondo común.

Lo cierto es que más de 4 millones de personas ya se han volcado a este nuevo instrumento. Y muchos las consideran como la innovación financiera más importante desde la implementación de los cajeros automáticos.

¿Qué es lo que tienen de especial que en poco tiempo revolucionó la forma de pagar? Las billeteras virtuales, que posibilitan la carga de varias tarjetas en una misma app y permiten gestionar el dinero desde el celular, ofrecen varios beneficios.

"Son una solución financiera para miles de individuos y comercios, ya que les permite ahorrar, pagar, cobrar, transferir, enviar y recibir plata desde sus dispositivos", explica a iProUP Hernán Corral, CPO de Naranja X.

Además, no es necesario tener cuenta en un banco, algo muy importante en un país en el que la mitad de su población no está bancarizada.

Desde la Cámara Argentina Fintech aseguran a iProUP que "la irrupción de estas empresas -financieras tecnológicas- vino a aportar soluciones fáciles, rápidas y accesibles que enseguida fueron aceptadas por gran cantidad de personas".

Es que, en un mercado cada vez más plural, el gran trofeo es el consumidor que, que lejos de permanecer estático, busca alternativas y aprovecha la que más le conviene. 

"En muchos casos, somos la primera interacción de los usuarios con un servicio financiero formal. En otros, vemos a personas que quizá ya tienen un banco de cabecera pero que nos utilizan como complemento para realizar ciertas operaciones como el pago de servicios, recarga de SUBE o invertir", explican a iProUP desde Ualá.

Cómo funcionan

Las billeteras virtuales pueden ser usadas de dos maneras

- Para el pago de una transacción: ya sea con tarjetas precargadas en la app o capturando información en el momento, vía código QR

- Para realizar o recibir pagos entre cuentas de usuarios diferentes 

En Argentina, las más reconocidas son:

- MercadoPago

- VALEpei (de Red Link)

- Rapipago

- Ualá

- Naranja X

- TodoPago (del Grupo Prisma) 

Entre ellas hay similitudes y diferencias en cuanto a sus modos de operar, y es aquí donde radican las mayores dudas y confusiones de los usuarios.

Al comprador de un producto los fondos le son debitados de manera instantánea. El dinero puede cargarse con tarjeta de crédito, transferencia bancaria, saldos de ventas que se acrediten en la cuenta y hasta con efectivo que se ingresa por canales habilitados (los mismos donde se pueden abonar impuestos y servicios).

"En Naranja contamos con una app para individuos que posee tres grandes diferenciales: un seguro gratis para el celular desde el momento en que descargás y registrás; la recarga de la tarjeta de transporte en las principales ciudades del país y la posibilidad de acceder a la compraventa de dólares más conveniente del mercado", detalla Corral.

Para quién se encuentra del otro lado del mostrador, la operatoria es igual de práctica: sólo necesita un lector de plásticos que se conecta por bluetooth a un celular o Tablet, o gestionar un código QR. 

Previamente, también debe registrarse, instalar una app e ingresar el monto y datos de la operación. Pueden ser profesionales, cuentapropistas, pequeños y grandes comerciantes.

"Los costos de procesamiento de Mercado Pago están en línea con el resto de la industria. El diferencial es que le permitimos al vendedor elegir el método de cobro que más se adapta a su actividad y conveniencia y también el costo, que depende de cuándo quiera recibir el dinero: en el momento, 14, 30 o 60 días", detalla a iProUP Paula Arregui, COO de Mercado Pago.

Además, la ejecutiva afirma que "les posibilita a los comerciantes desarrollar un historial crediticio que luego los habilitará a recibir ofertas de créditos de capital de trabajo".

En cifras

Desde el Banco Central señalan que durante el primer semestre de 2019 (últimos datos oficiales) se registraron 1.800 millones de transacciones minoristas, cifra que exhibe un crecimiento del Sistema Nacional de Pagos del 12% interanual y en el que se destaca el uso de medios electrónicos.

De las casi 200 millones de operaciones nuevas que surgen de la comparación interanual, se destaca el aporte de las tarjetas de débito, con 71 millones (36%); y las transferencias con acreditación en línea, con 48 millones (24%).

Dentro de este universo se encuentran las billeteras virtuales y su contribución al Sistema Nacional de Pagos, en el que ocupan un papel importante como canal de iniciación, seguido por la contribución de las operaciones desde sus cuentas a través de tarjetas prepagas.

Pese a que las terminales de punto de venta (POS) siguen siendo el principal método de operación con tarjetas, el código QR muestra un notable crecimiento: 150%.

Si bien los esquemas de pago vía monederos digitales registraron en ese período un incremento del 280%, su contribución (20 millones de operaciones) aún es menor en el universo de los pagos minoristas, por lo que se trata de un mercado con un enorme potencial.

"En el tercer trimestre de 2019, las transacciones con billeteras virtuales alcanzaron los u$s1.000 millones de manera consolidada. El volumen total de pagos procesados digital continúa creciendo en Argentina, Brasil y México", agrega Arregui.

Desde Ualá también se muestran eufóricos con el repunte de esta modalidad. "Con solo dos años en el mercado, ya superamos las 1,5 millones de tarjetas emitidas. A su vez,  más de 250.000 personas invierten en fondos comunes a través de nuestra app", precisaron.

Lo que viene

Las billeteras virtuales pueden ser la solución para la enorme cantidad de personas que no está bancarizada. Sin embargo, las compañías cuentan aún con determinadas barreras culturales que deben sortear para consolidar su presencia y cantidad de usuarios.

"En Naranja X percibimos que los clientes están ansiosos y expectantes por saber cuándo incluiremos nuevas funcionalidades. Hoy estamos trabajando fuerte para robustecer nuestra propuesta de valor, por lo que en breve esperamos sorprenderlos con nuestras novedades", detalla Corral.

En algunos casos, la información de los costos de los servicios es confusa para muchas personas que están interesadas pero que al no conocerla, se alejan.

"Algo que detectamos que cuesta entender es que el servicio no tiene costo de emisión, mantenimiento ni envío. Recibimos tantas preguntas por esto que tuvimos que hacer una sección especial en la web en la que mencionamos cada uno de nuestras prestaciones y especificamos el costo, que generalmente, es cero", informan desde Ualá.

Planteado este escenario, para 2020 las expectativas en el sector son positivas, pero sin perder de vista la necesidad que plantea el mercado.

"Como tendencia creemos que el uso del efectivo disminuirá ya que es ineficiente e inseguro. Los servicios financieros deberán ofrecer plataformas digitales de calidad ya que los usuarios demandan cada vez más soluciones móviles y disponibles las 24 horas del día", aseguraron desde la fintech.

Ahora, la mira de estas empresas está puesta en sumar funcionalidades y servicios para hacer más accesible y práctica la experiencia de los usuarios.

Regulaciones

El Banco Central estableció recientemente normativas que ordenan el funcionamiento de las billeteras virtuales, en un intento por dotarlas de mayor transparencia y garantizar la protección a los usuarios financieros.

Así, la Argentina se alinea con otros países de la región y Europa que ya cuentan con un marco normativo para prestadores de servicio de pago (PSP). Es decir, personas jurídicas que, sin ser entidades financieras, sirvan de intermediarios entre quien abona y quien cobra.

El BCRA estableció las siguientes obligaciones para estas compañías:

- El 100% de los fondos de los clientes debe ser depositado –en todo momento– en cuentas a la vista en pesos en entidades financieras del país

- Ante la solicitud expresa del cliente, los saldos acreditados pueden ser transferidos para la realización de operaciones con fondos comunes

- Los montos invertidos deben ser informados de manera separada del resto

- Los PSP, para la realización de transacciones por cuenta propia (pago de proveedores, sueldos, etc.), deben utilizar una cuenta a la vista "operativa" (de libre disponibilidad) distinta a la destinen para los fondos de los clientes

Hacia fines de enero, el BCRA sumó una nueva regulación para el sector: las fintech deberán inscribirse antes del 1º de abril en un registro formal de proveedores y encuadrarse en un régimen informativo y de vigilancia para monitorear su evolución, similar al que se aplica sobre los bancos y financieras.

Te puede interesar