Más artículos

Las fintech, convulsionadas: esta es la respuesta de los directivos del sector a las regulaciones que prepara el BCRA

Las fintech, convulsionadas: esta es la respuesta de los directivos del sector a las regulaciones que prepara el BCRA
Las firmas del sector lamentan que no hayan sido consultadas por la nueva cúpula del Banco Central. Y preparan una reunión para los próximos días
Por F. McDougall y A. D'Agostino
07.01.2020 06.15hs Finanzas 4.0

"No es posible que nos enteremos por los medios antes que por ustedes", fue la queja que en el Banco Central escucharon de las fintech luego de que iProUP informara en exclusiva que el organismo monetario lanzará una  serie de medidas para regular al sector.

A pesar de que el teléfono estuvo no paró de sonar en el edificio de Reconquista 266 a partir de varias firmas que pedían explicaciones, el BCRA celebrará el jueves una nueva reunión de directorio en la que se concretarán las siguientes medidas:

1- Prohibir la transferencia de dinero desde la CVU (Cuenta Virtual Uniforme) de una persona jurídica a otra CVU. Sólo podrán girarlo a una cuenta bancaria.  

2- El dinero que está en las billeteras virtuales deberá estar depositado en una cuenta corriente bancaria, para que el saldo sea líquido y no sea invertido por las fintech para obtener ganancias propias

3- Delimitar qué es lo que pueden hacer las fintech para que su operatoria no sea considerada intermediación financiera: es decir, que no use depósitos de usuarios para ofrecer préstamos

4- Incrementar los controles para detectar posibles casos de intermediación financiera encubierta, lo que violaría la ley de Entidades Financieras

De esta forma, el organismo que conduce desde hace menos de un mes Miguel Pesce está librando el primer enfrentamiento con un sector que creció a paso firme en los últimos dos años.

"Nosotros tenemos una reunión agendada con el Banco Central, que se realizará en los próximos días. Sabemos que están analizando medidas, porque lo hemos visto en los medios. Pero creemos que no debe haber decisiones hasta que no hablemos", afirma a iProUP Juan Pablo Bruzzo, presidente de la Cámara Argentina Fintech.

Sin decirlo, el directivo mantiene aún la esperanza de que no ocurra lo mismo que con el campo cuando el Gobierno aumentó las retenciones a las exportaciones agrícolas a espaldas de los ruralistas. Aunque, según supo iProUP en exclusiva, al borrador sólo le falta la firma.

Falta de diálogo

Los principales ejecutivos fintech del país lamentan que el Banco Central no haya consultado con la industria la posibilidad de cualquier regulación, aunque mantienen la cautela hasta que las medidas sean anunciadas oficialmente.

La administración de Mauricio Macri había avanzado en limar las asimetrías entre las fintech y los bancos. De hecho, la AFIP había dado un primer paso 10 días antes del cambio de gobierno, obligando a las billeteras virtuales a ser agentes de retención de IVA y Ganancias. Eran esperables nuevas medidas, algunas comenzadas hace varios meses, pero contaban con que iban a ser consultadas.

Por ello, la última noticia fue interpretada como un desaire por muchas empresas del sector, que esperaban algún previo luego de haber mantenido conversaciones con el Frente de Todos durante la campaña y hasta un primer encuentro informal con representantes del Gobierno junto a otras empresas tecnológicas.

"Muchos temas los compartimos, pero hay que trabajar en los detalles. Hay actividades que son ambiguas, por eso desde la cámara apostamos a llegar a 'puertos seguros', para explicitarlas y aclararlas", remarca Bruzzo.

Según el directivo, la industria está "de acuerdo con que deben beneficiarse los medios de pago, el aumento de la base imponible y la simetría con el sistema bancario". Pero dispara: "Cada vez que hacés doble clic en esos temas, requiere conversaciones".

Por su parte, el ejecutivo local de una fintech multinacional, que exigió mantener su nombre en reserva, también lamenta que el BCRA se haya "cortado sólo", sin una instancia de diálogo con las fintech.

"Hasta hace algunas décadas, el banquero central de cualquier país era la persona más experta del mercado. Hoy, con una industria tan cambiante, ya no ocurre", subraya, sin ocultar su enojo por lo que considera una "puñalada por la espalda" del Gobierno, pero también "un paso en falso".

Según su análisis, "que hoy no se aproveche el aprendizaje de la Mesa de Innovación, que consistió en sentarse con la industria, plantear un problema y ver qué recomendaban los líderes del sector, es un delirio".

El directivo agrega que Inglaterra, el país más avanzado en la materia, "no tiene un regulador para todo", sino que "el proyecto de Open Banking requirió un grupo de trabajo específico". En este punto, critica que la autoridad monetaria ni siquiera haya designado un interlocutor del BCRA, como lo fue Lucas Llach hasta 2018.

"Si el Banco Central no dialoga con las fintech, no se da cuenta de que es una industria abierta, colaborativa y dispuesta a compartir conocimiento, perderemos el tercer lugar en Latinoamérica que hoy peleamos con Colombia. Y también las inversiones", alerta.

Mira telescópica

"Antes de hacer algo con el CVU, deberían terminar lo que arrancó la anterior gestión: permitir la interoperabilidad del CVU", se queja un ejecutivo fintech que pidió el off-the-record.

En la actualidad, los usuarios de Mercado Pago no pueden enviar dinero a cuentas con CVU de otras empresas, aunque sí a las bancarias. Algunos lo adjudican a un abuso de su posición dominante (Ualá sí permite transferencias a otras billeteras), aunque el unicornio alega estar trabajando junto al Citibank como banco integrador y Coelsa como cámara compensadora para añadir la función.

Justamente, este entorno "cerrado" derivó en que el Banco Central transferencias pusiera la lupa en los pagos QR de Mercado Pago y decida este jueves que las personas jurídicas no puedan girar los fondos a otra CVU, sino a una cuenta bancaria.

La plataforma ya tiene más de 400.000 comercios adheridos y procesó transacciones por $16 millones desde su lanzamiento. Su facturación crece a doble dígito todos los meses.

Lo que está en la mira del Gobierno es que los comerciantes –por ejemplo, los autoservicios– aceptan pagos y el saldo luego les queda disponible para comprar en los mayoristas adheridos, pagar servicios y comprar otros bienes. Todo fuera del alcance del BCRA o la AFIP.

Si bien esto cierra el tan mentado circuito del dinero electrónico –evitando costos por transporte de caudales, pero también demoras en la línea de caja de los comercios y hasta robo del efectivo–, lo cierto es que tiene una ventaja extra para los comercios: no se aplica el impuesto a créditos y débitos en cuentas bancarias.

Este tributo, conocido como Impuesto al Cheque, es del 1,2% de la transacción y el tercero en importancia para la recaudación fiscal. En noviembre, último dato de AFIP, significó casi $36.000 millones; detrás de IVA ($142.600 millones) y Ganancias ($88.600 millones).

"Me parece muy bien que se avance en el intento de evitar la evasión impositiva (en este caso, elusión, pues es por vías legales), aunque esto debería estar en manos de la AFIP", señala a iProUP Ignacio E. Carballo, director del Programa en Fintech & Digital Banking de la UCA.

Por su parte, desde el unicornio prefieren no hacer declaraciones ante la consulta de iProUP. Están a la espera de que el organismo monetario finalmente ponga en letra viva las nuevas reglas de juego.

El punto en el que coinciden todos

Los mayores controles para detectar si las fintech incurren o no en intermediación financiera es la medida que genera menos críticas dentro del paquete que elabora el BCRA y publicó en exclusiva iProUP.

"Siempre dijimos que cuando una empresa toma depósitos y los presta sin ser un banco, está violando la ley", indica Bruzzo, quien además es CEO de la empresa de créditos Moni.

En este punto, Carballo coincide y cree "fundamental" que se avance en esto, pues "esta fue la duda más relevante que quedó sin resolver íntegramente en la gestión de Macri".

"Desde mi postura, hay que buscar una nueva definición de Intermediación Financiera: hay muchas zonas grises en las nuevas empresas de tecnologías financieras que captan fondos y dan préstamos", remarca.

No obstante, remarca que "esto recién se está debatiendo en los foros internacionales, no hay consenso global y por ello tal vez sea apresurado para la Argentina redefinirla", pero "es correcto que al menos se apliquen controles bajo el concepto tradicional".

Carballo también considera positivo el mayor control para las empresas que "sin informarle al cliente, ponen los ahorros en un fondo de inversión, que es una zona gris, en la que se podría decir que no hay intermediación".

Desde Ualá remarcan a iProUP que ese no sería un problema para su operatoria. "El usuario cuenta con dos saldos en la aplicación: sin invertir y disponible para realizar operaciones y el invertido en el Fondo Común de Inversión".

Otra vez, la medida parece estar hecha a la medida del unicornio: en su billetera, tanto el dinero para gastar como el invertido forman parte de un único saldo.

"Si el regulador entendiera, se podría sentar a charlar con Mercado Libre en particular, como ya ha pasado en otros lugares del mundo con jugadores grandes", señala a iProUP un importante ejecutivo del sector en cuyo currículum figura más de una fintech.

Mientras tanto, la industria se prepara para tener esa primera reunión formal con la plana mayor del Banco Central. Esperan evitar que se aprueben normativas que le quiten el pie del acelerador y así mantener su crecimiento, que fue de 70% en cantidad de nuevas empresas el año pasado.

La idea será barajar y dar de nuevo. Según Bruzzo, "lo primero será presentarnos como cámara y hablar de los puntos más importantes. Es fundamental para cualquier regulador conocer a jugadores y modelos de negocios nuevos, y dialogar sobre las regulaciones necesarias".

Te puede interesar