Viernes, 22 de Septiembre de 2023 18:46

Conocé los 5 errores más comunes que se comenten en un perfil de LinkedIn y cómo solucionarlos

Conocé los 5 errores más comunes que se comenten en un perfil de LinkedIn y cómo solucionarlos
En una época competitiva para las búsquedas laborales por gente que se quedó sin trabajo por la pandemia, es imprescindible tener actualizado el perfil
Por iProUP
21.02.2022 19.33hs Empleo 4.0

Muchas personas piensan que LinkedIn es una red social inútil, que solo sirve para postear el CV y actualizarlo cada tanto. Sin embargo, esa carta de presentación es fundamental para el mundo profesional.

Por tal motivo, construir la propia marca personal en dicha plataforma es parte de ser un profesional en el mercado laboral en la actualidad

Incluso, es muy probable que tu perfil de LinkedIn sea el primer link que aparezca cuando una persona busque tu nombre en Google. Por esa razón, los datos deben ser correctos y estar actualizados.

Es también la primera via del networking profesional, sobre todo si querés hacer crecer tu carrera. Sin embargo, muchas personas dejan desactualizado su perfil o lo muestran incompleto, situación que los lleva a perder así numerosas oportunidades. 

Los 5 errores que podés cometer en tu perfil de LinkedIn y cómo resolverlos
Los 5 errores que podés cometer en tu perfil de LinkedIn y cómo resolverlos

iProfesional listó los cinco errores garrafales que seguramente estás cometiendo en tu perfil de LinkedIn y cómo resolverlos. 

1. Un titular profesional muy deslucido

El titular profesional de tu perfil de LinkedIn es literalmente la puerta de entrada al mundo profesional actual. Si no llama la atención o tiene su toque único y personal, muchos reclutadores o interesados no harán click y omitirán el resto de tu perfil.

Una buena fórmula, según el sitio Paperflite, es conseguir plasmar de forma sencilla tu cargo profesional y luego añadir tu propia distinción personal.

En cuanto a lo primero, es importante que expliques tu cargo de la forma más universal posible para que la gente, cuando busque profesionales dentro de tu sector en LinkedIn, te encuentre más fácilmente.

Una buena estrategia es ver perfiles de colegas de profesión y anotar cómo se presentan ellos. O leer ofertas de trabajo y detectar cómo estas se refieren a tu cargo.

Demostrá creatividad al elegir el titular de tu perfil de LinkedIn
Demostrá creatividad al elegir el titular de tu perfil de LinkedIn

En cuanto a lo segundo, la creatividad es el límite. Hay personas que resumen su profesión sucintamente en pocas palabras para resaltar algunos de sus logros en el espacio sobrante. 

Por eso, es imporante no excederte en cuando a originalidad. Siempre se puede caer en la trampa de ser tan metafórico que solo vos entiendas el juego de palabras aplicado. Preguntá la opinión honesta a amigos o colegas para averiguar que se entiende bien lo que querés expresar.

2. Una foto muy informal

Que LinkedIn sea una red social más no significa que tu foto de perfil deba ser tan amigable y desenfadada como las que usás en Facebook, Instagram y Twitter.

En LinkedIn lo que se espera es que la foto de perfil sea indicativa de la profesionalidad, disciplina y rigor de la persona en cuestión. Si aprovechas este apartado para destacar tu último viaje de veraneo, o una fiesta informal, lo único que conseguirás es que no se te tome en serio.

LinkedIn es una red social pero deberías utilizar una foto profesional en tu perfil
Es importante lucir lo más profesional posible en tu foto en tu perfil de LinkedIn

La propia firma brinda consejos en su blog para encontrar la mejor foto para tu perfil.

Por ejemplo, es importante sonreír de forma genuina y abierta: un estudio demostró que la gente parece más cercana, competente e influyente cuando sonríe con ganas. Sobre todo si se ven los dientes en lugar de limitarse a curvar los labios.

¿Otros consejos prácticos? Ponete la ropa que llevarías o solés llevar en el trabajo. Así ayudarás a reclutadores o jefes potenciales a verte ya desempeñandote en tu posible puesto.

Finalmente, evitá fondos que puedan distraer. Si no podés tener un fondo blanco, apostá por paredes con pocos detalles o con exteriores con poco ruido de fondo.

3. Una sección "Acerca de" que parece un clon de tu CV

Si un potencial reclutador entra a tu perfil y ve que en la sección "Acerca de" copiaste y pegaste tu curriculum casi literalmente, verá que te esforzaste muy poco en resumir, cerrará tu perfil y buscará el de otro.

La sección "Acerca de" no debe convertirse en una réplica de tu CV. El objetivo de un curriculum es demostrar a una empresa o reclutador en cuestión que estás capacitado para una oferta laboral en concreto.

El "Acerca de" de LinkedIn es una forma suscita de definirte a nivel profesional, destacar alguno de tus retos y plasmar tus valores más universales

En cambio, un "Acerca de" es una forma suscita de definirte a nivel profesional, destacar alguno de tus retos y plasmar tus valores más universales.

La clave para una descripción ganadora es la brevedad. En un artículo sobre perfiles de LinkedIn perfectos, CNBC recomendó que el "Acerca de" se pudiera leer en 30 segundos o menos y que, con solo leer una frase en diagonal, ya dieran ganas de saber más sobre ti.

Evidentemente, no cometas ni un solo error ortográfico. Revisa lo que escribiste numerosas veces antes de publicarlo.

4. Una explicación muy difusa de habilidades y experiencia laboral

Es comprensible querer impresionar a cualquiera que repase el resto de tu perfil de LinkedIn y que, por lo tanto, optes por listar absolutamente todas tus habilidades profesionales y todos los cargos que tuviste.

El efecto que se consigue es el mismo que enviar un CV de 5 páginas: el que lea tu trayectoria no tendrá una idea definida de qué tipo de profesional eres o tus áreas destacadas.

Verá un garabato de logros y explicaciones que incluso a veces se pueden contradecir entre ellas. Al acabar de leer tendrá una imagen muy borrosa sobre tu yo profesional y puede que te olvide al cabo de unos minutos.

Al igual que con los curriculums, es mejor ser selectivo con las habilidades o experiencias que destacas
Al igual que con los curriculums, es mejor ser selectivo con las habilidades o experiencias que destacas

Al igual que con los curriculums, es mejor ser selectivo con las habilidades o experiencias que destacas, sobre todo en la primera parte de tu perfil.

Tené en cuenta que la gente en general no termina lo que empieza leyendo en la red. Pocas personas llegarán al final de tu perfil de LinkedIn. 

Así que aprovecha las primeras secciones para destacar logros, habilidades, trabajos, etc. Luego podés extenderte más o explicar aquello que te saltaste.

5. Ausencia de URL personal

Este último error es fácil de resolver, aunque poca gente es consciente de ello, y, al resolverlo, puede situarte en un lugar muy destacado con respecto a tus competidores.

Cuando creas tu perfil de LinkedIn, esta red social para profesionales crea una URL automática con números y letras aleatorias. Así que cuando pasas tu enlace a nuevos contactos o posibles superiores, estos verán una URL anodina, intercambiable, que no dice nada sobre ti.

La URL de tu perfil de LinkedIn debería llevar tu nombre y tu apellido
La URL de tu perfil de LinkedIn debería llevar tu nombre y tu apellido

En cambio, es muy sencillo ir a tu perfil, hacer clic en Edita URL y perfil público, y cambiar la URL para que se convierta en tu nombre y apellido. Incluso, puede hasta dar un indicio de tu profesión.

De esta forma, cuando pases tu URL personalizada, la persona interesada verá a) tu nombre, b) quizás tu profesión y c) que eres una persona tan cuidadosa y responsable que hasta te tomaste las molestias de editar esta parte de tu presentación públcia.

Temas relacionados
Empleo 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído