Sos freelance y cobrás en dólares: con estas opciones podés "traer verdes" a la Argentina (sin perder en el camino)

Sos freelance y cobrás en dólares: con estas opciones podés "traer verdes" a la Argentina (sin perder en el camino)
Una tendencia que ya pisaba fuerte antes de la cuarentena pero que se incrementó en el último año es la modalidad freelance, con cada vez más profesionales
Por Pablo Weiss Auberdiac
14.05.2021 06.07hs Empleo 4.0

El mercado laboral argentino se vio duramente afectado por la pandemia. Alrededor de unas 300.000 empresas debieron cerrar sus puertas debido a las políticas sanitarias de aislamiento y a la incapacidad adaptarse a las nuevas reglas del juego.

Por otro lado, una tendencia que ya pisaba fuerte antes de la cuarentena pero se incrementó en el último año es la modalidad freelancer. Se trata de profesionales autónomos que, ante la falta de empleo, la necesidad de un ingreso extra o el cansancio de la relación de dependencia, decidieron abrirse su propio camino y trabajar de forma independiente.

Según datos que arrojan las últimas cifras del Ministerio de Trabajo consultadas por iProUP, en la Argentina hay:

  • 9,56 millones de asalariados, un 2,1% menos que un año antes (200.000 personas)
  • 1,64 millones de monotributistas, 1% más que a principios de 2020. Es decir, 1.000 nuevos cuentapropistas
  • Se calcula que hay más de 1,2 millones de argentinos que son freelancers y venden sus servicios para empresas en el exterior

Estos cobran en dólares como ingreso principal o, en algunos casos, para un "extra" para engrosar su salario en billetes verdes. Pero, además, muchos de ellos también perciben sus honorarios en criptomonedas.

 

¿La falta de confianza en el peso y su capacidad nula de ahorro cambió la forma en la que los argentinos se desenvuelven en el mundo laboral?

En divisa extranjera y cripto

Emiliano Limia, vocero de BuenBit, afirma a iProUP que se incrementó exponencialmente la cantidad de empresas argentinas que los consultan por esta modalidad en su plataforma.

"Notamos que entre freelancers también está creciendo el interés y el volumen del cobro en cripto. El tipo de necesidad que nosotros vemos por parte de las compañías tiene que ver con la retención de talento, porque las firmas del exterior pagan en dólares y naturalmente se llevan los recursos", comenta. 

Por otro lado, Limia asegura que a nivel local existe una limitación relacionada con abonar en criptomonedas ya que es considerado un pago en especie, debido a que no son monedas de curso legal en el país, sino lo que se llama un "activo digital susceptible de apreciación pecuniaria". 

Pagar un bono en cripto es más económico y veloz que abrir y gestionar una cuenta en el exterior
Pagar un bono en cripto es más económico y veloz que abrir y gestionar una cuenta en el exterior

"En razón de ello, la Ley de Contrato de Trabajo establece como límite imperativo el pago en especie del salario en hasta el 20%, siempre y cuando el monto correspondiente al salario mínimo vital y móvil sea abonado en pesos argentinos", suma.

Sin embargo, Sebastián Siseles, vicepresidente internacional de Freelancer.com, dice: "Por ahora no estamos aceptando cripto, ya que el mercado es muy volátil. Basta con ver lo que pasó con Dogecoin, una moneda que nace de un meme creció un 900%".

Pero no le cierra la puerta y asegura que si en un futuro la plataforma ve un mercado de "divisas más estables seguramente analizarán su adopción".

En la actualidad, Freelancer.com cuenta con 43 millones de usuarios a nivel global, y en Argentina pasaron de 460.000 a 560.000 cuentas registradas en 2020.

Asimismo, Gaston Levar, de Airtm Argentina, detalla a iProUP el escenario local: "Ya existen en Argentina usuarios que cobran sus trabajos en criptomonedas. Antes, la modalidad era vía PayPal, pero se perdía muchísimo dinero en el camino y terminaban cobrando en pesos".

Sin embargo, Levar afirma que Airtm ofrece un abanico de posibilidades, ya que al cobrar vía cripto existen más herramientas para invertir, ahorrar en "dólar digital" o traer al país una parte de esos ahorros a valor de "dólar blue", según la necesidad del cliente en el momento.

Según Levar, los profesionales freelance "se empoderan, lo que genera un cambio de mindset, ya que deciden mejorar su branding personal para poder tomar ofertas en el exterior".

"Una vez que recibiste tu pago, que puede ser vía PayPal o Payoneer, entre otros, se pasa a Airtm y desde la plataforma se puede comprar cripto o cargar ese dinero a una tarjeta de débito virtual. Así, es posible adquirir dólares en cualquier parte del mundo y ese pago no queda registrado en Argentina. El freelancer tiene mucha más libertad sin que el gobierno le esté atrás de ellos", agrega.

Por otro lado, Levar agrega que se advierte una tendencia clara: los usuarios que cobran en dólar digital tienden a comprar cripto e invertir parte de su sueldo.

Al mismo tiempo, se ve un rol cada vez más pujante por parte de las empresas, que se vuelcan cada vez más a la "tendencia cripto". 

"Tenemos una unidad de negocios exclusiva para firmas llamada BuenBit PRO. Pueden acceder a la compra de criptomonedas y luego el pago a cada uno de los individuos a través de nuestra plataforma. Tener cuenta en BuenBit no tiene costo y los usuarios tienen la ventaja de poder salir en pesos o dólares hacia una cuenta bancaria en Argentina", comenta Limia.

Además, asegura que las criptomonedas tienen menores gastos de transacción en comparación con las transferencias bancarias internacionales. Esto abre la puerta a las finanzas descentralizadas (DeFi), con todas las oportunidades que eso conlleva, con liquidez inmediata y la disposición 24-7 de los fondos.

"Hay todo tipo de usuarios: algunos eligen Bitcoin, otros Ether y otros DAI. La facilidad que ofrecen las plataformas como BuenBit es que no se depende de terceros y brindan la posibilidad de vender las criptomonedas de manera instantánea para luego transferir pesos o dólares a nuestra cuenta bancaria sin la necesidad de pagar ningún tipo de comisión", añade Limia.

Por otro lado, para Limia es importante comprender el funcionamiento de las monedas virtuales para todo aquel que decida utilizarlas. "Se debe tener seguridad de lo que se está haciendo y cómo se está haciendo antes de intentarlo. Por eso, siempre se recomienda entender, probar, practicar antes de su utilización para la transferencia de activos". 

Y concluye: "Hay dos opciones: usar criptomonedas volátiles, como Bitcoin o Ether; o estables (stablecoins) como puede ser el DAI, que tiene una cotización ligada al dólar, con las cuales estaremos más seguros de que no perderemos, ni ganaremos, frente al billete estadounidense. Cada persona sabrá qué riesgo está dispuesto a asumir, ya que si se utilizan criptos como bitcoin o ether la volatilidad puede jugar tanto a favor como en contra".

¿Se viene la ley freelancer?

Esta tendencia en alza se observa con mucha fuerza en el sector de la Economía del Conocimiento, por lo que se termina materializando una "fuga de talentos" que limita a las empresas nacionales el acceso a colaboradores calificados.

Luis Galeazzi, de Argencon, cámara que nuclea a compañías del Conocimiento, advierte a iProUP: "En la mesa del sector que armó el Ministerio de Desarrollo Productivo está el tema de los freelancers". 

El ejecutivo reconoce que "hay un problema entre el trabajo formal en empresas que pagan todos los impuestos y el informal, ya que crea una distorsión en el mercado". Galeazzi apunta a las plataformas que les consiguen empleo a los freelancers y proveen profesionales a firmas de afuera, cobrándoles una tarifa a ambos.

En este marco, la modalidad está bajo la lupa de empresarios locales, quienes no dudan en solicitar al Gobierno alguna solución para evitar que compañías argentinas no accedan a estos profesionales.

Para Siseles, ante la posible "ley de freelancers", cree que esto está encabezado por un sector que quiere cerrar el mercado y que no se vayan sus empleados.

"No tiene sentido que muchas cámaras o empresas pidan libertad de mercado, reglas claras, y lo primero que hacen cuando sus intereses se ven afectados es proponer que las personas no puedan decidir dónde quieren trabajar según la empresa que les dé la gana o prestar servicios para el país que ellas deseen", agrega.

El desdoblamiento cambiario es una de las desventajas que indican desde las empresas
El desdoblamiento cambiario es una de las desventajas que indican desde las empresas

Además, el directivo agrega que actualmente en Argentina ya existen regulaciones para los freelancers, más allá de esta petición de ciertos sectores. 

"Creo que el debate debería tener como ejes una posible mejora en el tipo de cambio y en los tipos de contratación. De ser así, lo celebraría. Yo siempre voy apoyar una menor carga impositiva a los empleados y empleadores", señala Siseles.

Y añade: "Cerrar el mercado para que los freelancers no puedan trabajar en el exterior o que se sumen impuestos extras, me parece inviable. Creo que hay que tener mucho cuidado con las cosas que se piden, porque cuando el mercado se dé vuelta seguramente los veremos pidiendo exactamente lo opuesto".

En la vereda opuesta, Sergio Candelo, de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI), afirma a iProUP que "para las empresas nacionales que pagan costos laborales e impuestos es una competencia desleal medirse contra la informalidad de los freelancers, que trabajan por fuera del sistema económico local".

"Sin lugar a dudas, el desdoblamiento cambiario es una de las principales razones que posibilita que estas ofertas del exterior se vean muy atractivas: los colaboradores perciben remuneraciones muy elevadas gracias a que pueden convertirlas al dólar blue y la industria nacional queda en una situación muy desventajosa con respecto al mundo", agrega.

Tomás Cabanelas, del estudio D’Alessandro Tax, remarca a iProUP que "se da un fenómeno mundial, acelerado por la pandemia, en el que muchas empresas incorporan talentos de distintos países".

Según el experto, "Argentina cuenta con importantes recursos humanos y una moneda débil, por lo que se convierte en uno de los países más propicios para hallar freelancers dispuestos a poner en práctica sus conocimientos para empresas del exterior".

"El problema es la dificultad de aplicar las normas laborales, fiscales y previsionales argentinas a estos profesionales y a las empresas que los contratan. En especial, teniendo en cuenta la irrupción de las criptomonedas", advierte Cabanelas.

De esta forma, la disputa por trabajadores independientes abre un nuevo capítulo, todo enmarcado en medio de una tendencia imparable y que solo seguirá profundizándose en los próximos años.

Empleo 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído