Más artículos

La excepción a la crisis: los sueldos de empleados "4.0" no paran de crecer y empresas se pelean por contratarlos

La excepción a la crisis: los sueldos de empleados "4.0" no paran de crecer y empresas se pelean por contratarlos
Las empresas están mejorando la formación de su personal para que se adapten a nuevas tareas. Sueldos más altos y amplio mercado laboral, las claves
Por Ricardo Fanti
05.05.2019 06.15hs Economía Digital

La rebelión de las máquinas podría ser menos apocalíptica de lo que Hollywood vaticinó en la gran pantalla.

La revolución 4.0, que implica nuevas relaciones de trabajo, no solo lleva consigo la desaparición de un importante número de tareas dentro del escenario laboral, sino que, además, promete crear nuevas posiciones, aún inéditas.

Este panorama, desde ya, presenta desafíos para las empresas, sobre todo en un mercado como el argentino, rehén de sus propios vaivenes. Sin embargo, el consenso general indica que para resistir hay que abrazar a la tecnología.

 

A priori, los números parecen confirmarlo: un estudio reciente de ManpowerGroup revela que, por tercer año consecutivo, más empleados argentinos que nunca (86%) planean aumentar o mantener el número de empleados como consecuencia de la automatizaciòn.

Según indica la consultora, en lugar de reducir las oportunidades de empleo, las organizaciones están invirtiendo cada vez más en tecnología digital. La clave es delegar tareas a los llamados bots y, en el proceso, crear más puestos de trabajo.

Ante una realidad que exige nuevos saberes, las empresas están mejorando la formación de su personal para que puedan realizar funciones que hasta hace apenas unos años no existían y complementarlas a las que llevan a cabo las máquinas.

En definitiva, la evolución hacia lo que será la empresa del futuro está en pleno desarrollo. Afortunadamente, se están dando los pasos necesarios para llegar a ese horizonte.

Conocimiento es poder

Hoy, más que nunca, las empresas argentinas están en carrera para desarrollar el talento que ya poseen en su fuerza laboral. Las nuevas tecnologías así lo exigen.

El estudio de Manpower destaca que el 81% de los empleadores argentinos tiene en carpeta mejorar las habilidades de sus empleados para 2020, un crecimiento considerable si se lo compara con el 38% registrado en 2011.

Las compañìas con conscientes de que no pueden esperar a que el talento que necesitan esté disponible justo cuando lo necesitan; por ende, deberán cultivarlo puertas adentro.

Kelly Palmer, ex directora de Aprendizaje en Yahoo! y LinkedIn y actual ejecutiva de Degreed, firma de tecnología educativa dedicada a capacitar y reconocer el aprendizaje junto con las habilidades profesionales, asegura a iProUP que "hay más herramientas, contenido y tecnologías que nunca para ayudar a los empleados a convertirse en los expertos que una firma necesita".

Para la experta, "el éxito requiere que adopte una nueva mentalidad cuando se trata de capacitar al talento, el activo más importante. Exige que se piense a los trabajadores como individuos complejos y únicos que deberían tener el control de su propio aprendizaje y carrera. Desafía a dejar de lado las formas anticuadas y tradicionales de cerrar las brechas de habilidades en un lugar de trabajo".

De esta manera, el advenimiento de los empleados 4.0 obliga a repensar por completo sus estrategias de reclutamiento. Por ende, se redefinirán las búsquedas y los procesos de contratación.

"Si los CEO y los líderes empresariales confían en una estrategia de ‘contratación exclusiva’ para obtener talento con las habilidades que necesitan para su futuro, no tendrán éxito. La clave es hacer del aprendizaje en el lugar de trabajo una parte integral del trabajo", subraya Palmer.

La ejecutiva aclara además que se debe capacitar proporcionando una plataforma, oportunidades y tiempo para aprender, para que los empleados "tomen decisiones sobre sus propios caminos de aprendizaje".

Además de proporcionar formación interna, las empresas también han comenzado a aprovechar recursos externos: el 15% de las firmas argentinas ya se asoció con organizaciones externas como escuelas, universidades y organismos de la industria para construir comunidades de talento, según Manpower.

Para 2022, más del 50% los empleados necesitará una significativa reconversión y mejora de sus habilidades. De estos, se estima que alrededor del 35% necesitará una formación de hasta seis meses, el 9% tardará de 6 a 12 meses en recapacitarse y el 10% más de un año. El aprendizaje, claramente, será esencial.

Un oasis llamado software

En un contexto en el que se habla con cada vez más fuerza del estancamiento salarial, y donde los sueldos de la mano de obra no calificada se resisten a subir, los empleadores están dispuestos a pagar más por las competencias que buscan,

A nivel local, el 23% de las firmas ofrece paquetes salariales más altos para resolver problemas de reclutamiento, mientras que el 41% paga más para atraer y retener al personal existente.

Asimismo, el 71% de los empleadores argentinos adquirirá las habilidades que necesita, ya sea pagando salarios más altos respecto al mercado o mejorando la compensación del personal existente.

El segmento del software y los servicios relacionados a la alta tecnología es un claro ejemplo de esta tendencia en alza.

El año pasado registraron exportaciones por u$s1.700 millones (de una facturación total de u$s 3.283 millones), lo que posiciona a esta actividad entre las de mayor peso en la cada vez más oscilante balanza comercial.

Según el Observatorio Permanente de la Industria de Software y Servicios Informáticos (OPSSI):

- Las ventas aumentaron casi 45% en 2018 respecto de 2017 (medidas en pesos corrientes)

- Esto generó un incremento en el empleo registrado del 5,6%

- En valores absolutos, representan cerca de 5.400 nuevos puestos de trabajo

- El total de personas que emplea esta actividad supera la friolera de 435.000, según INDEC

- En un clima de fuerte inestabilidad laboral, es uno de los pocos rubros en los que la generación de empleo continúa en franco ascenso

"En este sector falta personal calificado. Pese a los problemas que son comunes a todas las ramas de actividad, como las altas tasas de interés, no se han registrado despidos o quiebres de empresas", señala a iProUP, Aníbal Carmona, presidente de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de Argentina (CESSI).

Por su parte, Andrés Vior, CEO de Intive-FDV, asegura a iProUP que 2018 "fue un muy buen año, con un crecimiento del 55% en facturación, medida a cambio constante".

Aunque aclara que esto no necesariamente ocurrió porque el mercado internó ayudó. Más bien, fue producto de las mayores ventas al exterior. En el marco de un dólar que saltó de los $18 a más de $40 en apenas 12 meses, la previsibilidad y la planificación a mediano plazo se convirtieron en tareas de alta exigencia.

"Veíamos un tipo de cambio muy atrasado a mediados del año pasado. Eso quedó atrás y ahora nos fuimos para el otro lado. Pasamos de contentos a estar preocupados, porque la devaluación ha sido tan extrema que dejó sentada la continuidad de la inflación", subraya Vior.

Las compañías que se dedican a "fabricar" software o desarrollar tecnología coinciden en que el impacto de la crisis ha sido menos violento en su industria. Para Vior, "no es fácil para nadie planificar en condiciones tan cambiantes, pero si ves el ‘excel’ los resultados fueron buenos".

¿Y las tradicionales?

Gabriel Pereyra, responsable de Recursos Humanos de Indra, anticipa a iProUP que "el 50% de las labores que realizamos hoy desaparecerán o cambiarán en un futuro muy cercano. El impacto de la robotización y la IA provocará que las tareas repetitivas y sistemáticas tiendan a automatizarse".

De acuerdo con el ejecutivo, "este proceso afecta a la mayoría de las profesiones: desde los ensambladores en las fábricas, operarios de depósitos, telemarketers, traductores, camareros y cocineros en restaurantes, contadores y agentes de aduana hasta reporteros televisivos: todos son factibles de ser sustituidos por robots".

Guillermo Bracciaforte, cofundador de Workana, señala a iProUP: "Aunque no tenemos datos específicos, entendemos que las carreras emergentes traen múltiples tendencias que impactan incluso en áreas más tradicionales como la educación".

Como ejemplo, apunta que "para ser especialista en marketing digital hoy casi no es recomendable estudiar publicidad".

"La irrupción que traen estas profesiones muestra que las personas se adaptan mucho más rápido a los cambios que las instituciones. Las empresas que entiendan esto antes tendrán una ventaja competitiva sobre las demás", completa.

Mientras tanto, María Sol Benedetic, directora regional de Asociados, Candidatos y Servicios de Adecco, sostiene que "está más que comprobado que la robotización, la digitalización y la innovación generan más empleo en las nuevas compañías que en las tradicionales".

No obstante, remarca que "nunca podrá desaparecer el talento humano en cualquier proceso de venta, fabricación y entrega de producto o servicio, sino que se hará presente bajo otra forma de intervención en el proceso, más basado en el conocimiento y habilidades que en la fuerza física y actividades repetitivas".

Oportunidades

Entre las tecnologías que marcan tendencia, Javier Minsky, CEO de Virtualmind, destaca a la inteligencia artificial y el machine learning, "que se aplican a cualquier industria y traen innumerables beneficios", además de que el "cambio paradigma que conllevan nos presenta un mundo gran cantidad de oportunidades".

Alejandro Servide, director de Professionals en Randstad Argentina, coincide en que "el avance de estas disciplinas dará lugar a nuevas profesiones y posiciones laborales: desde especialistas en robots y automatización, hasta arquitectos de soluciones de Internet de las Cosas".

De acuerdo con un relevamiento que hizo Workana para analizar las tendencias de 2019, las tecnologías que generan más empleo actualmente son: desarrollo de aplicaciones móviles, Cloud, IA, Ciberseguridad, UX (Experiencia de Usuario) y herramientas de programación Web, como MySql, React y PHP.

Siseles revela iProUP que una profesión muy interesante que aparece a partir del análisis y uso de datos, que es el perfil del Data Scientist o Científico de Datos.

"Ha sido calificada como la 'profesión más sexy del siglo' por Harvard Business Review, debido a su alta demanda mundial y alta remuneración. Un Científico de Datos analiza e interpreta la información, sistematizada o no, para buscar soluciones y anticipar problemas o incluso para planes de marketing o comerciales", explica.

En este sentido, las empresas requieren cada vez más de información analítica para anticipar el futuro de su industria y manejar grandes cantidades de información.

Y remarca: "A su vez, todo lo relacionado a especialidades como Blockchain serán posiciones muy requeridas durante estos próximos años".

Por su parte, el ejecutivo de Randstad agrega que, como consecuencia de la innovación, las firmas están solicitando nuevos puestos. Algunos de ellos son: Traffic manager, Growth Hacker, Digital Communication Manager, Digital Designer, Customer Intelligence Analyst, Digital Account Manager, Chief Information Security Officer, E-logistic Manager y Quantitative Analyst.

"Estos son apenas algunos ejemplos de las posiciones que aparecen en el mercado. Tienen una fuerte impronta de innovación y son consecuencia del avance de la digitalización de los procesos de negocios", plantea a iProUP.

Por último, según el vocero de Indra, "también evidenciarán un gran crecimiento los empleos derivados del avance de la genética y la neurobiología".

Según su análisis, "hoy son muy buscados, además, los pilotos de drones, expertos en gamificación, operarios de robots, community manager y los especialistas en eCommerce".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Economía Digital
Te puede interesar