"Alquilar" la entrega a domicilio: la fórmula elegida por firmas de delivery en la post-pandemia

"Alquilar" la entrega a domicilio: la fórmula elegida por firmas de delivery en la post-pandemia
Las empresas de entregas a domicilio buscan nuevas formas para subsistir, tras dos años de ganancias asombrosas. Todos los detalles compañ
Por iProUP
15.08.2022 19.44hs Economía Digital

Las firmas de reparto de comida a domicilio buscan y evalúan nuevas formas de conciliar su necesidad de mayor cantidad de clientes con la de beneficios para sus inversores.

El ingrediente secreto podría ser la venta de su tecnología de entrega como servicio a minoristas

DoorDash, Uber Technologies, y Just Eat Takeaway trabajan en la rápida adaptación a la nueva realidad en el inicio de la era post-pandemia.

¿El motivo? Cada vez hay menos clientes nuevos que piden comida a domicilio, en un contexto en el que los inversores exigen cada vez más beneficios.

Lo que dejó la pandemia

Tras dos años de una expansión inigualable, en el trimestre abril-junio, el crecimiento de los ingresos de DoorDash, de u$s28.000 millones representa un 30% interanual, frente al 83% del mismo periodo del año anterior.

Su margen de beneficio bruto se redujo al 43% desde el 53% de hace un año.

Las firmas de delivery analizan nuevas estrategias para que su modelo de negocio pueda sobrevivir y mantenerse rentable

En la búsqueda por ser más rentable, algunas compañías eligen reducir el gasto en marketing o en contrataciones, o hallar nuevas fuentes de ingresos y dejar que los restaurantes se anuncien en las plataformas.

Dara Khosrowshahi, jefe de Uber, explicó que la firma espera multiplicar por siete los ingresos por publicidad en su división de reparto para 2024, hasta alcanzar los u$s1.000 millones.

Pero captar más clientes es crucial para reducir los costos por pedido y mejorar la eficiencia.

Una opción es que empresas como DoorDash ofrezcan prestaciones de entrega rápida como servicio.

Por una suscripción mensual, los supermercados u otros minoristas pueden utilizar los conocimientos para hacer un seguimiento de los precios y los conductores. 

Los proveedores de tecnología también pueden llevarse una parte del pedido. 

Las compañías necesitan hallar nuevas fuentes de ingresos para calmar también a los inversores, que exigen más beneficios
 
Más de 100 minoristas, entre ellos, Apple y Walmart, ya tienen un acuerdo de este tipo con Uber; DoorDash trabaja en la construcción de almacenes y proporcionar conductores para Loblaw, la mayor cadena de supermercados de Canadá.

Márgenes más grandes

Dado que la tecnología ya existe, el desvío debería de producir márgenes más grandes.

Los gigantes de la suscripción de software, desde Salesforce a SAP, consiguen unos márgenes de beneficio bruto de 70%, frente al 40% de empresas de reparto.

Esto genera que las empresas de software sean mejor valoradas por los inversores al cotizar casi 7 veces los ingresos de 2024

Si Uber, por ejemplo, pudiera generar el 5% de sus ingresos previstos para 2024 por medio de la subcontratación tecnológica, su línea superior crecería en más de u$s700 millones, según las estimaron diversos analistas. 

Ocado, que cotiza en la Bolsa de Londres, lleva años subcontratando su tecnología de almacén robotizado, pero aún no obtuvo beneficios operativos.

Para que este sistema brinde el resultado deseado, los minoristas tendrán que tener más suerte con el modo de entrega, según una publicación de cincodias.com.

Temas relacionados
Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído