Estados Unidos quiere controlar el mercado de criptomonedas atadas al dólar: este es su plan

Estados Unidos quiere controlar el mercado de criptomonedas atadas al dólar: este es su plan
Desde entes gubernamentales en Estados Unidos se avanza en la regulación y control del uso de stablecoins. ¿De qué manera es que lograrían hacer eso?
Por iProUP
13.11.2021 10.12hs Economía Digital

Las monedas estables mantienen paridad en su precio con el de un activo subyacente que, generalmente, es el dólar estadounidense. Además de Tether, otras que tienen gran adopción son USD Coin (USDC), Gemini Dollar (GUSD), True USD  (TUSD), Terra US (UST) y DAI.

Que los criptoactivos mencionados sigan como referencia el precio de la moneda emitida por la Reserva Federal (Fed) de EE. UU., no causa demasiada simpatía en el país del norte. El Tesoro nacional ya ha activado las alarmas y ha hecho  explícitas sus intenciones regulatorias sobre las stablecoins. Días atrás, este organismo emitió un extenso documento en el que da recomendaciones sobre el asunto.

En primer lugar, manifiestan su apoyo al Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). No solo eso, sino que el documento indica que el Tesoro de los Estados Unidos «continuará liderando los esfuerzos» de este grupo con el fin de  «alentar a los países a implementar estándares internacionales antilavado de dinero». Además, anuncian que buscarán «recursos adicionales para respaldar la supervisión de las regulaciones nacionales».

Entre estas recomendaciones se encuentran numerosas referencias a bitcoin y las monedas digitales, y a algunas actuvidades que se consideran sospechosas, como dividir una transacción grande en montos más pequeños; realizar un cambio de  criptomoneda a dinero fíat con una pérdida potencial; o «convertir una gran cantidad de un tipo de criptoactivo en otros tipos de criptoactivos sin una explicación comercial lógica».

Capitalización de mercado de las stablecoins

Usuarios individuales

En línea con el espíritu del GAFI, el Tesoro de Estados Unidos en el documento, recomienda «que el Congreso actúe con prontitud para promulgar legislación que garantice que las stablecoins estén sujetas a un marco federal sobre una base  coherente e integral», indicó Criptonoticias.

Concretamente, indican que «la legislación debe prever la supervisión sobre una base consolidada, normas prudenciales y, potencialmente, que puedan tener acceso los componentes apropiados de la red de seguridad federal».

No dan detalles sobre ese último punto, pero —si se está al tanto de las más recientes noticias sobre el tema— puede inferirse que refiere a hacer mayor énfasis en la identificación de los usuarios de stablecoins mediante la  obligatoriedad de las políticas KYC (siglas en inglés de «conozca a su cliente»).

Tether, empresa emisora de USDT, no quiere que su negocio se vea amenazado y ha dado indicios de que privilegiarán el cumplimiento de las regulaciones, por sobre la privacidad financiera de los usuarios.

Días atrás, la empresa anunció que incorporarán herramientas para cumplir con la «regla de viaje». Esta normativa establece que cuando se envían activos por un monto superior a u$s 1.000 entre plataformas de custodia (exchanges  centralizados, por ejemplo), los datos del emisor deben «viajar» junto con el dinero y ser compartidos a la plataforma receptora.

Se requerirá una licencia financiera

El Tesoro estadounidense quiere regular, no solo el uso de las stablecoins, sino también su emisión. El documento reseñado en este texto indica que «la legislación debe limitar la emisión de monedas estables y las actividades  relacionadas de redención y mantenimiento de activos de reserva a las entidades que son instituciones de depósito aseguradas».

¿Qué significa esto? Que solo las entidades financieras, que tengan autorización para custodiar dinero y otros activos, podrán emitir criptomonedas estables. El Tesoro pareciera estar olvidándose de que existen stablecoins no  colateralizadas por dinero fíat y que son emitidas de forma descentralizada, como es el caso de DAI.

u$s 19 mil millones de criptoactivos (principalmente ether) están bloqueados
u$s 19 mil millones de criptoactivos (principalmente ether) están bloqueados

Meterse en el mercado libre de stablecoins

El Tesoro no solo quiere regular a los usuarios y a los emisores, sino que también desea entrometerse en el mercado. «La legislación debe garantizar que los supervisores tengan autoridad para implementar estándares que promuevan la  interoperabilidad entre monedas estables».

Si esto se lleva a cabo, no será «la mano invisible del mercado» la que decida qué stablecoin es mejor, en base a la libre competencia. Por el contrario, las plataformas de comercio, deberían aceptar indiscriminadamente diversas  criptomonedas estables por mandato legal, para así garantizar la «interoperabilidad» que desea el Tesoro.

Protección al usuario

El Tesoro da un listado de riesgos relacionados con las stablecoins, que son «de especial interés para las agencias, y sobre todo para la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) y para la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos  (CFTC)».

Entre estos supuestos «riesgos» mencionan cosas que no son por sí mismas algo que dañe a algún individuo. Por ejemplo, incluyen en el listado al hecho de que plataformas de comercio de criptomonedas «permitan a los clientes convertir  monedas estables en moneda nacional para facilitar el arbitraje».

También, refieren a posibles hechos delictivos que bien podrían llevarse a cabo con dinero fíat. Por ejemplo, que las stablecoins sean usadas para «actividades comerciales manipuladoras», o para «blanquear capitales y financiar el  terrorismo». De hecho, un estudio de la firma Chainalysis, que fue reportado por este medio en febrero de 2021, muestra que menos del 10% de estos delitos se llevan a cabo con criptomonedas.

Y, por último, con relación a lo anterior, el Tesoro ve como algo peligroso la posibilidad de que haya dependencia entre una stablecoin y un determinado exchange. Esto podría dar lugar a «la combinación de los fondos con los del  cliente». Como ya se ha dicho, el gobierno estadounidense desea que solo entidades con licencias para ofrecer productos financieros, puedan ser las emisoras de las stablecoins.