Todo se hace NFT: subastarán el código original con el que se sentó las bases de internet hace 30 años

Todo se hace NFT: subastarán el código original con el que se sentó las bases de internet hace 30 años
Se subastará el código original escrito entre 1990 y 1991, que incluye la implementación de tres lenguajes y protocolos HTML, HTTP y URL
Por iProUP
25.06.2021 09.30hs Economía Digital

"Esto lo cambió todo": es el nombre bajo el que Tim Berners-Lee, el inventor de la World Wide Web, venderá dentro de una semana al mejor postor el código original con el que sentó las bases de internet hace 30 años, en formato NFT, a través de la casa de subastas Sotheby's.

Desde este jueves, en la sede de Nueva York se proyecta un video de más de media hora con sus 9.555 líneas compuestas de letras, números y símbolos, que van siendo tecleados sobre fondo negro, y que forma parte de un lote digital que salió al mercado partiendo de u$s1.000 y ya supera los u$s2 millones.

"Hemos creado este video para que la gente pueda entender visualmente, si no son programadores o si esa no es su especialidad; para que puedan alcanzar a comprender qué es lo que están comprando", explicó a Efe la jefa global de Ciencia y Cultura Popular de Sotheby's, Cassandra Hatton.

Lo que están comprando, destaca, es el código original escrito entre 1990 y 1991 por el científico británico, fechado y firmado por él, que incluye la implementación de tres lenguajes y protocolos -HTML, HTTP y URL- también de su autoría y que "cambió el mundo para siempre", junto al video que lo visualiza.

Todo se hace NFT: subastarán el código original con el que se sentó las bases de internet hace 30 años

El lote incluye también una representación del código entero escrito en lenguaje de programación Python, que es como "un póster digital en el que puedes hacer 'zoom' y alejarte", y una carta en la que Berners-Lee reflexiona sobre el invento y cómo ha llevado al mundo a ser como lo conocemos.

Para coleccionistas

"Como la gente parecía apreciar las versiones autografiadas de los libros, y ahora tenemos la tecnología NFT (Non-Fungible Token), pensé que podía ser divertido hacer una copia autografiada del código original del primer navegador de la web", comienza su misiva el físico e ingeniero de 'software'.

"Nunca jamás sentí que podría relajarme y sentarme a descansar, ya que la web ha estado y está constantemente cambiando. Aún no es lo mejor que puede ser: ¡Siempre hay trabajo por hacer!", concluye la carta, en la que agradece el esfuerzo de una "pandilla de colaboradores en todo el planeta".

Sotheby's destacó que el NFT a subasta, que se alojará en la cadena de bloques de la criptomoneda Ethereum, dará a los coleccionistas la oportunidad de "ser propietarios del máximo artefacto nacido de la era digital", algo que por otro lado ha generado críticas por el carácter descentralizado de la web.

Ante la polémica, el ganador del prestigioso premio Turing ha respondido a través del diario The Guardian: "Los códigos internos y protocolos de la web están libres de derechos, como siempre. No estoy vendiendo la web, no tendrán que empezar a pagar dinero para seguir enlaces".

también pueden referirse a otros contenidos digitales como este
Los NFT además de ser "criptoarte" pueden referirse a otros contenidos digitales.

Fetiche por los NFT

Los NFT, que habitualmente están vinculados al "criptoarte" pero también pueden referirse a otros contenidos digitales como este, viven un gran auge desde hace meses, con el estandarte de la venta por 69 millones de dólares de un token firmado por el artista Beeple en una subasta de Christie's el pasado marzo.

"Hasta que llegaron los NFT, no había modo de que la gente pudiera vender esto como un artefacto. No fue creado para ser vendido, simplemente fue creado, y ahora tenemos la capacidad de hacerlo", apostilló la experta de Sotheby's, quien reconoció su "acogida sobrecogedoramente positiva" entre el público.

La subasta del código, que se hará íntegramente en línea y se presenta encarnizada hasta el martillazo final el próximo 30 de junio, fue propuesta por el propio Berners-Lee con el objetivo de destinar su recaudación a "iniciativas" relevantes para él y su esposa, según comunicado.