Agencias de viaje, aerolíneas, Despegar y hotelería entran en "cuarentena": por el coronavirus, sus negocios en jaque

Agencias de viaje, aerolíneas, Despegar y hotelería entran en "cuarentena": por el coronavirus, sus negocios en jaque
La crisis sanitaria hunde a la industria del turismo, mientras los gastos con tarjetas de crédito tocan su peor nivel en casi una década
Por Juan Diego Wasilevsky
11.03.2020 06.07hs Economía Digital

La proliferación de pasajes al exterior en oferta, a precios que hace cuestión de semanas hubiesen resultado irrisorios, son uno de los elementos que confirman que el coronavirus está pegando con fuerza en la industria del turismo.

"La demanda de tickets para volar al exterior se derrumbó cuando se agravó el temor por la enfermedad y las aerolíneas salieron a rematar la gran cantidad de asientos que les quedaban vacíos", explica a iProUP Matías Mute, cofundador del sitio Promos Aéreas.

Esta agresiva estrategia a la que vienen echando mano algunas compañías es la manifestación de una crisis más profunda, que está poniendo en jaque a toda la industria del turismo en la Argentina –y el mundo-, comenzando por las agencias de viajes y turismo.

Las principales plataformas que comercializan paquetes y tickets online no están dispuestas a informar los niveles de desplomes que están enfrentando. Pero las evidencias de que efectivamente se están produciendo derrumbes son muchas:

-En el sector, varios destinos de Europa sufrieron caídas estrepitosas de más del 70% en lo que va de marzo, según pudo saber iProUP.

-Aerolíneas Argentinas acaba de anular vuelos a Miami y a Orlando, no solo a causa de las cancelaciones por parte de los turistas, sino por el bajón de la demanda.

-Agencias frenaron el lanzamiento del Travel Sale, uno de los dos eventos online en el que más facturan cada año.

-La Federación de Agencias de Viajes y Turismo (Faevyt), en tanto, convocó a una cumbre para este miércoles con el fin de evaluar el impacto del coronavirus. 

-Además, los saldos por compras con tarjetas en dólares (incluyendo compra de pasajes y la contratación de servicios turísticos) acaban de tocar el peor nivel en casi una década.

Son muchos elementos que confirman que la industria turística ya traspasó la puerta de una de las peores crisis en muchos años, a causa de la dramática situación sanitaria que se vive a nivel mundial.

"El sector hoy está muy complicado, estamos entrando en una fase realmente preocupante", advierten fuentes de la Faevyt a iProUP.

"El problema que estamos viendo es que, para esta época, cada año siempre se registran compras de pasajes y paquetes para volar a partir de junio. Pero ahora, esos compradores no están, son los que están faltando", agregan desde la entidad.

"La situación es realmente negativa. El sector ya venía golpeado por el impuesto PAIS", que recargó con un 30% los pasajes y paquetes con destino al exterior, plantea Julián Gurfinkiel, cofundador de Turismocity.

Según estadísticas provistas a iProUP, los destinos europeos clásicos más visitados por los argentinos, están experimentando fuertes (y previsibles) derrumbes.

Lógicamente Roma figura entre las ciudades más castigadas: del 1 al 10 de marzo, a través de Turismocity se registraron apenas 5.000 "clics reserva" -cuando el usuario va a la página de origen de la promo- frente a los 16.000 del mismo período del año pasado, lo que implicó una fuerte caída del 70%. 

En el caso de un destino por ahora menos expuesto al coronavirus, como Barcelona, también se nota el impacto: de 40.000 clics registrados los primeros días de marzo del año pasado, se pasó a 13.200, un bajón del 65%.

Desde Atrápalo, que además de una agencia online también es un metabuscador de ofertas, advierten que, más allá de que hayan colapsado las búsquedas hacia Europa, en general "se está viendo que se deteriora la tasa de conversión". Es decir que, además de que hay menos gente busca vuelos, se redujo la cantidad de personas que luego hacen clic en "comprar".

"Para lo que es Brasil, Chile, Uruguay y Perú, se está operando con cierta normalidad. Pero en el caso de Estados Unidos ya vemos que hay una creciente preocupación por parte de los turistas", plantea Martín Romano, country manager de la compañía.

Según detalla el directivo de la agencia, "en enero tuvimos una caída enorme, en sintonía con toda la industria, del orden del 40%, básicamente como consecuencia del recargo del 30% y la incertidumbre económica".

"En febrero la demanda avanzaba un poco mejor. Pero cuando parecía que ya se había asimilado el impuesto PAIS, vino la crisis del coronavirus y ahora estamos notando una caída más profunda", alerta.

Desde Promos Aéreas, Mute plantea que "se está viendo un temor exacerbado por subirse a un avión y hacer un viaje al exterior. Y esto está influyendo".

De hecho, el miedo que despierta el virus COVID-19 está impactando en una mayor demanda de coberturas al viajero. Desde Universal Assistance confirman a iProUP que "desde que comenzó marzo notamos un incremento del 20% en las consultas".  

En este contexto en el que el más turistas chequean el mapa que refleja el avance en tiempo real del coronavirus en todo el mundo, las agencias que le dan vida cada año al Travel Sale tomaron una medida drástica: posponer hasta nuevo aviso esta acción de marketing.

Consultadas por iProUP, fuentes de la Faevyt aseguran que "fue la decisión más razonable hasta tanto tengamos un panorama más claro".

La realidad es que el Travel Sale se había constituido en una importante herramienta para incrementar la facturación.

En la última edición, realizada de agosto de 2019, por ejemplo, se había registrado un incremento interanual del 54% en las ventas, con empresas como Almundo que informaron un salto de las operaciones de más del 110% respecto del promedio de un día normal.

Ola de reprogramaciones

Para la industria, postergar una fecha tan representativa como esta representa una oportunidad perdida para incrementar la facturación.

Pero desde Faevyt –que acaba de convocar a una "Mesa Nacional de manejo de crisis" para analizar este miércoles la situación que atraviesa el sector- consideran que fue inevitable en un contexto en el que compañías aéreas y de cruceros están reprogramando rutas y viajes.

Aerolíneas Argentinas, por ejemplo, informó este martes que canceló ocho nuevos vuelos hasta el 26 de abril hacia la capital italiana. Además, anuló otros dos con destino a Miami (en horario diurno) durante marzo y otro hacia Orlando.

"Las modificaciones forman parte de una adecuación dinámica de la operación por parte de la compañía debido al creciente número de solicitudes de cancelación o cambio en las reservas ya emitidas", indicaron a través de un comunicado.

Consultados por este medio sobre si se vienen nuevos recortes de rutas, fuentes de la compañía de bandera no descartaron nuevas cancelaciones. "Se va a ir analizando día a día, según la evolución del virus", señalan.

Air Europa hizo lo propio suspendiendo vuelos desde Argentina con destino a Italia. 

Desde Despegar, en tanto, confirman que en los últimos días "hemos registrado un incremento de llamadas y consultas de nuestros clientes para evaluar modificaciones en sus viajes, principalmente a los destinos europeos como Italia, España y, en segunda instancia, Francia, Gran Bretaña y Alemania".

La agencia agrega que cada caso se estudiará "de manera individual" y que la resolución dependerá de múltiples factores, como las condiciones contratadas, los proveedores o las tarifas acordadas.

Desde la plataforma Airbnb, que ofrece alojamientos de particulares en todo el mundo, reconocieron que el brote de coronavirus "está causando restricciones de viaje y otras interrupciones que tienen un impacto directo en el sector de viajes y turismo y más allá".

En este contexto, desde la compañía informan que ya activaron su "política de circunstancias atenuantes" para ofrecer a los anfitriones y huéspedes afectados la opción de cancelar reservas sin penalidad.

Dato no menor: según la agencia Bloomberg, la salida a bolsa de Airbnb, una de las cotizaciones más esperadas para este 2020, podría fracasar debido al efecto del coronavirus.

Empresas como Costa Cruceros también salieron a anunciar cambios en sus políticas de cancelación, ofreciendo la posibilidad de anular una compra realizada desde el 9 de marzo al 1 de mayo.

En paralelo, iProUP se comunicó con Booking para conocer cómo está impactando la propagación de la enfermedad en sus operaciones, pero desde la compañía –que funciona como un metabuscador de viajes para reservas de alojamiento- desistieron de hacer comentarios.

Se derrumban los gastos de argentinos

Como consecuencia de esta crisis sanitaria que tiene en vilo al mundo, y también frente al salto del dólar –que se encareció por el impuesto del 30%- y la incertidumbre económica, los argentinos no solo viajan menos sino que también gastan (mucho) menos.

Frente a estadísticas oficiales que pueden tardar hasta dos meses en reflejar el flujo de turismo emisivo, un buen termómetro para medir el buen estado de salud de los viajes internacionales que parten desde el país consiste en analizar los gastos con tarjetas de crédito en moneda extranjera.

Este relevamiento, que es actualizado semana a semana por el Banco Central, muestra que el saldo por compras con plásticos realizados fuera del país tocó el 4 de marzo un piso de apenas u$s147 millones.

No solo implica un derrumbe del 52% respecto de los u$s379 millones que se registraban en igual fecha de 2019, sino que también se trata del peor nivel desde enero de 2011, es decir, en más de nueve años.

 

Más infectados, más ofertas

Conforme se fue disparando la cantidad de infectados por la enfermedad, la industria aeronáutica vio cómo los aviones comenzaron a despegar cada vez más vacíos.

Esto motivó una guerra de precios en el país que derivó en que, por algunas horas, los argentinos pudieran acceder a tarifas difíciles de imaginar.

"Cada asiento de un avión tiene 9 precios posibles y salen a la venta con once meses de anticipación. Cuando las compañías no llegan a cubrirlos, salen a rematarlos. Esto es lo que pasó hace unos días" explica Mute, de Promos Aéreas.

En el caso de Miami, por ejemplo, fue posible encontrar vuelos por $28.000 (menos de u$s350, tomando el dólar solidario), cuando suelen cotizar a más de u$s550.

"La realidad es que, a  nivel precios, hoy es una gran oportunidad viajar al exterior, porque hay tarifas que hace años no se consiguen", plantea Romano, quien igual aclara: "Es tentador pero hay que tener en cuenta que es una 'inversión' de alto riesgo".

Debido a estos precios, Turismocity informó que registraron un incremento de más del 80% en la búsqueda de tickets hacia Miami en lo que va de marzo.

¿Van a continuar apareciendo estas oportunidades? Frente a esta pregunta, Mute considera que "es muy probable que surjan para otros destinos" y por eso hay que estar atentos porque "pueden durar solo algunas horas o minutos".

Más allá de las oportunidades de ocasión que encontrarán algunos argentinos, la realidad es que para la industria aeronáutica el panorama actual es muy grave: un reciente informe de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) alertaba que el sector podría perder este año más de u$s29.000 millones a causa del virus. Sin embargo, cuando se hizo este reporte todavía no había estallado la crisis en Italia.

En paralelo, un informe de la Organización Mundial del Turismo revisó a la baja la cantidad de turistas que se moverán a través de fronteras internacionales y proyectó una caída que podría llegar a ser del 3%.

 

De concretarse, sería la segunda peor contracción de las últimas dos décadas, superando a las caídas provocadas por el ataque a las torres gemelas o la epidemia del SARS. Esto, a su vez, supondría pérdidas de hasta u$s50.000 millones para esta rama de actividad a nivel global. 

Sin embargo, ya hay estimaciones privadas que hablan de un agujero más grande, superior a los u$s80.000 millones durante este año para todas las empresas del sector.

Como planteó un empresario: si viajar es la mejor inversión, entonces habrá grandes oportunidades de la mano de los bajos precios. El problema es que podría ser una inversión de muy alto riesgo, en medio de una industria que colapsa.

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído