A base de arena y agua salada: crearon el primer resort del mundo hecho en impresoras 3D

A base de arena y agua salada: crearon el primer resort del mundo hecho en impresoras 3D
La sostenibilidad y la conservación del medio ambiente local pueden convertirse en la gran novedad de la industria de los viajes de lujo
Por iProUP
09.03.2020 11.45hs Economía Digital

Kisawa, un nuevo complejo hotelero en la isla de Benguerra, en la costa de Mozambique, apuesta por los viajes de alta gama utilizando la tecnología de impresión 3D para construir, respetando el entorno local. 

El resort, que se inaugurará en verano de 2020, cuenta con todas las comodidades imaginables: personal dedicado, chefs privados, alimentos y bebidas, bienestar y spa, actividades como buceo y safari marino, así como vehículos y bicicletas eléctricos para circular por la propiedad de 300 hectáreas.

El complejo tendrá 12 bungalós de uno, dos o tres dormitorios, cada uno en una zona privada con su propia playa y los de un dormitorio costarán a partir de 5.000 euros por noche. Los comunicados de prensa del lugar insisten en que la construcción no será totalmente impresa en 3D, pero la tecnología que permite que la arena y el agua salada se utilicen como material de construcción sigue siendo innovadora, informó Business Insider.

El complejo hotelero se encuentra en la isla Benguerra, la segunda isla más grande del archipiélago de Bazaruto. Kisawa ha sido fundado por Nina Flohr, antigua ejecutiva de la empresa de alquiler de aviones privados VistaJet. Según los medios, los vuelos cuestan hasta 13.500 euros por hora.

Cada bungaló de Kisawa tiene una zona de 0,4 hectáreas, con su playa privada, piscina, cocina al aire libre y otras comodidades. Según el Instagram de Flohr, el resort cuenta con una granja para cultivar los alimentos que se servirán a los huéspedes.

Los materiales están hechos de arena y agua salada de la isla, utilizados para crear la argamasa empleada en la construcción. Esta armagasa se utiliza como material de base para la tecnología de impresión 3D, para imprimir elementos de construcción como suelos, azulejos y mampostería.

Los objetos para el interior de los bungalós y sus fachadas también se imprimen en 3D, así como los arrecifes de coral y los hábitats marinos. Los edificios también incorporarán tejidos, carpintería y textiles de los habitantes de la isla de Benguerra.

Desde Kisawa afirman que se crearán 1.000 puestos de trabajo y "se preservará cuidadosamente el medio ambiente y la cultura local que lo rodea". La isla de Benguerra es el hogar de muchos animales silvestres, entre ellos flamencos, delfines y tortugas. Kisawa tendrá un centro de buceo donde los huéspedes podrán hacer safaris marinos.

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído