Lunes, 05 de Diciembre de 2022 20:19

¿Todo por unos likes? la trágica historia de 3 influencers que murieron haciendo contenido en redes

¿Todo por unos likes? la trágica historia de 3 influencers que murieron haciendo contenido en redes
Como consecuencia de retos y transmisiones en vivo particulares, son cada vez más los creadores de contenido que arriesgan su vida. Los detalles
Por iProUP
13.09.2022 21.00hs Coffee break

En una epóca marcada por el uso constante de redes sociales, los influencers se posicionan como el centro de atención de millones de personas.

Sin embargo, la vida de las celebridades online o 4.0 puede ser más riesgosa de lo que aparenta a primera vista. 

En busca de mayores interacciones o fidelizar al público con el que cuentan, son cada vez más conocidas las noticias de creadores de contenido que perdieron la vida, llevando mucho más allá los peligros de las redes sociales.

Redes sociales: 4 influencers que perdieron la vida haciendo contenido

Por eso, en iProUP traemos cuatro casos de influencers que murieron en pleno proceso creativo:

TikTok: Kubra Dogan

El primer caso es de una tiktoker turca de 23 años que falleció en agosto del año pasado luego de que el techo del edificio desde donde filmaban se partiera

La personalidad en cuestión era Kubra Dogan, quien se encontraba de visita en Estambul para visitar a su prima Helen, de 16 años, quién, de hecho, es la que filmó el momento de su muerte.

¿Todo por unos likes? la trágica historia de 3 influencers que murieron haciendo contenido en redes

Ambas decidieron subir al techo de un edificio de nueve pisos para grabar un video para la red social.

Su prima grabó el momento cuando subieron al tejado y contemplaban el atardecer. Sin embargo, Dogan cayó de un momento a otro.

El tejado se quebró y provocó su muerte, la cual no fue vista explícitamente en la grabación. Según la familia, el techo se encontraba elaborado a base de paneles de plástico, lo que supuso una demanda para la constructora en su momento.

Instagram: Sofia Cheung

Son cada vez más conocidos los accidentes de aquellos influencers que se lanzan a hacer parkour, una actividad riesgosa si se lo lleva a lugares de extremas alturas.

Tal es el caso de la instagrammer Sofía Cheung quién falleció en su intento de lograr una selfie que sumará valor a su contenido, enfocado en compartir imágenes excéntricas de los distintos lugares a los que viajaba.

Cheung, de 32 años y casi 17.000 seguidores en Instagram, disfrutaba de un día al aire libre junto a tres amigos en el parque Ha Pak Lai, un hábitat silvestre ubicado cerca de la ciudad de Yuen Long.

Sofía Cheung, instagramer de 32 años y más de 17.000 seguidores,
Sofía Cheung, instagramer de 32 años y más de 17.000 seguidores, se dedicaba a mostrar paisajes exóticos en lugares riesgosos

La bloguera decidió tomarse unas fotos en el borde de una cascada Pineapple Mountain, un lugar muy popular entre los turistas durante el atardecer.

Sin embargo, tras una mala maniobra, la chica perdió el equilibrio y cayó al vacío.

YouTube: Stanislav Reshétnikov

La historia más conocida es la del youtuber ruso Stanislav Reshétnikov, conocido en su canal de videos como Reeflay Panini.

La personalidad en cuestión se dedicaba a realizar bromas degradantes llevadas al extremo, incentivadas en gran medida por sus seguidores quienes donaban a su canal a cambio de las mismas.

La principal victímas de este tipo de hechos era su novia, Valentina Grigoríeva, quién en una ocasión fue obligada por Reshétnikov a comer basura, por ejemplo. Sin embargo, la última de estas bromas hacia su persona resultó en una tragedia.

¿Todo por unos likes? la trágica historia de 3 influencers que murieron haciendo contenido en redes

El hombre le echó gas pimienta y, ante sus pedidos de auxilio por el ardor, la sacó al balcón de su casa.

Una vez afuera, con temperaturas bajo cero en Moscú, Reeflay no le permitió entrar durante dos horas mientras él continuo con su transmisión en vivo.

Pasado este lapso de tiempo, se decidió a revisar como se encontraba su pareja, incluso ante el pedido de sus seguidores, quienes creyeron que ya había sido suficiente.

Su novia, de 26 años, estaba muerta, producto de las bajas temperaturas en la capital rusa. El hecho se produjo en diciembre de 2020 y se determinó poco después que la mujer tenía una lesión craneoencefálica cerrada, múltiples señales de golpes y un hematoma subdural, producto de palizas recibidas con anterioridad.

Reshétnikov fue condenado a seis años de cárcel por tentativa de homicidio.

Coffee break en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído