Impactante video: lo que puede pasar si rompés la pantalla de control de un Tesla en movimiento

Impactante video: lo que puede pasar si rompés la pantalla de control de un Tesla en movimiento
Youtuber decidió averiguar qué pasaría si se destrozara la pantalla del sistema de información de un Tesla Model 3 con el vehículo en movimiento
Por iProUP
27.06.2021 11.13hs Coffee break

En el vídeo, el creador del canal de tecnología TechRax sale a dar un paseo a bordo de su nuevo Model 3 con un martillo en mano, con el cual golpea repetidamente la  pantalla en donde se controlan la mayoría de las funciones del auto. El dispositivo logra resistir los primeros martillazos, todavía suaves, lo que sorprende al  conductor del vehículo.

"La pantalla funciona muy bien. ¡Increíble! Con golpes medios, todo funciona bien. Podemos ver que la durabilidad está ahí con esa pantalla de Tesla", afirma el hombre  al volante del auto.

Sin embargo, tras asestar una serie de golpes duros, el dispositivo comienza a estallarse. Aunque resiste a un par de golpes más tras la rotura de su cristal, la  pantalla luego se apaga por completo. Para sorpresa del youtuber, el Model 3 sigue en movimiento.

"Estamos realmente conduciendo el coche y todo sigue funcionando. Es una locura!", dice el internauta momentos antes de intentar remover el cristal roto de la  pantalla.

Aunque el hombre logra sacar por completo la parte delantera de la pantalla y dejar solamente su conector, el automóvil no deja de funcionar.

"El aire acondicionado sigue soplando, todo está funcionando completamente, muchachos. No necesitas una pantalla para conducir el Tesla Model 3, esa es la lección del  día", concluye.

TechRax logra volver a conducir el auto con la pantalla estropeada, incluso después de apagarlo por cerca de media hora. Algunas de las funciones principales del auto,  subrayó el youtuber, se pueden controlar a través del teléfono móvil anteriormente conectado al sistema.

Al final del experimento, el hombre se acercó a una tienda de Tesla para reemplazar la pantalla dañada por una nueva. El servicio llevó poco minutos y costó poco menos  de 1.500 dólares.

Fuente: Sputnik Mundo