Más artículos

Transformación Digital

Nissan te cuenta por qué quiere dejar de ser sólo una marca de autos para convertirse en empresa tecnológica

Nissan te cuenta por qué quiere dejar de ser sólo una marca de autos para convertirse en empresa tecnológica

La empresa tiene el foco puesto en esta reconversión: ya se consideran una compañía de tecnología más que una automotriz tradicional
Por Juan Silvestrini
22.10.2019 06.07hs Transformación Digital

La industria de la movilidad es una de las más activas en el proceso de reconversión que exige la economía digital. Atentos a los cambios que plantean los propios consumidores, los fabricantes de autos se aferran a la tecnología en busca de soluciones innovadoras que actualicen sus propuestas a la era 4.0. 

Para ponerle cifras la magnitud del negocio y sus implicancias, el sector automotor es un fuerte impulsor de la principal locomotora del mundo: Estados Unidos, donde representa casi u$s2 billones en ingresos, más del 10% de su PBI.

Pero se acercan tiempos de cambio y el emblema de esta nueva época es la electrificación. Hoy, casi todas las compañías del rubro coinciden en que el protagonismo del motor tradicional de combustión se está apagando. Ahí entran en juego las distintas técnicas para generar energías sustentables, que van ganando terreno dentro del mercado.

"Creemos que una serie de fuerzas tecnológicas y sociales, incluida la aparición de vehículos conectados, eléctricos y autónomos, y actitudes cambiantes hacia la movilidad van a  modificar profundamente la forma en que se mueven las personas y se trasladan los productos, lo que dará lugar a un nuevo ecosistema de movilidad", dicen desde Deloitte.

En esta dirección, una de las firmas que está empujando la conversión de su propio portfolio y hasta diseñó un plan para liderar la próxima fase de la industria es Nissan. "Vemos esto como una estrategia de movilidad y sustentabilidad muy fuerte", confía a iProUP Luis Alberto Perez Ettedgui, director de Marketing de la filial local de la firma japonesa.

La empresa tiene el foco puesto en esta reconversión y ya se autodefine como una compañía de tecnología más que una automotriz tradicional. En este marco, apuesta a que en apenas un par de años se comercialicen más de un millón de autos impulsados por diversos tipos de innovación, 100% eléctricos o bajo algún sistema híbrido.

De acuerdo con Guy Rodríguez, chairman de Nissan América Latina, "el desarrollo y crecimiento acelerado de las ciudades en la región requiere de soluciones de movilidad seguras, inteligentes y sostenibles".

La transformación digital de esta automotriz con presencia en varios países del mundo viene de la mano de su estrategia global: "Nissan Intelligent Mobility" que incluye, entre otros puntos, repensar cómo será la movilidad de los próximos años y qué es lo que buscan los clientes.

Leaf, emblema de una nueva era

En Argentina, desembarcó con su flamante Leaf, cuya carta de presentación es haber comercializado más de 400.000 vehículos de este modelo a nivel global. "Nos comportamos como una marca tecnológica y el portfolio tiene acompañar", agrega Ettedgui.

"Nissan Leaf, como primer vehículo eléctrico de producción a gran escala mundial, lleva este movimiento hacia una transformación. Los clientes en América Latina se han mostrado muy interesados hacia este cambio", comenta Ricardo Flammini, vicepresidente de Marketing y Ventas para América Latina.

El ejecutivo agrega que, pese a que Latinoamérica aún no cuenta con infraestructura adaptada a este tipo de vehículos, la compañía recibió "cientos de consultas" y concretó la venta de casi 100 unidades, que serán entregadas en las próximas semanas.

Lo atractivo de este modelo no solo está debajo del capó: la marca creó un vehículo 100% tecnológico que ofrece, según sus palabras, "una nueva experiencia de conducción".

Entre las innovaciones, se destaca la tecnología e-Pedal, que al activarla ofrece un modo de manejo a través del cual el conductor puede acelerar y frenar con un único movimiento, sin la necesidad de cambiar de un pedal a otro. 

Al hablar de coches eléctricos, uno de los principales puntos de discusión es la autonomía. Nissan integró una batería de ion-litio de 40 kW/h que permite recorrer cerca de 400 km en ciclo urbano y 270 km en ciclo combinado. Esto posibilita su uso constante en ciudades sin recargas permanentes.

Pasando a su impulsor eléctrico, ostenta una potencia de 110 kW (147 hp) y entrega una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. Por otro lado, el Leaf cuenta con tres tipos de conducción:

- Modo ECO: ayuda a controlar el desempeño del motor para ahorrar energía

- Modo B: aplica una frenada regenerativa más contundente y recarga la batería sin comprometer la potencia del auto

- Modo D: se trata de la forma estándar de conducción con la salida máxima de motor

"El futuro es la electrificación, es la tendencia. Los mercados más maduros le colocaron fecha de vencimiento a los motores de combustión interna", remarca Ettedgui, y agrega: "Vamos a un mundo de conducción autónoma, más conectado, donde los vehículos se integrarán y convivirán con la sociedad".

Un futuro conectado

Más allá de la llegada del Leaf y el recorrido dentro de la misma industria automotriz, desde Nissan aseguran que una transformación digital exitosa solo es posible si viene de la mano de una transformación cultural de la organización, desde el CEO hacia abajo abarcando las áreas estratégicas de la firma.

"No solo miramos la venta de autos. También ponemos foco en cómo hacemos las cosas y así pudimos virar hacia lo tecnológico. Esta visión incluye cómo nos comportamos en los procesos, desarrollamos el talento interno y nos relacionamos con los socios comerciales, que son las concesionarias", dice a iProUP el gerente de Marketing de la filial argentina.

Estos esfuerzos son parte de la visión de "Nissan Intelligent Mobility", cuyo propósito es proveer de más autonomía, electrificación y conectividad para transportar a las personas, transformando la manera en que los vehículos son conducidos, impulsados e integrados a la sociedad.

La llegada de este eléctrico a América Latina es clave para sus planes de electrificación y promoción de la movilidad sustentable en la región. Además de este lanzamiento, ya está trabajando con empresas, gobiernos e instituciones para tejer alianzas y acuerdos estratégicos en vistas a impulsar la creación de una infraestructura de carga orientada a tal fin.

Auto compartido

Según un relevamiento realizado por la empresa, un vehículo particular sólo se usa un 4% del tiempo, a razón de una hora por día. "Estudios indican que las nuevas camadas de consumidores no quieren comprar un auto que implica un montón de gastos para usarlo muy poco a la semana. Por eso, lanzamos en Argentina el carsharing", asegura Ettedgui.

Se trata de Awto, que ya está disponible en Buenos Aires y que cuenta con más de 5.000 clientes asociados. La plataforma permite retirar un coche y dejarlo en cualquiera de los puntos habilitados en la Ciudad, pagando sólo por el tiempo de uso. Opera a través de una app, que sirve para encontrar esos puntos, destrabar el vehículo y abonar el servicio.

"Esto es parte de una estrategia global de distintas soluciones para crear una ecosistema de movilidad más sustentable e inteligente", añade el ejecutivo. La marca Awto, de origen chileno, desembarcó en Argentina gracias a una alianza estratégica con Nissan previa inversión de 50 millones de pesos.

Las unidades se encuentran listas para usar en más de 60 estaciones de servicio y en puntos clave como universidades, shoppings, supermercados, aeropuertos y playas de estacionamientos.

En cuanto a los costos, se ofrecen varios modelos:

- Nissan March, la opción compacta, que cuesta $7,30 el minuto

- Nissan Kicks, una opción más amplia, que vale $9,50 por minuto

- Nissan Frontier, la pickup, por $12,50 el minuto

Durante el periodo en que el vehículo permanece estacionado, la tarifa se reduce en un 50%. Cuando el alquiler es por minutos u horas, incluye 50 kilómetros de combustible, una cifra que trepa a 180 kilómetros si se contrata por día.

"Nuestra expectativa es llegar a 500 autos en Buenos Aires en los próximos cuatro años, cambio que creemos repercutirá muy positivamente en el tránsito y la conectividad de la ciudad. Contribuirá a tener una sociedad más sustentable que reduzca sus emisiones de dióxido de carbono", asegura Mariano Segarra, Gerente General de Awto Argentina.

En rigor, la empresa quiere llegar a 100 unidades en las calles porteñas antes de que termine 2019, además de alcanzar nuevas ciudades en Argentina. 

Con una paleta completa de soluciones, Nissan ya no es sólo una automotriz, sino que circula a un esquema pensado a futuro, en el que la tecnología, la conectividad y las nuevas formas de movilización impulsarán modelos más sustentables, colaborativos e inteligentes.

Más sobre Transformación Digital