Más artículos

Transformación Digital

Banco Comafi: "Hay que masificar el Código QR como medio de pago y la tarjeta SUBE es la clave para lograrlo"

Banco Comafi: "Hay que masificar el Código QR como medio de pago y la tarjeta SUBE es la clave para lograrlo"

El gerente de Transformación Digital de la firma dialogó con iProUP sobre las tendencias en las que trabajan para atender las demandas de los clientes
Por Juan Bergelín
16.07.2019 06.15hs Transformación Digital

El sistema financiero no escapa al proceso de transformación que está atravesando el resto de los sectores económicos y que va mucho más allá de la renovación digital.

Así como hace 30 o 40 años era impensado que en una estación de servicio se puedan comprar productos tan ajenos al mundo automotor, como pañales o juguetes, hoy resulta extraño pensar un banco dentro de un supermercado o en la propia estación de servicio. Pero hacia allá apunta la industria.

Esta es al menos la visión del Banco Comafi, cuyos directivos imaginan una entidad que esté dónde el consumidor lo necesite, en lugar de que éste deba concurrir necesariamente a una sucursal.

"Me parece que los bancos vamos a un mundo mixto, en el que terminaremos mezclados e integrados con el retail y las estaciones de servicios. Es decir, hay que estar por donde pasa el cliente en vez de que él deba desplazarse a una sucursal", sostiene Crisanto Ayanz, gerente de Productos y Transformación Digital de la compañía.

El ejecutivo cree que la nueva tendencia apunta a que las entidades se mezclen y se integren con otros rubros, en línea con el modelo de coffee banking que ya desembarcó en el mercado local y con la figura de corresponsalía bancaria que el Banco Central creó pero que aún no ha sido implementada.

"En Argentina ya empezaron a verse las primeras sucursales con café, básicamente con salas de reuniones y WiFi, sin dinero físico. Me parece que este concepto se irá haciendo más fuerte todavía", explica Ayanz, en una entrevista exclusiva con iProUP.

A tono con esa visión de estar presente en algún lugar de tránsito del usuario, en el Comafi también creen que parte de su servicio es ofrecer activos en los cuales las personas quieran invertir, como por ejemplo Bitcoin u otras divisas digitales.

"Los bancos vamos a empezar a mezclar activos financieros con tecnología blockchain o directamente vender monedas virtuales cuando la regulación lo permita", destaca Ayanz, quien añade: "Siempre hay que estar escuchando al cliente y ver en hacia dónde quiere canalizar sus ahorros".

El encargado de llevar adelante la transformación digital de la entidad indica que el potencial de esa tecnología es enorme: "Va más allá de las monedas virtuales. Traerá muchas posibilidades a la industria financiera respecto al uso de información y sobre todo en contratos inteligentes, tanto en el resguardo de esos datos como en la titularidad".

Basta de olvidar las claves

Sobre este concepto de titularidad, el ejecutivo destaca que no solamente abarca a activos que un cliente bancario posea, como un pagaré, la cuotaparte de un fondo común de inversión o un plazo fijo. En rigor, hace mención a dos conceptos específicos: la seguridad y la identidad digital.

"Vamos a estar con mejores niveles de seguridad, porque los datos van a estar en una cadena en bloques (definición en español de blockchain), quedarán guardardos en muchos lugares al mismo tiempo", explica Ayanz.

El ejecutivo añade que esta tecnología también ayudará al desarrollo de la identidad digital. "No tiene mucho sentido suponer a futuro que una persona pueda manejarse con hasta cuatro bancos, ya que el argentino promedio opera con dos o tres", comenta el gerente del Comafi.

En este punto, Ayanz agrega: "Tiene sentido pensar en una identidad digital que pueda estar resguardada en un ecosistema de blockchain, motivo por el cual cualquier transacción, desde tomar café en un bar a entrar a un Home Banking requiera de un único password, token, biometría o huella digital, sin importar con cuántos bancos opere la persona".

Para el directivo, el concepto implica dejar atrás el paradigma de una clave y un ID para una entidad bancaria, otra distinta para otra y una app especial para una cafetería.

"Me parece que vamos a un mundo en el que va a haber una identidad digital única. En una transacción, el algoritmo te pedirá una biometría para que la apruebes, reduciendo niveles de fraude y, sobre todo, haciendo las cosas más simples para el cliente", detalla el ejecutivo.

Inteligencia artificial, en fase 1

Por el momento, en el Comafi están utilizando inteligencia artificial en lo que Ayanz define como "Fase 1" y que está relacionada con el armado de su bot, un asesor digital que con algoritmos y una serie de respuestas pre-armadas chatea con los clientes para resolver sus dudas.

"Los bots vienen a ser un nexo mucho más sencillo. Lo interesante es que los podemos sumar a las plataformas que los clientes ya usan, como Instagram, Facebook, WhatsApp o cualquiera con la que están hoy acostumbrados a comunicarse", adelanta el gerente de Productos y Transformación digital del banco.

En ese sentido el bot del Comafio su asistente virtuales Sofia, que está en la Fase 1 de inteligencia artificial y es capaz de responder al 80% de las preguntas. La idea es que un usuario pueda consultar su saldo por WhatsApp, si es que esa es la app que más utiliza