Más artículos

Mientras aquí sigue la crisis, Uruguay aprovecha: qué beneficios lanzó para captar profesionales argentinos

Mientras aquí sigue la crisis, Uruguay aprovecha: qué beneficios lanzó para captar profesionales argentinos
Más empresas nacionales, que operan en rubros como fintech, inteligencia artificial y biosalud, buscan aprovechar las ventajas que ofrece el país vecino
Por Juan Diego Wasilevsky
30.09.2019 06.07hs Startups

El 84% de los trabajadores argentinos está dispuesto a reubicarse en otro país para mejorar su carrera y gozar de un mayor equilibrio entre su vida personal y profesional. Este dato tan contundente -aportado por la consultora Randstad- ilustra claramente el creciente interés que están mostrando los profesionales locales por armar las valijas.

Uno de los territorios que se postula para recibirlos con los brazos abiertos es Uruguay. Tanto es así que ha diseñado una batería de beneficios para captarlos no sólo a ellos, sino también a empresas albicelestes. Esto, en gran medida, son las consecuencias de la crisis económica local.

En menos de 30 días, el Gobierno del país comandado por el presidente Tabaré Vázquez recibió medio centenar de solicitudes (sólo de entrepreneurs argentinos) que están muy dispuestos a radicarse del otro lado del río.

Otro dato interesante es el de los principales rubros en los que operan estos profesionales: fintech, biosalud, blockchain, inteligencia artificial y software aplicado a la logística y publicidad, entre otros sectores que tienen a la innovación como hilo conductor.

Estos datos, a los que accedió en exclusiva iProUP, surgen de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación de Uruguay (ANII), entidad gubernamental que viene de destinar más de u$s45 millones para financiar proyectos de investigación y emprendimientos durante el año pasado.

La Agencia, además, es una de las impulsoras del programa Proyecta Uruguay, orientado a potenciar desarrollos profesionales que tengan como objetivo exportar principalmente servicios basados en la innovación, a partir de las ventajas fiscales, impositivas y económicas que propone la nación vecina.

"La meta que nos trazamos fue atraer emprendedores para que se instalen en nuestro país", afirma a iProUP Macarena López, ejecutiva de Proyectos de la ANII. En este marco, la entidad lanzó un plan orientado a reunir y seleccionar emprendimientos de alto potencial para crecer en mercados internacionales. Se les otorgará subsidios no reembolsables por u$s65.000 en una primera etapa y podrán sumar financiamiento por hasta u$s400.000 en instancias posteriores.

"La campaña sobrepasó todas nuestras expectativas: a menos de 20 días de haber sido lanzada, ya teníamos cerca de un centenar de postulaciones", plantea la experta, al tiempo que detalla que Ciudad de Buenos Aires y Rosario lideraron el ranking en cuanto a lugares de procedencia de los argentinos. 

El punto clave es que, como parte de las bases y condiciones del programa, quienes se postulen deben contar con un proyecto en funcionamiento. No obstante, deberá crear una unidad de negocios desde cero en territorio uruguayo y uno de los líderes del equipo deberá instalarse en ese país durante el período que dure la ejecución.

"Tuvimos postulantes de Colombia y Perú; además, se registraron desde Bolivia, Estados Unidos, España y Costa Rica. Lo más destacable es que la gran mayoría son argentinos", confirma López.

Este auge de startups albicelestes ávidas por aprovechar las ventajas que ofrece el país vecino se da en un contexto complejo para las empresas nacionales, que deben lidiar con los vaivenes de la economía.

Esta movida ocurre luego de que se haya propagado la versión de que un gigante como Mercado Libre, el "rey de los unicornios" podría relocalizar su estructura en Montevideo, luego de fuertes tironeos con los gremios en Argentina.

¿Qué buscan los emprendedores?

"Estamos buscando emprendimientos innovadores y escalables. No apuntamos a empresas que estén planeando vender sus servicios en Uruguay, sino que utilicen a este país como plataforma para exportar", afirma López a iProUP.

Al respecto, reconocen en la Agencia, juega un rol clave la imagen que tiene esa nación: "Sabemos que Uruguay cuenta con grandes ventajas para montar un emprendimiento, como la transparencia, estabilidad política y jurídica y una buena calidad de vida en general", precisan.

Otro aspecto decisivo para captar la atención de profesionales argentinos es que quienes accedan al programa recibirán fuertes incentivos financieros. El programa, que captó su interés para iniciar un nuevo negocio en esas tierras, consta de diversas etapas:

1.- Pre-aceleración: durante dos semanas se darán talleres y mentorías para fortalecer el plan y "vender" mejor un proyecto a inversores. Tras este proceso de entrenamiento, la agencia coordinará un pitch day para que los participantes presenten su propuesta en formato presencial y vía streaming a potenciales socios, tanto locales como regionales.

2.- Aceleración: tendrá una duración máxima de seis meses. Cada empresa recibirá un subsidio no reembolsable de u$s25.000 para iniciar sus operaciones.

3.-Inversión: quienes superen la segunda etapa recibirán otros u$s40.000 (también no reembolsables), mientras que socios privados deberán inyectar al menos un monto similar.

4.- Coinversión: según destacan desde el organismo, aquellos que reciban fondos de inversores (que no podrán tomar más de un 5% de participación en el emprendimiento), tendrán la posibilidad de acceder a un fondo de hasta u$s400.000 adicionales, siendo una parte no reembolsable.

Más facilidades para iniciar un proyecto

Desde la Agencia aseguran a iProUP que resultó clave para darle impulso a esta iniciativa la aprobación de la Ley de Fomento del Emprendedurismo, que nació con el objetivo de avanzar en la desburocratización: permite crear Sociedades de Acciones Simplificadas (SAS) y regula los instrumentos para dotar de financiamiento colectivo.

Las SAS constituyen una nueva forma jurídica para desarrollar emprendimientos. Se trata de sociedades constituidas por medios digitales y vía firma electrónica como método de autentificación. Es decir, pueden crearse completamente online.

Además de poder ser de una sola persona (sin socios), la creación de una SAS es a través de formularios prearmados que facilitan elegir los estatutos, simplificando así todos los trámites legales.

En cuanto al financiamiento, la ley permite apelar al crowdfunding como mecanismo para recaudar fondos a través de plataformas digitales. Se trata de cuestiones también previstas en la Ley de Emprendedores que se aprobó en 2017 en Argentina.

"Esta normativa es muy importante para darle impulso a los emprendedores y a facilitar que Uruguay se transforme en un hub para la exportación de servicios", plantea López, quien agrega que todos estos aspectos, sumados al factor humano, "hacen que seamos muy competitivos como receptores de proyectos".

Por su parte, Antonio Carámbula, director ejecutivo de la agencia oficial Uruguay XXI, responsable de promover al país vecino entre inversores internacionales, señala a iProUP: "Venimos trabajando con políticas públicas, hicimos verdaderas revoluciones en infraestructura física y tecnológica y cambios profundos en la matriz energética. El objetivo de todo esto es ser cada vez más reconocidos como hub de negocios para operar hacia toda la región".

"La Ley de Fomento del Emprendedurismo es un avance más hacia la consolidación del ecosistema emprendedor que tenemos", completa.

También zonas francas

El gobierno uruguayo viene lanzando sucesivos planes de "seducción" para tentar a inversores a que radiquen sus operaciones en ese territorio. 

De hecho, en julio, una misión de Uruguay XXI se reunió con empresarios albicelestes para presentarles las ventajas impositivas y estructurales de las que pueden gozar en esa nación. "Actualmente, ya hay cerca de 300 empresas argentinas ya instaladas", asegura Carámbula. El stock que suman totaliza unos u$s5.300 millones.

"El 75% de esas firmas se dedican al comercio de bienes y el restante 25%, a los servicios. Los sectores más dinámicos coinciden con la visión general de la economía uruguaya: agronegocios, servicios globales y turismo, por mencionar algunos", apunta Carámbula.

De las casi 300, 120 se ubican en algunas de las 11 zonas francas uruguayas que ofrecen grandes incentivos fiscales, uno de los principales imanes para captar empresas.

Entre dichos incentivos se destacan:

- Exoneración del llamado Impuesto a la Renta a la Actividades Económicas (IRAE), del orden del 25%

- Exención del pago del Impuesto al Patrimonio (IP), que tiene una tasa de 1,5%

- Quita de impuestos por los dividendos pagados a accionistas domiciliados en el exterior

- Ventas y compras al exterior de bienes y servicios no gravadas por IVA

Tal como informara iProUP , entre las que tienen operaciones en tierras charrúas, además de Mercado Libre, se destaca el caso del gigante informático Globant. En servicios también figura Corporación América, que explota la concesión del aeropuerto de Carrasco.

Entre las industriales está Techint y, en lo que respecta a negocios vinculados con el rubro alimentos y bebidas, aparecen Grupo Cepas y Agroland, de Alejandro Bulgheroni, que tiene en el país vecino unas 4.300 hectáreas en las que desarrolla diversas unidades de negocios, como frutas secas, aceite de oliva y vinos.

En el terreno de los laboratorios figuran Biogénesis Bagó, Roemmers y Adium Pharma. A esta lista se acaba de añadir Eriochem, la primera firma argentina en comercializar un remedio genérico en el mercado estadounidense.

Esta Pyme, que tiene su sede principal en Entre Ríos, recién inauguró una planta de última generación en una zona franca uruguaya, con un alto nivel de robotización. Su objetivo es exportar el 100% de su producción.

"Los inversores valoran la estabilidad política, económica y jurídica del país. También valoran la disponibilidad de talento, el desarrollo de infraestructuras en materia tecnológica, el régimen de promoción de inversiones, y la solidez institucional del país", concluye Carámbula.

Te puede interesar

Revolución del trabajo

En primera persona

La economía de los servicios: el motor del desarrollo futuro

Empleo 4.0 Por Santiago Lamberti*
Recomendadas