Más artículos

Este emprendedor que creó un film para envolver valijas y hoy factura 5 millones de dólares

Este emprendedor que creó un film para envolver valijas y hoy factura 5 millones de dólares
Fullpack es un plástico más resistente y económico que se comercializa en aerolíneas internacionales, cadenas de supermercados y farmacias
26.12.2018 10.06hs Startups

Atila Taitelbaum es un piloto que decidió empezar una empresa dedicada a un público que crece continuamente: los viajeros. 

Para esto, comenzó por uno de los pasos previos a subir al avión, que es el envoltorio de las valijas. Así fue como el año pasado 2017 inició su negocio de comercialización de films plásticos con aplicadores que hoy vende a aerolíneas internacionales, cadenas de supermercados y farmacias.

Se trata de Fullpack, un producto de Fullpack que reemplaza a los envoltorios que se aplican en el aeropuerto y se consigue a partir de los $360.

"Vimos que el servicio que se brindaba in situ era muy caro y que los viajeros buscaban soluciones alternativas, y muchas veces recurrían al film de cocina o a bolsas de residuos", resume el emprendedor a La Nación.

Además de piloto es ingeniero, lo que lo ayudó en su emprendimiento: pensó un plástico más resistente y elástico. Buscó proveedores que lo fabricaran, invirtió u$s20.000 para su primera tanda y al producto final le añadió un mango aplicador, un marcador y etiquetas.

 

Además, los rollos vienen en seis colores distintos para que cada uno de los que los utilizan puedan identificar en forma más rápida su equipaje, otra de las finalidades que buscan quienes cubren sus valijas.

Actualmente está retirado de la aviación, y se dedica de lleno a su emprendimiento junto a su socia y esposa, Samanta Sarnacki. Tiene a su cargo cuatro empleados que lo ayudan a planear los próximos pasos de la empresa: este año lanzó una balanza para pesar las valijas, y este verano comenzará a comercializar bolsas de envasado al vacío para facilitar el armado del equipaje.

Fullpack tiene 250 clientes activos y más de 500 puntos de venta. Los rollos plásticos se comercializan en el free shop del aeroparque porteño, en la terminal de Buquebus, y también en cadenas de farmacias, supermercados del interior, casas de regaleros, marroquinerías y librerías. Y entre sus planes se incluye exportar los rollos a otros mercados como Uruguay, Paraguay y Colombia.

Este año facturará 5 millones de pesos, y en 2019 esperan duplicar sus ventas por la incorporación a su portafolio de nuevos productos pensados para viajeros.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Te puede interesar